Capó

El capó es un elemento del coche que cubre el motor y tiene bisagras que permiten la entrada a este compartimento para su limpieza o reparación. Normalmente se cierra con un cerrojo y se abre desde delante hacia atrás en los coches de serie. Los pulverizadores, que se utilizan para limpiar el parabrisas del vehículo, se suelen incorporar en su diseño.

¿Qué es el capó?

El capó, también denominado cofre y adaptado del francés capot, es la cubierta que tapa los elementos internos del vehículo y tiene como finalidad principal proteger el motor del coche. Suelen abrirse desde la parrilla delantera hacia atrás, y se acciona gracias a unas bisagras, que permiten el acceso al interior. Si los resortes de estas bisagras no permiten que el capó se mantenga levantado, se recurre al uso de una varilla para sostenerlo.

Composición del capó

Aunque en el pasado se fabricaban principalmente con acero, actualmente empieza a predominar más el empleo de aluminio en su fabricación, siendo este un material más ligero y con un mayor nivel de protección frente a impactos. Se pueden llegar a emplear materiales aún más ligeros, como puede ser la fibra de vidrio o de carbono. 

¿Qué podemos encontrar bajo el capó?

Aunque hayamos dicho que el capó tiene como objetivo principal proteger el motor, bajo él se encuentran muchos otros elementos esenciales para el funcionamiento del coche y que han de ser revisados cada cierto tiempo.

Además de estos componentes también podemos encontrar el número de chasis (o número de bastidor), que cumple con la función de actuar como identificador del vehículo. Este número suele encontrarse grabado en varias piezas elementales, para que no pueda ser manipulado fácilmente.

vender mi coche
vender mi coche