Carburador

Un carburador es una pieza de los motores de gasolina que prepara la mezcla de aire y combustible en la proporción adecuada para una combustión óptima con el fin de maximizar la potencia y minimizar el consumo.

El coeficiente Lambda, que fija un valor para la combustión óptima en función del tipo de combustible, determina estas proporciones. Durante más de un siglo, esta función se confió al carburador, pero con la introducción del catalizador, la necesidad de una gran precisión se hizo tan crítica que este mecanismo convencional fue sustituido por el sistema de inyección.

¿Qué es el carburador?

El carburador es el elemento del motor encargado de proporcionar la combinación adecuada de aire y combustible para garantizar el funcionamiento del motor. Esta combinación variará, en función de la velocidad y condiciones de la conducción, y queda determinada por el factor Lambda. La combinación correcta permitirá aumentar la eficiencia del consumo. Entre sus funciones también se encuentra el almacenamiento del combustible, que nunca podrá superar el nivel del orificio de salida, también conocido como cuba. 

Se trata de un sistema que ha ido perdiendo importancia en las últimas décadas como consecuencia del auge de los motores de inyección, que han demostrado ser más precisos y eficientes, gastando menos gasolina y aportando mayor potencia a los vehículos.

Partes del carburador

La composición de los carburadores puede variar, en función de su complejidad o del propio fabricante o marca de automóvil. Sin embargo, existen tres piezas elementales que han de estar presentes en todos los modelos. 

  • La cuba: es el tanque o recipiente en el que se deposita la gasolina, que ha de permanecer a un nivel determinado y constante. Para garantizar este nivel de gasolina, este recipiente cuenta con un flotador que se encarga de abrir o cerrar el conducto que permite la entrada de gasolina, con ayuda de una válvula de aguja. 
  • El surtidor: cilindro estrecho y alargado que comunica la cuba con el conducto de aire, donde posteriormente se realizará la mezcla de aire y gasolina. Esta parte también se conoce como glicer, chiclé o chicler
  • El difusor: se trata del tubo por el que pasa el aire que irá destinado a realizar la mezcla. Gracias al “efecto venturi” que se genera en esta pieza, el carburante será aspirado para luego ser mezclado con el aire. 

Tipos de carburadores

Existen varias clasificaciones de carburadores, pudiendo realizarse esta por criterios como la forma de sus elementos o su disposición. Una de las clasificaciones más extensas, que recogería hasta 7 carburadores distintos, sería la siguiente: 

  • Carburador compensado.
  • Carburador de difusor variable.
  • Carburador de aspiración ascendente.
  • Carburador de calibre ensanchado. 
  • Carburador de diseño lateral. 
  • Carburador de tiro descendente.
  • Carburador presurizado. 
vender mi coche