Tacómetro

Un tacómetro, vulgarmente conocido también como cuentarrevoluciones, es un instrumento empleado para registrar la velocidad a la que gira el motor de un vehículo. Aunque se suelen encontrar en los automóviles, no todos los coches cuentan con un tacómetro incorporado.

¿Qué es el tacómetro?

En el mundo automovilístico, el tacómetro se encarga de medir la velocidad a la que rota o gira el eje de un motor, usando como unidad de medida las revoluciones por minuto (RPM). Si bien en su origen estos dispositivos realizaban la medición a través de la fuerza centrífuga, han evolucionado hasta la actualidad, que miden la fuerza lineal. 

Además de su uso en coches, este instrumento también se emplea en tractores, motos, barcos, locomotoras, aviones y helicópteros. 

Partes del tacómetro

Los modelos más elementales de tacómetros se encuentran compuestos por una serie de piezas:

  • Imán: su elemento principal. Realiza los marcajes a través de un campo magnético.
  • Muelle espiral o resorte: permite amortiguar la torsión.
  • Órgano de transmisión: su función es transmitir los datos obtenidos.
  • Tornillo sin fin: se encarga de comunicar el movimiento que hay entre los ejes.
  • Árbol de accionamiento: elemento de unión entre el sector de accionamiento del motor y el cambiador de tomas.
  • Anillos: aunque dispone de varios anillos, el más relevante es el arrastrado por el campo magnético del imán, que permite realizar el marcaje en la pantalla.
  • Pantalla: localizada en el salpicadero del coche, dispone la información recogida mediante unidades kilométricas.

¿Cómo funciona el tacómetro?

La medición de la velocidad del eje del motor se puede realizar a través de tres sistemas distintos:

  • Desde un generador: se emplea un generador, que se conecta al eje de transmisión del motor, y se encuentra presente en motores con sistemas de encendido. En realidad, trabaja más como voltímetro o medidor de tensión, atendiendo a las pulsaciones de tensión que se generan en el sistema de encendido.
  • Desde las chispas: no es el sistema más común, y se emplea principalmente en vehículos con motor de gasolina. Para realizar la medición, se fija en las chispas liberadas por los cilindros del motor. 
  • Desde un láser: de los más empleados hoy en día. No requiere tener contacto con el motor, puesto que usa una luz infrarroja que apuntará hacia el eje. 

Tipos de tacometro

Fijándonos en su funcionamiento, podemos clasificar los tacómetros en dos modalidades: 

  • Analógico o mecánico: cuenta con una aguja y un dial de interfaz. La velocidad se registra en un disco, denominado cuentakilómetros, y se refleja en la pantalla. 
  • Digital: es la versión más moderna. Dispone de una pantalla LED o LCD, así como con una memoria de almacenamiento, permitiendo que se realicen lecturas numéricas en vez de lecturas a través de cuadrantes y agujas. Son sistemas más precisos que sus antecesores.
vender mi coche