Servofreno

 

Dependiendo de si el vehículo es automático o no, los coches tienen diferentes pedales. Todos los coches cuentan con freno y acelerador y a veces con embrague

El servofreno es una parte fundamental del frenado del vehículo, ya que facilita accionar el pedal de freno sin ejercer apenas ningún esfuerzo. Sin el servofreno, la fuerza que se tendría que dedicar al freno sería mucho mayor.

¿Qúe es el servofreno?

Con un toque suave con el pie se puede frenar el coche, aunque vaya a una gran velocidad. Esto se debe a que el pedal está conectado a un sistema que permite que se pueda detener el vehículo empleando muy poca fuerza.

Dentro de este conjunto que componen el sistema de frenado, se encuentra el servofreno. Es el encargado de determinar la fuerza que se debe aplicar al pedal del freno cuando haya que utilizarlo. Dependiendo del modelo o la antigüedad del vehículo, se necesitará más o menos presión en el pedal de frenado.

¿Dónde se encuentra el servofreno?

Para ver el servofreno se necesita abrir el capó del coche. Una vez abierto, se puede apreciar delante del volante y detrás del bote del líquido de frenos. Ahí está acoplada la bomba que genera la presión sobre las pinzas de freno. Se trata de una carcasa negra de forma redondeada.

¿Para qué sirve?

El servofreno es una parte esencial del automóvil y funciona ante dos efectos; la fuerza hidráulica y el efecto palanca.

  •  La ley de la palanca, indica que con una distancia suficiente entre un objeto y otro y un punto de apoyo se puede mover gran peso aplicando poca fuerza. Este principio se aplica en el servofreno y de esto depende que al pisar el pedal se emplee más o menos fuerza; cuanto mayor sea la distancia entre el pedal y lo que se quiere inmovilizar, menos será la fuerza que se deba ejercer.
  • La fuerza hidráulica transmite la presión exacta para detener el coche.

 Los dos efectos combinados por la acción del servofreno hacen que la fuerza ejercida sobre el conductor en el pedal del freno se multiplique y se reduzca el tiempo de frenado.

¿Cómo funciona?

El servofreno es un sistema que funciona mediante el vacío generado en el colector de admisión del motor del vehículo. 

Para conseguirlo cuenta con un pistón situado detrás del pedal de freno, dos cámaras, una válvula y un émbolo, todo está cubierto por una carcasa y además se encuentran unos muelles que permiten el movimiento del pedal.

Dentro del servofreno hay dos cámaras; una de presión variable que se encuentra al principio y otra de presión constante, ambas separadas por un diafragma que tapona el conducto que las une:

La cámara de presión variable se encuentra a presión atmosférica y la cámara de presión siempre se encuentra generando vacío.

  • Cuando se presiona el pedal del freno, los muelles hacen que un émbolo comience a circular por la cámara de presión variable, haciendo que la presión atmosférica disminuya.
  • Será enviada a través de un vástago colocado sobre el émbolo, directamente a los discos de freno para que disminuya su velocidad o se detenga. La fuerza ejercida sobre los frenos aumentará cuanto mayor sea la comunicación entre ambas cámaras.
  • Cuando se produce este proceso, se consigue la fuerza adecuada.
  • La válvula anti-retorno se coloca delante del servofreno para conseguir que el vacío no desaparezca. 

Síntomas de que el servofreno está fallando

Si el servofreno falla, se notará lo siguiente:

  • El pedal se endurece y se pone muy rígido
  • Al coche le cuesta más frenar
  • La distancia de frenado es mayor
vender mi coche