X

Calcula tu
cuota de renting

Derivado de turismo

Un vehículo derivado de un turismo es, por norma general es el mismo tipo de vehículo con las mismas características y cuya finalidad es principalmente el transporte y carga de mercancías. Solo cuenta con una fila de asientos y las ventanillas de la parte trasera están omitidas, de tal modo que se puede aprovechar el espacio al máximo y por lo tanto las dimensiones del maletero aumenta, permitiendo de ese modo aumentar la carga del vehículo en cuestión y poder transportar mayor carga tanto en peso como en volumen que con respecto a un turismo convencional.

¿Qué es un vehículo derivado de turismo?

El derivado de turismo es el vehículo posterior a los vehículos industriales, suele ser la mejor opción para todas aquellas personas y profesionales cuya actividad principal no se extienda mucho más lejos de los pequeños transportes localizados y sobre todo a pequeña o mediana escala, ya que debido a las inferiores dimensiones del vehículo no se puede exceder tanto en carga.

Este tipo de vehículos juega un gran papel en todo tipo de empresas, ya que son de reducido tamaño y permiten almacenar y cargar mucha cantidad con respecto al tamaño que tienen este tipo de vehículos, de este modo muchas compañías lo utilizan, sobre todo este tipo de vehículos son muy utilizados en ciudades para realizar cargas y descargas de materiales en las zonas en las que es difícil realizar una parada e incluso aparcar, por ello como hemos comentado las empresas optan por ellos, siendo así una muy buena opción.

Este tipo de vehículos no requieren de un permiso de conducir especial, únicamente hemos de tener el carnet de conducir tipo B para poder pilotarlos.

Derivado de turismo: características

Límite de velocidad

Es cierto que es un vehículo muy similar al turismo, pero en cuanto a las leyes de tráfico no les afectan las mismas, como es el ejemplo del límite de velocidad. Estos vehículos tienen la obligación de circular por autopistas y autovías a una velocidad  máxima de 100 kilómetros por hora y por carreteras nacionales a una velocidad máxima de 90 kilómetros por hora, además si el transporte que está realizando el vehículo es de mercancías peligrosas su límite de velocidad se verá reducido hasta los 80 kilómetros por hora no pudiendo rebasar dicho límite en ninguna de las vías anteriormente mencionadas.

ITV

Este es un tema que llama mucho la atención y es que a pesar de ser los vehículos más parecidos a un turismo convencional,  en el caso de los derivados de turismo, el plazo para pasar la itv es mucho más restrictivo y por ello conlleva en ocasiones más dificultades. En el caso de un turismo convencional el plazo para pasar la primera itv es  los 4 años desde su primera matriculación, en el caso de los derivados de turismo es a los dos años de haberlo matriculado por primera vez y a partir de ese momento cada dos años hasta que cumpla 6, pasado ese plazo de tiempo a partir de los 6 año de antigüedad se pasaría una vez al año y pasados los 10 años se pasará cada 6 meses.

Seguridad

Todos aquellos sistemas de seguridad que poseen los derivados del turismo son inferiores a los que puede llevar un turismo convencional, ya que se piensa que no deben de llevar las misma comodidades un vehículo destinado realizar tareas laborales como la carga y la descarga como un vehículo destinado al transporte generalmente de personas, ocurre como es en el caso de la estabilidad del vehículo, si bien es cierto que las suspensiones en mucha ocasiones vienen reforzadas para poder soportar la carga a la que va a ser sometido este vehículo, en cuanto a la estabilidad en la conducción se ve reducida y mermada, pero por otro lado como estos vehículos no pueden circular a la misma velocidad que el reto, la estabilidad que necesitan también es menor, por lo que no les afecta demasiado y pueden circular con total seguridad, si bien es cierto que en tramos de curvas debe llevar mucho más cuidado que otro vehículo ya que puede verse comprometido.