06 Marzo, 2019

¿Qué es un coche híbrido enchufable?

Vivimos tiempos convulsos de constante cambio. A medida que la tecnología avanza, se acelera más y más, y el mundo vira igualmente veloz con ella. Por eso, en el mundo del motor, si antaño escuchábamos por doquier novedades sobre el vehículo híbrido, hoy sucede lo mismo con el coche híbrido enchufable.

Ahora bien, ¿sabemos en qué consiste exactamente este tipo de vehículo? A continuación, vamos a desvelar de qué hablamos y qué ventajas tiene para el conductor actual.

kia niro

¿Qué es en realidad un coche híbrido enchufable?

Cuando hablamos de coche híbrido enchufable, nos referimos a un vehículo cuya propulsión es generada por un motor de carácter eléctrico que, a su vez, se apoya en baterías que se recargan por medio de la red eléctrica convencional, es decir, el popular enchufe.

Para que un vehículo reciba la calificación de PHEV, es decir, híbrido enchufable, ha de ser capaz de recorrer al menos 32 kilómetros sin ayuda ni uso de un sistema de propulsión diferente, especialmente el de combustión interna.

Pero, mucho ojo, pues este detalle puede hacer que se confunda el vehículo enchufable con el meramente híbrido. Para entender la diferencia en cuestión, hay que recordar que el hecho de que se añada la característica de enchufable al automóvil híbrido procede de la presencia de la batería de alto voltaje que se recarga a través de conexión a la red eléctrica. Como hemos comentado, dicha conexión puede realizarse incluso por medio de cualquier toma de corriente común y convencional como las que se encuentran en casas y garajes.

¿Cómo es un coche híbrido enchufable?

Visto esto, ¿realmente es tan ventajoso comprar un coche híbrido enchufable? En realidad, más allá de sus características, existe un beneficio principal, su respeto por el medio ambiente. En pleno proceso de cambio climático y riesgo para el planeta, toda medida para proteger nuestro mundo y el equilibrio de la Tierra es bienvenida.

Pero el vehículo híbrido enchufable es mucho más que un coche limpio. Hay que tener en cuenta que, al combinar e hibridar un sistema de propulsión eléctrica con otro de combustión de alta eficiencia, se obtienen unas prestaciones de potencia y comportamiento en carretera envidiables.

Además, hoy día, todas las marcas son conscientes de la importancia de los híbridos, especialmente los enfuchables, cada vez más demandados por el gran público. Así que, ni cortas ni perezosas, están convirtiendo todo su parque automovilístico, ofreciendo automóviles con estándares técnicos de una elevada calidad y seguridad.

Y a ello hay que sumarle un detalle más que es realmente importante, el consumo. Además de permitir una conducción más sostenible, sobre todo en trayectos cortos y zonas urbanas, se reduce de forma notable el gasto en combustible.

Tampoco nos queremos olvidar de los ruidos. Este tipo de vehículo es notablemente menos ruidoso que uno convencional. Así que esto, unido a su reducción del consumo y su rebaja importante de emisiones de gases a la atmósfera, está logrando que cada día más gente se decante por este tipo de vehículos.

Cómo conducir un coche híbrido enchufable

Si estás acostumbrado a tu coche de combustión interna de toda la vida, notarás ciertos cambios al ponerte al volante de un vehículo híbrido enchufable. Por leves que sean, es importante especificarlos.

Por ejemplo, el diseño de los coches híbridos se centra principalmente en el aumento de la eficiencia energética. No obstante, hoy día disfrutan de motores suficientemente poderosos para entregar un par interesante para los amantes de la potencia y la velocidad.

Además, aunque este detalle dependerá de cada marca, muchas casas diseñan sus vehículos de forma que se puedan elegir diferentes modos de conducción. Por ejemplo, haciendo que ambos motores intercambien funciones para que el consumo sea totalmente eficiente. También para circular de manera exclusiva únicamente con el motor eléctrico, o bien que este motor entre en acción a partir de cierta velocidad o antes de superar una potencia estimada. Igualmente se establecen modos de eficiencia de la batería para que se pueda acumular y almacenar energía por medio del motor de combustión.

volvo hibrido

Diferencias entre el coche híbrido y el vehículo híbrido enchufable

Ya hemos visto a grandes rasgos cómo es el vehículo híbrido enchufable que, por supuesto, necesitará carga externa para circular, más allá de que incorpore un motor de combustión interna que actúe como apoyo. Pero, ¿qué más diferencias encontramos con el coche híbrido común?

Ambas versiones usan sistemas de propulsión similar. Así pues, la mayor diferencia la encontramos en la capacidad energética de la batería y la potencia del motor eléctrico. Es decir, este detalle condiciona tanto la velocidad máxima como la autonomía, además del procedimiento de recarga, como ya hemos comentado.

