Descapotable

Un coche descapotable es un vehículo que tiene una carrocería que se caracteriza por tener un techo practicable, es decir, que se pueda guardar y poner.

Estos vehículos también son conocidos como: convertibles, cabrio o spider.

¿Qué es un descapotable?

Un coche descapotable es todo aquel vehículo que cuenta con un techo no fijo, pudiendo plegarse, recogerse o incluso quitarse para guardarlo en el maletero. Para que esto sea posible, el techo ha de ser fabricado con materiales maleables como el vinilo, la tela, el plástico o algún material metálico. 

Además de su techo practicable, otra de las características distintivas de este tipo de vehículo son sus dos únicas puertas laterales en la gran mayoría de los modelos. Este rasgo, más allá de ser un capricho de su diseño, se da como requerimiento estructural. 

Tipos de descapotables

Aunque existen distintas clasificaciones de vehículos descapotables, algunas más amplias que otras, vamos a centrarnos en los tipos generales que podemos encontrarnos en función de las características de su techo. 

  • Descapotable con techo textil: fabricado con materiales de características flexibles y textiles, solían predominar los techos de lona de algodón impermeable. 
  • Descapotable con techo rígido desmontable: son techos más resistentes y duraderos, así como con mayor capacidad de insonorización. Se caracterizan por poder desmontarse para ser guardados en el maletero. 
  • Descapotable con techo retráctil: cuentan con techo ajustable, siendo más controlables. Su principal desventaja es su precio, ya que tienden a costar más.

Ventajas de los descapotables

La decisión de comprar un coche descapotable no suele ir ligada a su funcionalidad, sino a razones estéticas, gustos y estilo de vida. Los conductores de este tipo de vehículos buscan esa sensación de libertad que solo puede darte conducir un coche de estas características.

Uno de los alicientes más habituales para comprar un descapotable es la sensación de exclusividad que aporta a su propietario, ya que se trata de un vehículo que no todo el mundo se puede permitir. 

Inconvenientes de los descapotables

Entre los inconvenientes derivados de manejar un descapotable, podemos encontrar el limitado espacio que queda en el maletero debido a los requerimientos de su diseño. Esto se debe a que parte del espacio que en otros vehículos se destina al maletero, en estos casos se reservan para guardar el techo. 

El número de plazas del automóvil es otra de sus desventajas. Aunque existen descapotables con cuatro plazas, no es raro encontrarlos con capacidad para transportar únicamente a dos pasajeros. En la actualidad es imposible encontrar un descapotable de cinco plazas. 

En cuanto a seguridad y aislamiento, los descapotables aún tienen mucho que mejorar. Son blancos más fáciles si alguien quiere robarte, puesto que un techo de materiales como la tela no garantizan la mejor protección contra ladrones. Además, eres más vulnerable a factores externos como el clima y la contaminación. 

vender mi coche