05 Agosto, 2019

¿Qué mantenimiento necesita un coche híbrido?

¿Qué mantenimiento necesita un coche híbrido? ¿Es más caro que el vehículo convencional? ¿Voy a necesitar un taller cada dos por tres? Estas y otras cuestiones nos las hacemos muchos conductores cuando vamos a adquirir un automóvil y queremos optar por modelos más ecológicos y menos contaminantes.

Sin duda, el coche híbrido está muy de moda y se ha convertido en una gran opción para muchos conductores. De hecho, cada día son más los usuarios que se decantan por estos modelos.

Obviamente, el cambio climático es una realidad y hemos de ser consecuentes con el bienestar de nuestro planeta y el cuidado para dejar a nuestros hijos y próximas generaciones un mundo más limpio en el que habitar.

Así pues, si te has decidido por comprar un coche híbrido, ya que eres una persona concienciada con el medio ambiente y el cuidado del planeta que nos da cobijo, no dudes que este vehículo es una buena opción y una sabia decisión.

Sea como fuere, no sufras si crees que la tecnología actual sobre hibridación está en mantillas y poco desarrollada, pues no es cierto. La verdad es que está todo muy avanzado, los precios no se elevan y los vehículos funcionan perfectamente con tanto mantenimiento como con cualquier otro convencional. Veamos el porqué.

lateral toyota camry

Qué es el mantenimiento de un coche híbrido

En realidad, ¿sabemos qué es el mantenimiento de un coche híbrido? Como es lógico, en la naturaleza de su propio nombre está la respuesta. El hecho de ser híbrido, es decir, que hibrida dos motores diferentes, ya nos avisa de que el mantenimiento será diferente, pues cada uno tiene sus necesidades particulares.

Sea como fuere, si te encuentras entre los escépticos respecto a esta tecnología, verás que las novedades ya no son tantas, quiere decir que hoy por hoy su mecánica está perfectamente cuidada y controlada por todo tipo de mecánicos que podrán llevar la revisión y el mantenimiento al día sin exceso de gasto.

Por tanto, se requiere, además de la revisión anual, cierto control cotidiano que tú mismo puedes llevar al día, de manera que sus prestaciones y características no se devalúen y aguanten en buenas condiciones el mayor tiempo posible.

No obstante, hay un detalle que sobresale por encima de los coches tradicionales. Y es que, el vehículo híbrido, al poseer una mecánica más sencilla por usar menos carburante, requiere una menor inversión en este sentido y reduce, siempre que se cuide correctamente, el número de averías a lo largo de su vida media.

El coste

Llegados a este punto, cabe recordar que el coste medio del mantenimiento del coche híbrido es algo que preocupa mucho a los conductores. Como hemos comentado, esto no será un problema, pues no es demasiado elevado y con la tecnología y conocimientos actuales, no difiere del vehículo convencional de combustión interna.

Además, el coche híbrido necesita menos mantenimiento que el vehículo de combustión interna tradicional. Así pues, aunque los trabajos en sus motores y demás fuera más caro, que hoy por hoy no lo es ya, al tener que pasar menos revisiones hará que el coste se abarate.

Te estarás preguntando si es posible que un vehículo con motorización dual de verdad puede tener un mantenimiento más barato que uno de un solo motor. Es algo totalmente cierto por un sencillo motivo: al contar con un motor térmico que usa la mayor parte del tiempo, mientras que el eléctrico solo se utiliza en circunstancias determinadas, y teniendo una mecánica más bien sencilla y no muy diferente de la de un vehículo normal, el ahorro es mayor, pues gasta menos carburante y los cuidados y mantenimientos poseen el mismo precio que los de antaño.

Además, el especialista también ha de conocer bien las diversas partes del vehículo, como la mecánica híbrida del coche respecto a la caja de cambios, el depósito, las diversas motorizaciones duales, etc. Sea como fuere, el precio, en realidad, en lo global, se reduce respecto a los coches de combustión interna.

Sea como fuere, también debemos realizar ciertas especificaciones en este sentido, y es que no todos los coches híbridos son iguales. Es decir, una cosa es un híbrido puro, y otra un híbrido enchufable, y ni siquiera todos son similares en este sentido, pues cada uno tiene su propio funcionamiento.

Veamos. Antaño, los primeros híbridos mezclaban motores para su funcionamiento. Ahora, la cosa puede cambiar, pues algunos varían su motor eléctrico y su motor de combustión, otros usan el de combustión para recargar el eléctrico, etc.

lateral toyota camry negro

El funcionamiento

Como decimos, no todos los coches híbridos funcionan de la misma manera, por lo que, desde el puro hasta el enchufable, la cosa puede cambiar bastante respecto al mantenimiento, aunque en cuestión de costes, no va a variar sustancialmente.

