X

Calcula tu
cuota de renting

Freno de mano

El freno de mano es una pieza del vehículo que se sirve para frenar el vehículo cuando está estacionado y así evitar un posible desplazamiento no deseado.

¿Para qué sirve el freno de mano?

Como hemos comentado la función principal del freno de mano es mantener el vehículo en su posición para así evitar un movimiento involuntario, de ese modo queda anclado al suelo.

El funcionamiento es sencillo, se tira de la palanca con la mano y de forma automática se detienen las ruedas traseras, en algún tipo de vehículos o en marcas más específicas, este freno de mano se acciona con el pié.

Hoy en día una gran parte de los coches tienen freno de mano electrónico y automático, esto quiere decir que el mismo coche detecta cuando estamos estacionados y se activa de modo automático, para de ese modo si se nos olvida accionar la clásica palanca del freno de mano, él lo hará por nosotros.

Averías más habituales del freno de mano

En primer lugar, una avería muy común es que la luz de acción del freno de mano no funcione correctamente, normalmente este tipo de bombillas al ser tan pequeñas se funden con mucha facilidad, pero el freno sigue funcionando perfectamente.

Por otra parte, cuando cuesta mucho tirar de la palanca, puede deberse a que los cables que cruzan por el freno pueden estar enredados, o bien que el desgaste de las pastillas es muy elevado, por ello deberemos tirar con más fuerza para poder frenar el vehículo.

En último lugar, la avería más común del freno de mano es que este no realice correctamente su función, se debe en la mayoría de los casos a la avería de una pequeña pieza del coche, este problema debe solucionarse lo antes posible, ya que puede originar un desastre si de repente el coche no se queda detenido en cualquier lugar, se puede dañar tanto nuestro vehículo como originar daños a otras personas y vehículos.