ISOFIX

Isofix es un sistema estándar (ISO 13216) para asegurar asientos para niños sin la necesidad de un cinturón de seguridad. El principal objetivo de Isofix era la correcta instalación de los asientos, ya que en los años 80, cuando se patentó, no todos los automóviles contaban con el mismo sistema de cinturones de seguridad, con los que era posible abrochar los sistemas de retención infantil (cinturones de regazo, cinturones de tres puntos, falta de ellos en los asientos traseros). Además, el diseño de los cinturones de seguridad se hizo para ser utilizado como un sistema de sujeción para adultos y niños de más de 1,35 metros de altura, más que para asegurar estos asientos.

¿Qué es el Isofix?

El Isofix actúa como un sistema de anclaje, con el objetivo de asegurar las sillas infantiles al asiento del coche. Mediante unos enganches de metal situados en los asientos laterales traseros del vehículo, este sistema mantiene las sillas fijas en su posición, garantizando la seguridad de los niños en momentos críticos como frenazos bruscos o impactos. 

¿Es obligatorio el uso del sistema Isofix?

El sistema de sujeción Isofix se encuentra homologado para soportar sillas destinadas a niños de hasta 18 kg. De acuerdo con la normativa europea vigente, su uso es obligatorio en el caso de niños de hasta 105 cm de altura o cuyo peso no supere los 18 kg. A partir de esta altura, el uso de un sistema de retención infantil homologado seguirá siendo obligatorio para niños de hasta 135 cm de altura, y pasará a ser recomendable hasta los 150 cm. 

Montaje de la silla infantil con el anclaje Isofix

Además de la seguridad que aporta el uso del sistema Isofix, se trata de un elemento muy fácil de usar. Sin embargo, es necesario tener en cuenta que el Isofix como tal únicamente es aplicable para las sillas de los grupos 0+, 0 y 1. En el caso de sillas de mayor tamaño, será necesario complementar este sistema con el uso del cinturón de seguridad.

Aunque cada fabricante puede ofrecer unas instrucciones personalizadas, el uso de este elemento se puede resumir en dos sencillos pasos:

  • En primer lugar, se acopla la silla al vehículo usando los enganches que se encuentran en los asientos del coche. Para ello, bastará con empujar la silla contra los enganches hasta escuchar el “click” que indica su unión. 
  • Tras enganchar la silla, es necesario fijar un tercer punto de anclaje para evitar que la silla pueda volcar o rotar. Este sistema de sujeción adicional puede ser dos tipos: 
    • Top Tether: se sujeta la parte posterior del respaldo al propio asiento o al maletero del coche. 
    • Pata de apoyo: usado en sillas de los grupos 0+ y 1, se trata de una pata que sale de la base de la silla y se apoya en el suelo del vehículo. 
vender mi coche