X

Calcula tu cuota de renting Idonea

Balanceo

El balanceo es una técnica que consiste en ajustar los pesos del neumático y de la llanta para garantizar un equilibrio adecuado entre ellos. En pocas palabras, es el servicio de dividir el peso por igual entre los neumáticos y las llantas. Si no se hace el malabarismo, se corre el riesgo de desperdiciar miles de kilómetros de vida útil.

Hay dos tipos de balanceo: el balanceo estático y el balanceo dinámico. En el primer caso se montan pequeñas pesas en la llanta para mantener esa estabilización, mientras que en el segundo se tiene en cuenta el peso del neumático para hacer el cambio necesario. Cuando el volante de tu coche empiece a vibrar o a hacer ruidos al ir a cierta velocidad, sabrás que ha llegado el momento de balancear los neumáticos.