Fap de un coche

Los filtros de partículas son unos componentes que llevan muchos automóviles, sobre todo coches diésel, especialmente cuando trabajan en frío.

Estos coches almacenan hollín producido por la combustión y cuando el filtro antipartículas se satura, deja de funcionar y aparece una avería en el cuadro.

¿Qué es el fap en un vehículo?

El filtro de partículas o FAP, es un filtro que se forma en el catalizador del coche y su objetivo es atrapar hollín que aparece durante la combustión. Por este proceso, el componente puede reducir las emisiones y humos, protegiendo el medio ambiente. Un filtro de partículas en correcto funcionamiento puede reducir hasta un 99% de partículas contaminantes que se emiten al exterior.

La mayoría de vehículos con motor diésel incluyen un filtro de partículas y muchos vehículos a gasolina empiezan a añadirlos para cumplir las nuevas normativas de emisiones.

 

¿Cómo funciona el FAP?

Existen diferentes tipos de filtros FAP, pero su funcionamiento general es el mismo.

  • Los gases de escape atraviesan un sistema de filtrado que se encuentra en el escape, y que se encarga de retener las partículas sólidas que son peligrosas para la salud.
  • Cuando la cantidad de partículas retenidas en el filtro llega a un nivel elevado, el sensor de presión avisa a la ECU del coche para activar el proceso.

 

¿En qué consiste la regeneración del filtro de partículas?

Este tipo de filtros están diseñados para que una vez llenos de hollín, puedan regenerarse para volver a funcionar con total normalidad. Este proceso se llama regeneración del FAP y tiene dos tipos:

Regeneración automática del filtro de partículas

Cuando el coche circula por carretera,  la regeneración del FAP ocurre de forma automática. El FAP puede saturarse en 1000 o 1500 km, pero se satura mucho antes si solo se usa en trayectos cortos de ciudad. Por ello es importante sacarlo a carretera de vez en cuando.

Una vez que el FAP está saturado, la gestión electrónica aumenta la temperatura para quemar todas esas partículas o para inyectar combustible para realizar el quemado de hollín. Al apagar el coche puede que se escuchen más los ventiladores del coche.

Regeneración manual del filtro de partículas

La mayoría de vehículos están programados para hacerlo de manera automática, aunque hay excepciones. Tras 15 minutos de trayecto, si el motor no puede hacerlo de manera automática, aparecerá un testigo de avería.

Una buena manera de realizar la regeneración manual, es circular por autovías de manera que se revolucione el vehículo, como las 3000rpm;la temperatura aumenta y el FAP puede reconstruirse.

Como saber si el filtro de partículas falla

Cuando el FAP falla, aparece un piloto en el vehículo o si no se puede notar una pérdida de potencia. El proceso de regeneración deja residuos en el filtro que terminan tapando sus paredes.

  • Lo primero que se percibe si empieza a saturarse es que se desactiva el sistema ‘’Start&Stop’’. La centralita del coche lo realiza para intentar aumentar su temperatura.
  • También se puede percibir si al apagar el motor los ventiladores siguen girando. Esto es debido a que el motor había empezado ya a sobrecalentar los gases de escape.
  • Por último, se notará que el vehículo pierde potencia.

¿Qué hacer para evitar que el FAP se sature?

Pautas para que el filtro de partículas no se sature en coches diésel: 

  • No usar el coche diésel para trayectos cortos. El motor genera mucho hollín cuando está frío y satura el FAP.
  • No llevar el motor demasiado bajo de revoluciones.
  • Si al apagar el coche la aguja de las revoluciones sube y el motor ruge, dejar el coche 5 minutos encendido ya que está regenerando. Cortar ese proceso es perjudicial para el automóvil ya que se corta la regeneración.
  • Ocasionalmente, sacar el coche por autovía y revolucionarlo.

¿Cómo alargar la vida del filtro de partículas?

No llenar el depósito a tope y comprobar el nivel del aceite son dos de las cosas más sencillas que pueden realizarse, pero hay otras muchas que ayudarán:

  • Respeta el mantenimiento del coche. Seguir el plan de mantenimiento que indique el fabricante.
  • Evitar los trayectos cortos.
  • Salir a carretera para poder revolucionar el coche. Circular sólo por ciudad provoca que el filtro acumule demasiadas partículas. Es recomendable sacar el coche a autovía cada 800-900 kilómetros a más de 3.00rpm.
  • De vez en cuando realizar una limpieza del filtro.
vender mi coche