Analizador de gases de escape

Analizador de gases de escape

El analizador de gases de escape es una herramienta para medir la cantidad de elementos químicos que se expulsan por el tubo de escape de un automóvil y así averiguar los principales problemas del motor.

¿Qué es un analizador de gases de escape?

Los gases que expulsa un coche a través del tubo de escape son estudiados a través del analizador de gases y gracias a ello se pueden averiguar los diferentes problemas que tiene un vehículo.

Otra ventaja de este medidor, es la de controlar la emisión al aire de los gases.

El monóxido de carbono y el óxido de nitrógeno son gases considerados perjudiciales que se analizan con esta herramienta.

 

¿Qué podemos medir con un analizador de gases?

Los medidores de gases se utilizan para averiguar fugas en el sistema de escape del coche y para medir las emisiones de gases. El analizador es utilizado para ver de manera rápida cual es el problema del motor.
Este analizador puede medir el monóxido de carbono, el dióxido de carbono, la medición por infrarrojos de HC, los hidrocarburos del combustible y el oxígeno.

 

¿Cómo funciona el medidor de gases de escape?

Un analizador de gases, mezcla una cantidad determinada de gases y pasa por una substancia que al reaccionar se activa y cambia de color.

Si el análisis es correcto, permite saber si el vehículo está entre los parámetros de emisión correctos para poder circular y para aprobar la ITV.

 

¿Qué problemas detecta el analizador de gases?

  • El analizador de gases de escape nos ayuda a detectar diferentes problemas del coche:
  • fallos en la combustión
  • fallos en el encendido
  • riqueza o pobreza de la mezcla
  • control de emisiones de los vehículos (para poder superar la ITV)

 

¿Qué gases se pueden medir con un analizador de gases?

  • monóxido de carbono (CO)
  • dióxido de carbono (CO2)
  • infrarrojos de HC
  • hidrocarburos dependientes del combustible
  • oxígeno (O2)

Tipos de analizador de gases

  • Analizador de gas portátil
  • Analizador de gas continuo
  • Analizadores de última generación

Cómo evitar una ITV desfavorable por gases de escape

La prueba de emisión de gases en la ITV del coche es mucho más exigente en los últimos años por lo que se debe acudir a la cita lo mejor preparado posible para obtener un resultado favorable y no tener que volver a repetirla.

Es aconsejable poner el vehículo a punto antes de la inspección técnica, pero hay que tener mucho cuidado ya que algunos de los métodos no son los más adecuados.

La recomendación más habitual de cara a la cita técnica del automóvil, es revolucionarlo unos 30-40 km o durante unos 30 minutos antes de acudir a la revisión. Conducir con marchas cortas para que este se revolucione y a ser posible, dar acelerones para ayudar a eliminar el hollín que se acumula en el tubo de escape.

Gracias a ello se limpiará el tubo de escape y el motor y se eliminará la posible carbonilla que suele quedarse en esos lugares.

 

Consejos para una prueba favorable en la ITV

  • Utilizar aditivos para bajar la emisión de carbono del coche
  • Cambio de aceite 
  • Cambio del filtro del aire al motor si este está en malas condiciones
  • Comprobar la presión de los neumáticos
  • Usar el aire acondicionado de forma correcta
  • Recortar el tiempo de funcionamiento a ralentí; el funcionamiento a ralentí utiliza más combustible que volver a encender el coche
  • Conducir suavemente, sin acelerones ni frenazos
  • Cuidar la aerodinámica del vehículo; no llevar vacas o cofres si no se van a utilizar
vender mi coche