Guardabarros

Un guardabarros es una pieza del vehículo que se encuentra alrededor de las ruedas y cuya función es proteger no solo las ruedas sino también el motor o la carrocería de todo tipo de elementos del medio que puedan causar daños como arena, piedras, barro…

¿Qué es un guardabarros?

Un guardabarros es una parte esencial y a la vez sencilla que conforma un coche, una moto e incluso una bicicleta. Estas piezas van situadas alrededor de las ruedas y su objetivo principal es evitar las salpicaduras de arena, piedras, barro, rocas u otro tipo de elementos y sustancias que pueda haber en la carretera, con el movimiento rotatorio de los neumáticos, tanto a nuestro vehículo como a otros e incluso a peatones. Estas piezas principalmente son curvas, de un material flexible y rodean todas las ruedas del vehículo. Dependiendo del tipo de coche a veces estas piezas se completan con unos faldones, esto es más característico de los todoterrenos o los SUV.

 

Funciones del guardabarros

Su principal función es la de proteger al vehículo de las salpicaduras tanto en los neumáticos, como en el motor o en la carrocería pero también otras de sus funciones es proteger al resto de coches de posibles golpes con elementos externos como rocas, arena, lodo y por último a los peatones ya que un golpe de este estilo podría causar daño. Por lo que podemos decir que su función es la de seguridad.

Tipos de guardabarros

Los guardabarros o guardafangos se pueden clasificar en tres grupos diferentes según su lugar de instalación, su tipo de construcción o su material.

Guardabarros según el lugar de instalación

  • Delanteros

  • Traseros

 

Guardabarros según el tipo de construcción

  • Universales: piezas válidas para todo tipo de coches. Normalmente son piezas que atraen a los consumidores por su coste ya que es más bajo que uno individual. Es muy difícil que un mismo guardabarros tanto para un todoterreno como para un coche pequeño.
  • Individuales: piezas específicas para un modelo o marca concreto. Tienen un coste mayor que las universales pero se caracterizan porque tanto su diseño como su forma encajan mejor y tiene una vida útil mayor.

 

Guardabarros según el material

  • Caucho: son los más económicos y accesibles. Son sencillos de fabricar y de instalar, a su vez son muy flexibles.
  • Plástico: éstos son muy resistentes al desgaste, duraderos e incluso más estéticos ya que disponen de colores.
  • Combinado: son aquellos que mezclan el caucho y el plástico. Éstos son los más duraderos. Soportan mejor los golpes, a los cambios de temperaturas y son muy flexibles.

Vida útil de un guardabarros

Para alargar la vida útil de un guardabarros lo primero será conocer qué tipo de uso le damos a nuestro vehículo ya que un coche que solo circule por zonas urbanas no estará expuesto al mismo nivel a este tipo de factores externos como todoterrenos o SUV que hagan otro tipo de rutas. La inversión en esta pieza también será determinante en su vida útil. Un guardabarros más sencillo y a su vez más económico puede resultar limitado ya que solo con los inviernos y las variaciones de temperatura se dañan.

Para su mantenimiento lavar con cuidado la zona de los neumáticos y los guardabarros, conducir suavemente en zonas de baches o protuberancias.

Una vez dañado, es necesario cambiarlo de inmediato ya que puede provocar daños en los vehículos que circulen detrás y, a su vez, en la parte inferior del vehículo.

vender mi coche