Tracción

La Real Academia Española define la tracción como la acción o el efecto de tirar de algo con el fin de moverlo o arrastrarlo. Si llevamos esta definición más al mundo del motor, hablamos de tracción cuando nos referimos al sistema mecánico que aplica la potencia del motor a las ruedas de los vehículos. 

¿Qué es la tracción de un coche?

Para poder circular, un coche necesita que sus ruedas reciban la energía necesaria para que puedan empezar a moverse. La tracción de un coche no es más que el mecanismo encargado de transmitir esta fuerza desde el motor, que es donde se genera, hasta algunas o todas las ruedas. 

Tipos de tracción

Dependiendo de cuántas ruedas del vehículo reciban la fuerza del motor, y además cuáles de ellas la reciban, podemos distinguir hasta tres tipos principales de tracción. Si el coche cuenta únicamente con dos ruedas motrices, nos encontraremos ante un 4x2 (tracción delantera o trasera). Si, por el contrario, todas las ruedas reciben la tracción, nos encontraríamos ante un 4x4 (tracción total).

Tracción delantera

Es la tracción más sencilla y por tanto, la más habitual. Está presente en los coches cuyo eje motriz es el delantero, coincidiendo con el eje directriz, y predomina sobre todo en modelos SUV.

El control de estos vehículos es sencillo y ágil, y su consumo de combustible es menor. Sin embargo, dadas sus características, resulta habitual que sus neumáticos delanteros sufran un mayor desgaste. También aumentan las posibilidades de sufrir un subviraje.

Tracción trasera

El eje motriz pasa a las ruedas traseras del vehículo. Se usa frecuentemente en coches deportivos, ya que permite un mejor agarre al asfalto y cuenta con mayores cilindradas

Ofrece una conducción ágil, siendo especialmente delicado a la hora de tomar curvas. Su mayor problema es su tendencia al sobreviraje, por lo que este tipo de tracción se recomienda a conductores más experimentados. 

Tracción total 

Es la tracción más compleja. Al convertir sus cuatro ruedas en motrices, permite disfrutar de un mayor agarre al suelo, convirtiéndo el vehículo en apto para circular por casi cualquier tipo de terreno. Sin embargo, cuenta con algunas desventajas. Su manejo no es tan sencillo y ágil como en los casos anteriores, cuenta con una frenada menos eficiente y el peso de este tipo de vehículos tiende a ser superior, aumentando su consumo de combustible. 

Cuál es mejor, ¿tracción delantera o tracción trasera?

Aunque ambas tracciones cuentan con sus ventajas y desventajas, si nos centramos en el uso que se le va a dar al vehículo, puede resultar más conveniente decantarse por uno u otro tipo de tracción. 

Si lo que buscas es un coche para el día a día, sin necesidad de alcanzar altas velocidades, y valoras la comodidad y la eficiencia, la tracción delantera puede ser la más recomendable. Si por el contrario esperas darle un uso más deportivo, divertido y natural, no dudes en decantarte por vehículos de tracción trasera. 

vender mi coche