Fiacre

 

Este término hace referencia a un carruaje, carricoche, carroza… Puede ser de alquiler u otro empleo en particular. Se empleaba en la antigüedad en Francia y se compone de cuatro ruedas con capacidad de dos o tres pasajeros.

¿Qué es un fiacre?

El fiacre es un antiguo vehículo tirado por caballos que se utiliza para el transporte de pasajeros, equipado con cuatro ruedas y suspensiones. Cabina podría ser otro nombre utilizado para hacer referencia a fiacre. 

Existen dos tipos de carruaje:

  • La cabina de invierno, cerrada, sería compatible con un coupé.
  • La cabina de verano, abierta, haría referencia a un descapotable.

¿Para qué sirven los taxis parisinos?

Utilizados principalmente en Francia a comienzos de siglo para designar los coches de servicio público. En general se trataba de coches con plaza de conductor sin cubierta y capaces de transportar sólo 2 pasajeros en su cabina posterior cerrada. 

La palabra fiacre fue sustituida por el de ‘’coupé de ville’’, es decir, coche de ciudad, con carrocería cerrada y abierta en la parte delantera para dejar al descubierto el asiento del conductor.

Su origen se sitúa a la mitad del siglo XVII, cuando hicieron su aparición en París las primeras carrozas para servicios en plaza, preparadas para transportar parisienses al santuario de San Fiacre de Brie. Eran de 4 ruedas, descubiertas, con la posibilidad de cubrir con una capota de fuelle el banco trasero en días soleados o de lluvía.

En Gran Bretaña el mismo tipo de carroza se denominaba mylord y victoria.

Historia del fiacre

En 1645, Nicholas Sauvage, constructor de carruajes, decidió establecer un negocio en París de alquiler de caballos y carruajes por horas. Se instaló en el Hôtel de Saint Fiacre y alquiló sus carruajes. La idea de Sauvage se convirtió en el primer sistema de transporte público de la ciudad. Estos carros se pusieron en servicio en 1662, pero 15 años después desaparecieron de las calles de París, a causa del incremento del coste de las tarifas.

En 1855, Napoléon III comenzó un control monopólico de los fiacres de París a través de la ‘’Compagnie Impériale des Voitures à Paris’’ que en 1860 trabajaba con 3.830 fiacres y 8.000 caballos. Los conductores de Fiacre ganaban unos tres francos al día, más dos francos de propinas. Seis años después, la CIV perdió su estatus de monopolio y se convirtió en una Sociedad anónima.

vender mi coche