Bastidor

El bastidor (también llamado chasis)  es el núcleo de nuestro vehículo. Hace referencia al esqueleto metálico que vertebra el coche y sustenta el resto de elementos. 

El bastidor se encarga de que tanto las suspensiones, el motor y el resto de elementos se asienten en su lugar sin sufrir tensiones que deterioren los componentes. Además, la estructura metálica tiene que absorber todos los esfuerzos.

Un buen bastidor debe de ser resistente, rígido y ligero.

¿Qué es el bastidor? 

El bastidor es la estructura metálica sobre la que se sostiene la totalidad de los elementos del vehículo, incluyendo entre otros el motor y la carrocería. Además de ejercer como esqueleto del coche, también ha de ser capaz de aguantar los esfuerzos, garantizando que los elementos se mantengan en su sitio.

La forma o diseño de cada bastidor viene determinado por el tipo de vehículo, ya que evidentemente un camión y un turismo no tendrán las mismas necesidades y características. 

Orígenes del bastidor

Los bastidores tal y como los conocemos en la actualidad han ido evolucionando desde su predecesor de madera hasta la estructura metálica que usamos hoy. Tras los bastidores más primitivos, fabricados en madera, llegaron los primeros modelos metálicos. Estos empleaban perfiles y tubos, todo ello de metal. Poco después empezaron a añadirse unas planchas metálicas, unidas con remaches. 

Sin embargo, los bastidores tradicionales han ido perdiendo popularidad a lo largo de los años, quedando casi limitados al uso en automóviles concretos como los todo terrenos puros. 

Características del bastidor 

Para poder cumplir correctamente con sus funciones, absorber todos los esfuerzos sin verse rápidamente deteriorado y garantizar su eficiencia, todo bastidor ha de cumplir con una serie de requisitos:

  • Han de ser muy resistentes a la fatiga, de modo que aguanten el paso de los años.
  • Deben contar con una gran rigidez, ya que es importante que soporten los esfuerzos.
  • Han de ser ligeros, para que el coche siga siendo ágil y no se pierda potencia. 
vender mi coche