X

Calcula tu
cuota de renting

Ángulo muerto

El ángulo muerto es la zona del vehículo que el conductor no puede ver con claridad de manera directa o a través de un retrovisor.

Al ángulo muerto también se le puede llamar punto ciego o zona oscura

¿Qué es el ángulo muerto?

Un ángulo muerto es una zona circundante al coche que no es posible visualizar mediante los espejos retrovisores, ni con los laterales ni con el interior.

Los ángulos muertos son mayores cuanto más grande es el vehículo y cuanto peor estén ajustados los retrovisores a la visión del conductor.

¿Cómo evitar los ángulos muertos?

Para controlar y evitar estos puntos ciegos, lo primero de todo es saber dónde se encuentran los ángulos muertos de nuestro vehículo.

En un coche o turismo convencional, los ángulos muertos son especialmente relevantes en los laterales a consecuencia del Pilar A (a ambos lados de la luna delantera), el Pilar B (separación entre puertas) y el Pilar C (separación entre habitáculo y maletero).

Existen diversas formas de eliminar o reducir los ángulos muertos:

  1. Ajustar los retrovisores correctamente
  2. Girar la cabeza o adelantar el cuerpo
  3. Señalizar con suficiente antelación
  4. Evitar situarse en el ángulo muerto de otro vehículo
  5. Utilizar un sensor o detector de ángulo muerto

¿Cómo funciona el detector de ángulo muerto?

Existen diferentes modelos de detectores de ángulos muertos en el mercado.

Uno de los más habituales consta de un dispositivo que está formado por unas cámaras colocadas en cada uno de los retrovisores del vehículo. Estas cámaras realizan 30 fotografías por segundo y son comparadas entre sí, detectando la intrusión de un vehículo en la zona de ángulo muerto y avisando al conductor con una luz.