Neumático

El neumático es una parte esencial de la rueda, ya que es la cubierta de caucho que entra en contacto con la carretera.  El comportamiento dinámico del coche depende en gran medida del estado de este.

Un buen neumático tiene que ser elástico, con una gran durabilidad y su comportamiento tiene que ser el correcto en terrenos secos y mojados.

¿Qué es un neumático?

El neumático es la pieza de caucho que envuelve la llanta de metal, conformando la rueda de todo coche. En él se encuentra la banda de rodadura, que es el único punto de contacto del vehículo con el pavimento. Los materiales que lo componen han de permitir un contacto óptimo con la carretera.

Su denominación puede cambiar en función del país, siendo también conocido como cubierta, caucho o goma.

Partes del neumático

Los elementos que conforman el neumático son:

  • Talón: adhiere el neumático a la llanta.
  • Carcasa: estructura que refuerza todo el neumático. Absorbe todos los impactos.
  • Aislamiento interior: garantiza el aislamiento del aire del neumático.
  • Protector: localizada entre la banda de rodadura y la carcasa, se encarga de proteger a esta última.
  • Banda de rodadura: es el único punto de contacto entre el vehículo y la carretera.
  • Flanco: es la parte lateral, encargada de absorber las imperfecciones de la superficie.
  • Hombro: disipa el calentamiento que sufre el neumático con su uso.

Funciones de los neumáticos

Además de garantizar la adherencia con el asfalto, los neumáticos cumplen múltiples funciones esenciales para la conducción del vehículo. 

  • Ha de permitir el arranque y frenado del automóvil. 
  • Tienen que soportar el peso del vehículo y soportar los impactos de la carretera. 
  • Influyen en la estética del coche.
  • Confieren sensación de seguridad y comodidad, tanto al conductor como al resto de pasajeros.
  • La estabilidad del vehículo depende de los neumáticos. 

Tipos de neumáticos

Si nos fijamos en la construcción de los neumáticos para clasificarlos, podemos encontrar tres tipos:

  • Radiales: son los más habituales en la actualidad. Las capas usadas en su fabricación se disponen en línea recta, proporcionando rigidez y estabilidad. 
  • Diagonales: las capas se encuentran dispuestas de manera diagonal, una sobre otra.
  • Autoportantes: habitual en coches deportivos, las capas se disponen en línea recta, incluso en los flancos. 

Además de esta clasificación, también es posible diferenciar distintas modalidades de neumáticos en función de otros criterios. Ejemplo de ello sería la estacionalidad, dando lugar a neumáticos de invierno, de verano o para todo el año. Si nos fijamos en el vehículo al que va destinado el neumático, podemos encontrarnos con neumáticos para coches de pasajeros, light truck, todoterreno (o 4x4), high terrain o mud terrain.

 

vender mi coche