También conviene recordar que en el vehículo híbrido convencional y tradicional, la mayor parte del tiempo es el motor de combustión el que realiza el trabajo de propulsión. Además, igualmente se usa en ocasiones para cargar la batería eléctrica que dota de energía al motor eléctrico que, básicamente, suele ser un apoyo, una combinación, o de uso en velocidades bajas. Sea como fuere, el ahorro en combustible sigue siendo importante, sobre todo en ciudad, aunque no tanto como en los enchufables, donde la propulsión eléctrica sí que goza de un protagonismo mucho mayor y superior al motor convencional.

Los tipos de coches híbridos

Te vas a sorprender, pero es importante recordar que un vehículo híbrido enchufable no es más que otro tipo extra de coche híbrido. Y es que, hoy en día, la clasificación es enorme, pues las nuevas tecnologías han sido capaces de desarrollar muchas versiones diferentes de estos automóviles.

No hay que olvidar que la hibridación de motores no es una tecnología novedosa. Tras más de dos décadas de desarrollo, las marcas han sido capaces de lanzar al mercado muchas opciones con funcionamientos similares, pero no iguales en todos los casos.

Así que, si quieres comprar un coche híbrido, estas son todas las opciones disponibles a día de hoy:

  1. Híbrido en serie: usa un motor de combustión interna sin conexión mecánica con las ruedas, pues solo genera electricidad y funciona en régimen óptimo y como recarga de la batería, aunque la tracción siempre será eléctrica.
  2. Híbrido en paralelo: en este caso, el vehículo combina motor eléctrico con otro de combustión eléctrica. Se usan de manera simultánea, enviando energía a la transmisión como solución simple, pero también poco eficiente en comparación a otros modelos.
  3. Híbrido combinado: combina los dos motores, eléctrico y de combustión, de cualquier manera, a través de una conexión mecánica hacia las ruedas. Es muy eficiente, pero a la vez muestra una gran complejidad a nivel electrónico y mecánico. 
  4. Microhíbrido: en este caso, hablamos de un vehículo que, durante cada parada, apaga el motor de combustión interna, que no se vuelve a arrancar hasta que no se reanuda la marcha, poniéndose en funcionamiento a través de un alternador reversible que aprovecha la energía que se obtuvo previamente a la parada. Es muy eficiente en zonas urbanas, pero el motor eléctrico nunca impulsa el vehículo.
  5. Semihíbrido: es el conocido mild-hybrid, que utiliza motor eléctrico en forma de asistente al de combustión interna. Va generando energía durante las paradas y retenciones, pero no impulsa de forma única y eléctrica el movimiento del vehículo.
  6. Híbrido puro: conocido igualmente como Full-Hybrid, es un vehículo que se usa para la circulación con el motor eléctrico en circunstancias determinadas, momento en que se apaga por completo el motor de combustión interna. El cambio de uno a otro se realiza a voluntad o de manera automática.
  7. Vehículo eléctrico de rango extendido: continuamos y finalizamos la lista con este modelo llamado también EREV. En un híbrido enchufable en serie, ya que solo usa motor de combustión interna con la finalidad de sostener la carga, pero puede funcionar al 100% sin el mismo.

Y, obviamente, encontramos un octavo modelo, el PHEV, o sea, el coche híbrido enchufable, el cual ya conocemos según lo que hemos visto aquí.

Modelos interesantes de coches PHEV

Hoy en día, prácticamente todas las marcas comerciales han apostado con mayor o menor fuerza por el diseño de coches PHEV, o sea, vehículos híbridos enchufables.

Una de las compañías que más está apostando por estos modelos es BMW. De hecho, hoy día tiene en el mercado vehículos como el BMW i8 y el BMW i8 Roadster, el BMW 225xe iPerformance, el BMW 530e iPerformance y el BMW 740e iPerformance.

Pero no es BMW la única marca que apuesta por esta tecnología. Célebre es ya el Hyundai Ioniq, el Kia Niro PHEV y el Kia Optima PHEV, el Mitsubishi Outlander PHEV o el MINI Countryman PHEV.

Dentro de este rango que, como observamos, cada vez está más competido, existen marcas muy decididas a triunfar, como Volvo, que ya vende el Volvo XC60 y el Volvo XC90, ambos situados entre los más demandados del momento. Estos se suman al Volvo V60 T8 Twin Engine, el Volvo S90 T8 Twin Engine o el Volvo V90 T8 Twin Engine.

Además, existen modelos muy variados en todas las casas, como el Range Rover Sport, el Mercedes-Benz Clase S 560s, el Audi Q7 e-tron quattro, el DS 7 Crossback, el Porsche Panamera 4 E-Hybrid o los Volkswagen Golf GTE y Volkswagen Passat GTE.

Es evidente que la apuesta de las marcas por la tecnología híbrida enchufable es total. Ahora, la variedad para comprar es cada día mayor. ¿Por cuál te decantarías tú?