Recordemos que un híbrido enchufable tiene una gran autonomía, cosa en la que tampoco va mal el híbrido puro, ya que aprovecha la energía cinética de la frenada para transformarla en energía eléctrica, lo que nutre al motor, pero que sirve para funcionar como soporte a un motor de combustión interna.

De todas formas, ambas opciones son bastante limpias, quiere decir que los motores sufren menos, motivo por el que las visitas al taller pueden ser más reducidas. Así pues, la comodidad se suma a las ventajas de estos vehículos híbridos.

Tampoco debemos olvidar que el mantenimiento de estos vehículos es más sencillo y económico gracias a que no tienen ciertas partes como, por ejemplo, la correa de distribución. Es decir, que dan menos problemas en este sentido.

No obstante, sí que poseen filtros, por lo que, el hecho de llevarlo a revisión periódica para los cambios, eso sí que estará. Aun así, la regularidad de visitar al taller baja de manera manifiesta.

El gasto en combustible

Otro punto fuerte e importante del mantenimiento del coche híbrido lo encontramos en el gasto de combustible. Obviamente, al contar con dos motores, no todo recae en la combustión interna.

Según los cálculos, un coche híbrido gasta de media un 35% menos de combustible que un vehículo común. De entre los diversos tipos, el híbrido puro alcanza un 25% de ahorro aproximadamente, mientras que el híbrido enchufable puede llegar hasta el 50%.

Así pues, el motor de combustión interna de un vehículo híbrido está mucho menos exigido, ya que no toda la carga de trabajo depende de él. Así pues, al repartir todo el trabajo entre dos motorizaciones, estas sufren menos desgaste, por lo que resisten mejor el paso del tiempo y el trabajo de funcionamiento diario.

Como nota extra, y es importante para que el coche necesite menos mantenimiento y que este rebaje sus costes, no se recomienda cargar las baterías del vehículo al 100% nunca. De hecho, normalmente con una carga de entre el 40% y el 60% es suficiente para que todo funcione correctamente y tenga suficiente energía. Además, al poder ser cargados en el propio garaje si se prepara para ello, se simplifica el proceso y no es necesario que tenga la carga completa cada vez que se realiza el proceso.

Acabando con los mitos

Podemos observar que la tecnología híbrida está muy avanzada y, aunque el usuario la pueda considerar más cara en un principio, en realidad sucede justo lo contrario. Tal vez se pague más por un coche híbrido en la compra, pero, a partir de ahí, todo es ahorro, puesto que los costes del mantenimiento y el consumo son muy inferiores.

Por eso, no son pocos los que consideran que la tecnología de hibridación, al tener únicamente de 25 a 30 años desde que se comenzó a instaurar en el parque automovilístico mundial, todavía está poco evolucionada, produce muchos problemas y supone un gasto.

Pero, por nuestra parte, te pedimos que te hagas una pregunta: ¿Por qué tantos taxistas eligen un vehículo híbrido para su trabajo? Si fuese más caro en una profesión en la que el coche es primordial y está en constante funcionamiento, callejeando, frenando, acelerando, etc., no lo comprarían, ¿verdad? Es decir, el motor es sometido a mucho trabajo y, aun así, han optado por la hibridación. ¿Crees que es casualidad?

Obviamente no. El sector del taxi elige híbridos en su mayoría porque, aunque el desembolso inicial pueda ser mayor, el gasto, el consumo, la autonomía y el mantenimiento, sencillo y simple, es mucho menor, por lo que acaba por ser más económico en todos los aspectos.

Ya puedes observar que en los coches híbridos encuentras una alternativa realmente responsable y eficiente para moverte por la ciudad, las medias distancias y, hoy en día, también en los trayectos largos, pues ya demuestran su eficiencia y buena respuesta en todo tipo de situaciones.

En conclusión, un coche híbrido es una opción eficiente y, en realidad, barata, especialmente a largo plazo. Pero, más allá de eso, también es cómoda, pues no solo se trata de ahorrar dinero, igualmente lo es de tiempo. Por eso, un vehículo que necesita poco mantenimiento y no se suele estropear, es ideal para espaciar temporalmente las visitas al mecánico y facilita la vida, pues puedes viajar tranquilo sabiendo que estás en buenas manos y que el automóvil va a responder a todas tus necesidades.