Trócola

Cuando buscamos trócola por internet, la Real Academia Española nos ofrece una sola palabra: polea. Si nos centramos en la trócola como pieza de un vehículo, muchos la identifican como cualquiera de las poleas que se encuentran en el motor, como la del cigüeñal, que se encarga de mover el alternador, el compresor de aire acondicionado, etc. 

¿Qué es la trócola de un coche?

Como bien hemos adelantado, lingüísticamente hablando, la trócola no es más que una polea. Sin embargo, en el mundo de la automoción, este término realmente se emplea para referirse a la junta homocinética, encargada de unir los ejes que propulsan las ruedas motrices.

¿Realmente existe la junta de la trócola? 

La popularización de este término debe su origen a Juan Luis Cano y Guillermo Fesser, más conocidos como el dúo cómico Gomaespuma. En un anuncio grabado por este dúo y emitido durante las retransmisiones de partidos en la Cadena Ser, un mecánico le comunicaba a su cliente que se le había averiado “la junta de la trócola”, dando a entender que su reparación iba a ser muy costosa. A partir de este anuncio, es habitual escuchar a la gente usar este término para referirse con humor a averías caras o complejas. 

Si bien se ha asociado la trócola con diversos elementos del motor de un coche, existe uno que destaca sobre todos ellos: la junta homocinética. 

La junta homocinética es una pieza que funciona como elemento de unión entre dos ejes motrices. Esta junta permite transmitir el movimiento entre dos ejes sin llegar a perder velocidad angular. Otras piezas que pueden girar gracias a la acción de esta junta son el motor y la transmisión. Su conservación es de vital importancia, puesto que sin ella, el resto de partes no podrán girar al mismo tiempo. 

En coches convencionales, se encuentra situada entre el palier y las ruedas, y garantiza el movimiento flexible de las ruedas y que sigan girando a la misma velocidad. 

Tipos de juntas homocinéticas

Aunque todas cumplen exactamente la misma función, existe una amplia variedad de modelos de juntas homocinéticas: Spicer, Glaencer, Rzeppa, Thompson, Tracta o Tripoide, cardán y cardán doble. 

vender mi coche