05 Agosto, 2019

Ventajas y desventajas de los coches híbridos

¿Realmente son tan buenos los nuevos vehículos menos contaminantes? Con sinceridad, podemos decir que, como todo en la vida, tienen sus ventajas y sus desventajas. Así que, si estás pensando en comprar alguno de los muchos modelos de coches híbridos a la venta hoy en día, mejor lee antes esto para salir de dudas y tener claro qué tienen de bueno, pero también qué problemas te puedes encontrar.

Recuerda que, cuando hablamos del coche híbrido, nos referimos a aquel que tiene doble motorización. Por un lado, tiene un motor clásico de combustión interna que usa combustible tradicional, ya sea gasóleo o gasolina en la mayor parte de los casos. Además, este se combina con un segundo motor, en este caso eléctrico, que se carga mientras está en marcha, que dispone de batería y que, o bien aprovecha las frenadas para recargar con energía cinética, o bien se enchufa a la red eléctrica en el caso de los coches híbridos enchufables, para recuperar energía.

lateral toyota camry negro

Las ventajas de los coches híbridos

Vamos a comenzar conociendo las ventajas de los coches híbridos, pues son muchas y, según evoluciona su tecnología, cada vez son más y hay que tenerlas muy en cuenta a la hora de comprar este tipo de vehículos.

Respeto

Sin duda, la principal ventaja del coche híbrido y para lo que nace en su concepción original es para ser más limpio y respetuoso con el medio ambiente. Las noticias sobre el cambio climático y los problemas respiratorios de cada vez más habitantes del planeta hacen que las marcas se replanteen los coches que diseñan y venden.

Pronto, ya acabando el siglo XX, empiezan a diseñarse los primeros coches híbridos que, posteriormente, encuentran una amplia ventaja competitiva cuando las principales ciudades del planeta comienzan a cerrar sus cascos históricos y almendras centrales a los vehículos más contaminantes.

Estos coches, por combinar motor eléctrico con otro de combustión interna, reducen las emisiones entre un 25% y un 50% respecto a los coches tradicionales, hecho diferencial que hace que cada vez más conductores se decanten por ellos.

Consumo reducido

Obviamente, que toda la carga no recaiga sobre el motor de combustión interna implica que estos vehículos consumen mucho menos, por lo que se nota en el gasto y ahorro en combustibles fósiles.

Como hemos dicho, las emisiones se reducen del 25% al 50%, y el consumo entre un 15% y un 30%, dependiendo de diversos factores. Por ejemplo, si el coche es enfuchable o no. Los no enchufables ahorran más, puesto que los enchufables gastan también en consumo de luz.

Sea como fuere, el motor híbrido es muy eficiente. Su gasto reducido se nota especialmente en circulación por ciudad. Ahí es donde la motorización eléctrica actúa con mayor presencia, por lo que el ahorro es mayúsculo.

Sea como fuere, existen muchas formas de hibridación de motores, por lo que es importante mirar en detalle cada una de ellas para saber cuál será el ahorro en combustible del que podrá disfrutar el conductor.  

Ventaja fiscal

Otro punto a favor del coche híbrido es la ventaja fiscal. Hoy en día, el impuesto de matriculación del vehículo se calcula en referencia a los tramos porcentuales correspondientes al nivel de emisiones. Así que, cuando se matricula uno de estos automóviles de bajas emisiones, la cantidad a abonar se reduce de forma ostensible, incluso están exentos en este tramo.

También en lo que respecta al impuesto de circulación encontramos que se reduce bastante el pago. No obstante, las bonificaciones van a depender de la localidad en que se haya matriculado el vehículo y la ciudad de residencia, puesto que este es un impuesto que depende de los ayuntamientos. Aun así, todos ellos ofrecen descuentos importantes a los híbridos, a los híbridos enchufables y, por supuesto, a los eléctricos.

Sea como fuere, los descuentos y deducciones fiscales son importantes, interesantes y a tener en cuenta a la hora de adquirir coches híbridos en cualquiera de sus concepciones.

Conducción eficiente

Obviamente, también se gana en conducción eficiente con estos coches. El panel del vehículo es una opción excelente, ya que facilita las referencias para que cualquier conductor pueda manejar el coche con soltura, bajas emisiones y ahorros energéticos muy importantes durante la conducción.

La conducción en ciudad

Esta es, a todas luces, una de las grandes ventajas del vehículo híbrido. ¿Por qué crees que un gran número de taxistas usan este tipo de coches? Porque el gasto se reduce en gran medida.

