Válvulas EGR

Las válvulas EGR (Exhaust Gas Recirculation) también conocidas como válvulas Recirculación de Gases de Escape son aquellos elementos del coche que se encargan de reintroducir el humo de la combustión del motor de vuelta en los cilindros con el objetivo de reducir las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx)

Nacen en los años 70 aunque no todos los coches disponían de estas válvulas, en Estados Unidos era donde más se utilizaban entonces debido al alto grado de contaminación. En Europa son obligatorias desde la instauración de la normativa Euro 2 en 1996.

¿Qué son las válvulas EGR?

La válvula EGR es la encargada de disminuir la temperatura de la cámara de combustión con la intención de reducir los óxidos de nitrógeno (NOx). Es justamente por eso por el que este elemento es uno de los que más atención se va a prestar en la ITV ya que va directamente relacionado con la contaminación y con el catalizador de gases de escape. Consigue reducir la temperatura al redirigir el gas de escape a los cilindros. Con este proceso se logra que entre menos aire con oxígeno, la explosión que se produce es menor y por lo tanto se generan menos gases tóxicos. La centralita o ECU es la responsable de analizar los datos recopilados del motor y hace que la válvula EGR se abra o se cierre. Si la válvula EGR se encuentra abierta en la cámara de combustión se mezclan los gases que han sido redirigidos con los gases frescos del colector de admisión. Cuando se produce ésto los gases de la admisión son menores de lo que lo estarían si la válvula estuviera cerrada, por lo que se produce menos calor, menos temperatura y por lo tanto menos óxido de nitrógeno (NOx) será expulsado.

¿Dónde se encuentran las válvulas EGR?

Las EGR se encuentran ubicadas entre el colector de admisión y el colector de escape, es decir es el elemento que los une. Gracias al colector de admisión es posible que parte de los gases de escape vuelvan a la cámara de combustión para volver a quemarse.

¿Qué pasa si falla la válvula EGR?

Si la válvula del vehículo no funciona puede provocar daños en otras partes del coche como en el cigüeñal o los cojinetes. Una válvula EGR dañada puede provenir de una obstrucción de carbonilla proveniente de la cámara de combustión. Ésto podremos verlo si cuando conducimos el coche expulsa gases muy nocivos que provocan daños en el motor, pérdida de potencia en el motor y ,a su vez, aumento considerable del consumo.

Algunos de los factores que pueden producir daños a la hora de funcionar las válvulas EGR son:

  • Conducir a bajas revoluciones 
  • Conducir en velocidades largas 

¿Cómo saber si hay que cambiar la válvula EGR?

Dado al flujo continuo de gases de escape, se acumulan en la válvula EGR carbonilla y otros residuos que pueden afectar a su funcionamiento. Algunas de las señales de que la válvula está rota son las siguientes:

  • Piloto encendido.
  • Motor más limitado.
  • Vehículo en modo de emergencia.
  • Humo denso y negro.

¿Cuánto cuesta reparar una válvula EGR?

Cuando las válvulas EGR fallan no suponen ningún peligro en cuanto a seguridad se refiere pero sí que puede perjudicar el motor de manera que su vida útil disminuya de manera considerable. La reparación de la válvula EGR es una avería muy común en los vehículos y a su vez no es la más asequible, ronda los 350 euros aproximadamente.

¿Cómo limpiar las válvulas?

Con un cuidado periódica y una buena limpieza obtenemos como resultado una mejor combustión, ya que se produce menos hollín o carbonilla y un menor consumo. Una gran cantidad de aceite en la admisión del coche formará una masa de carbonilla que lo taponará. Realizando una limpieza regular podemos evitar que esto suceda, si por lo contrario ya es tarde y la válvula queda obstruida, debemos cambiarla.

vender mi coche