Ángulo camber

El ángulo de caída o camber de ruedas es el ángulo de inclinación de las ruedas respecto al eje vertical del coche. En un eje de 90º imaginario en el suelo que cruza la rueda la inclinación que tenga la rueda respecto al eje corresponde al ángulo camber.

¿Qué es el ángulo camber?

La suspensión es un elemento indispensable de la conducción a la hora de maximizar el rendimiento y la potencia de vehículo, dentro de ésta el camber es uno de los parámetros más importantes.

Existen muchas circunstancias que pueden modificar el rendimiento de los neumáticos del coche, como el material, la presión… Las ruedas del coche son una parte esencial del vehículo ya que son las que están directamente en contacto con el asfalto.

En el mundo de la competición el ángulo camber es un parámetro más importante pero en los coches de uso regular, de calle también es un término relevante.

Se conoce al ángulo camber o ángulo de caída de los neumáticos al ángulo que se forma entre la llanta con el eje vertical trazado desde el suelo.

¿Cuál es el camber correcto?

Los neumáticos en un ángulo diferente al perpendicular se van a desgastar a un ritmo desigual. En general el ángulo de caída del coche o ángulo camber va a depender de la altura del vehículo. Excepto en los coches de competición, en éstos el ángulo es mucho mayor que en un coche de calle, presentan inclinaciones mucho más agresivas.

Para saber si el coche presenta una mala alineación camber es tan sencillo como comprobar el desgaste de los neumáticos, si éstos presentan un desgaste irregular es porque la inclinación de las ruedas es desigual. 

Tipos de camber

Existen diferentes tipos de ángulo camber dependiendo de la inclinación de los neumáticos. Podemos distinguir 3 tipos:

Ángulo camber positivo

En el camber positivo las ruedas del coche están inclinadas hacia dentro de la carrocería respecto al eje vertical. En línea recta los neumáticos apoyan principalmente la banda exterior, por lo que se desgastan más en esta zona. En las curvas el ángulo se amplía y la tracción disminuye.

Ángulo camber negativo

En el camber negativo obtenemos el efecto contrario, las ruedas del coche están inclinadas hacia el exterior de la carrocería respecto al eje vertical. Este ángulo permite menos contacto del neumático con el asfalto en línea recta, pero en las curvas se produce un efecto diferente al positivo ya que el ángulo negativo se compensa y esto supone una mayor tracción.

Ángulo camber neutro o ángulo cero

En el camber neutro supone que las ruedas estén alineadas perfectamente respecto al eje vertical, lo que produce un contacto máximo de los neumáticos. Esto supone mayor tracción, buena frenada y un desgaste regular de los neumáticos. 



 

vender mi coche