Si trabajas en ciudad y has de coger coche a diario, por ejemplo, este tipo de vehículos son muy productivos, pues a bajas velocidades se maximiza el rendimiento en entorno urbano y se reduce de manera drástica el consumo. Utilizan la motorización eléctrica y generan electricidad en la frenada, por lo que aumenta la energía y el gasto en combustible es nimio, casi imperceptible.

El sonido

¿Te molesta el ruido del vehículo? Pues ve olvidándote de él, ya que, especialmente a bajas velocidades, estos coches son apenas audibles. Son muy silenciosos y, mientras es el motor eléctrico el que funciona, apenas percibirás nada.

Además, recuerda que uno de los grandes problemas de los vehículos tradicionales es la contaminación sonora. Con el coche híbrido, prácticamente desaparece, haciendo los entornos mucho más habitables y cómodos.

El mantenimiento

Además, dado que el motor de combustión interna está mucho menos exigido y la motorización eléctrica ha evolucionado mucho, el mantenimiento del vehículo es menor, más barato y mucho más cómodo, pues se espacia en el tiempo de visita al taller de forma considerable.

toyota camry frontal negro

Las desventajas de los coches híbridos

Todo en la vida tiene su parte buena, pero también su cara menos amable. En el caso de los coches híbridos, igualmente existen todavía algunos inconvenientes que hacen que muchos conductores se echen atrás antes de comprar. Veamos los principales.

El precio

Hoy en día, este tipo de vehículos todavía son algo caros. Aunque luego compensa con la reducción en consumo, mantenimiento y ventajas fiscales, todavía una versión híbrida puede costar entre 2000 y 4000 euros más que la clásica de entrada. No olvidemos que incluyen dos motores, no uno.

Comportamiento en carretera

Obviamente, dado que el motor eléctrico tiene mayor presencia a bajas velocidades, el comportamiento en carretera de estos vehículos no suele diferir en gran medida del de cualquier otro coche.

Algunos automóviles autónomos pueden presentar una menor potencia en carretera y, según el caso, tal vez menos autonomía, aunque esto dependerá de cada modelo en cuestión.

El tamaño

El tamaño es algo que empieza a no ser un problema dentro del mercado de los vehículos híbridos. Hasta hace unos años, casi todos los coches que se diseñaban con esta tecnología eran compactos y de tamaño medio o pequeño.

Hoy día, ya se pueden ver algunos SUV en nuestras carreteras, puesto que la tecnología ha avanzado bastante en este sentido y las marcas han empezado a diseñar híbridos de todo tipo para cualquier clase de usuario.

Sea como fuere, el mercado todavía está más centrado en los compactos y los coches para entornos urbanos. Aun así, si buscas todocaminos, también encontrarás cada día más gama. 

El mantenimiento eléctrico

Si bien es cierto que las reparaciones se espacian y el mantenimiento y gasto de un coche eléctrico se reduce, no menos lo es que si lo que se estropea es una de las piezas eléctricas, ya sea del motor, de las baterías u otras, el precio puede elevarse en el taller.

Además, a la hora de buscar un taller, tendrás que localizar mecánicos que conozcan bien la tecnología híbrida. Lo mejor es confiar en las propias marcas, pero si buscas alguien de confianza, asegúrate de que tiene la experiencia y los conocimientos necesarios, pues pueden ser reparaciones muy específicas que requieren de expertos.

Las baterías

Aunque ya están bastante optimizadas las baterías de los coches híbridos, hoy en día todavía son algo caras y necesitan bastante espacio. Así pues, de momento, son grandes y aparatosas y aún no se ha logrado la eficiencia a la que se desea que aspiren, que viene a ser como hacer de 500 a 1000 kilómetros de autonomía con una sola recarga (la nueva generación de vehículos Tesla van en esa dirección).

Recordemos que, a día de hoy, estas baterías no son reutilizables y resultan tóxicas, lo que todavía es un problema para este tipo de vehículos una vez terminan con su vida útil.

Emisiones

Obviamente, el coche híbrido, al combinar motor eléctrico como motorización de combustión interna, no está libre de emisiones al 100%. De hecho, está por debajo de los tradicionales entre el 25% y el 35% por ciento, por lo que no son tan limpios como se desea, pero sí bastante más que sus antecesores.

Recordemos que las autoridades pretenden prohibir el parque móvil de diésel y gasolina de aquí a 2050 aproximadamente, según la Ley de Transición Energética. Puede parecer mucho tiempo, pero las marcas ya han tomado la decisión de realizar su propia transición.

Ya conoces en profundidad qué te espera con un coche híbrido. Como todo en la vida, tiene sus ventajas y sus desventajas, pero sigue siendo una gran opción hoy en día para tener un vehículo más limpio y eficiente equipado con las últimas tecnologías del momento.