Salpicadero

El salpicadero de un coche no es más que el panel de control del vehículo, ubicado delante de los asientos del piloto y copiloto, y donde se encuentran toda la instrumentación.

¿Qué es el salpicadero de un coche?

El origen de este término se remonta, nada más y nada menos, que a los carros tirados por caballos. Por aquel entonces, bajo los pies del conductor se colocaba una tabla para evitar que este se ensuciara con el barro y el agua del camino, dando lugar a su nombre: salpicadero. 

A pesar de todo el proceso de evolución que han sufrido los vehículos hasta llegar a nuestros días, se ha conservado la denominación de salpicadero para la pieza que se encuentra posicionada delante de los asientos del piloto y copiloto, unido al tabique en el que se apoyan los pies y donde se encuentran los pedales. Actualmente, además de proteger al conductor de la suciedad de la carretera, los salpicaderos albergan elementos fundamentales para el funcionamiento del vehículo. tales como el volante y la instrumentación básica. Con la integración de sistemas de entretenimiento y de confort, todos estos elementos también se han ido incorporando poco a poco al salpicadero. 

¿Para qué sirve el salpicadero?

En la actualidad, además del volante, el salpicadero recoge todos los indicadores e instrumentación del coche, siendo cada vez más completo a medida que avanzan las nuevas tecnologías. Entre los elementos que podemos encontrar en el salpicadero, destacamos:

  • Los airbags, tanto del conductor como del copiloto.
  • El sistema de control de temperatura, ya sea aire acondicionado o calefacción.
  • El sistema de control de luces: antiniebla, de cruce, de gálibo, de posición… 
  • El indicador de velocidad.
  • El indicador del nivel de combustible.
  • El cuentakilómetros.
  • El tacómetro.
  • Los distintos testigos de la presión del aceite, la batería o el motor. 
  • El equipo de música.
  • El sistema de navegación.
  • Tomas de conexión a distintos dispositivos.
  • Compartimentos de almacenamiento y estantes. 

¿Cómo limpiar el salpicadero del coche?

Debido a la gran cantidad de elementos que se ubican en el salpicadero de todo vehículo, es importante mantener un nivel de limpieza adecuado. Limpiar esta parte del coche no es complicado, y se puede hacer siguiendo unos sencillos pasos.

En primer lugar, si hace mucho que no lo limpias, lo ideal sería pasar una aspiradora para retirar la suciedad más importante.

Tras eso, sería conveniente conocer los materiales de los que se compone tu salpicadero, para elegir el producto de limpieza más oportuno. 

Con un cubo de agua, jabón neutro u otro producto similar y un trapo. podrías empezar con la primera pasada.

Una vez has completado este paso, con un nuevo trapo humedecido podrías empezar a retirar los restos de jabón y con otro trapo, secarlo. 

La limpieza de las rejillas de ventilación puede resultar más complicada. En este caso, se recomienda usar un cepillo o brocha para acceder a todos los rincones. 

Finalmente, para conseguir un acabado perfecto, se puede aplicar un abrillantador. 

vender mi coche