Ciclo Miller

El ciclo Miller es un ciclo termodinámico, presente en motores de combustión interna, que busca aprovechar la energía producida por la combustión interna del cilindro. 

¿Qué es el motor de ciclo Miller? 

Patentada por el ingeniero Ralph Miller, el motor de ciclo Miller surge como una variante del motor Otto, presentando un cilindro de mayor tamaño. El ciclo Miller es un proceso de combustión aplicado a motores de combustión interna de cuatro tiempos. 

Inicialmente, su uso se limitaba a embarcaciones y plantas generadoras de energía. Sin embargo, tras la adaptación que realizó Mazda para introducirlo en su sedán Millenia, pasó a convertirse en un motor para vehículos. 

Diferencias entre el ciclo Otto y el ciclo Miller

Además de contar con un cilindro más grande que el ciclo Otto, existen otras diferencias significativas entre estos dos motores. El compresor mecánico del ciclo Miller le permite aumentar la relación de compresión, modificando además los tiempos de apertura y cierre de la válvula de escape. Asimismo, se añade un intercooler en la admisión. 

Partes de un motor de ciclo Miller

Para que el ciclo Miller pueda funcionar de manera óptima, requiere de una serie de elementos básicos:

  • Cilindro: alberga el pistón.
  • Pistón: se desliza dentro del cilindro, comprimiendo la mezcla de aire y combustible.
  • Biela: eje que une el pistón con el cigüeñal.
  • Cigüeñal: transforma el movimiento alternativo del pistón en movimiento circular.
  • Levas: se encarga de la apertura y cierre de las válvulas. 
  • Válvulas: tras recibir el aire y combustible empleado, se encarga de expulsar los gases producidos en la combustión.
  • Bujía: suministra la chispa de encendido que prende el carburante. 

Fases del ciclo Miller

Antes de llegar a la combustión, se han de producir las siguientes fases: 

  • Admisión: la válvula de admisión permite el paso del aire limpio hasta el motor. 
  • Compresión: la válvula de admisión permanece parcialmente abierta, permitiendo un menor consumo de combustible.
  • Combustión: una vez la bujía genera la chispa de encendido, las válvulas se cierran y el pistón acciona el cigüeñal.
  • Escape: los gases resultantes son expulsados a través de la válvula de escape. 

Ventajas e inconvenientes del ciclo Miller 

El ciclo Miller permite alcanzar un nivel de eficiencia mayor que los ciclos Otto y Atkinson. Esto se debe a que, al reducir la compresión, el consumo de combustible también se ve reducido. Sin embargo, como consecuencia, la potencia del coche también se ve afectada, reduciéndose. 

vender mi coche