X

Calcula tu
cuota de renting

06 Abril, 2021

Seat Arona: ¿con qué nivel de equipamiento merece la pena?

Hoy en día, si se quiere tener éxito en el mercado es imprescindible tener una buena oferta SUV. Según cifras de FACONAUTO, las ventas de SUV en España son imparables e incluso han superado a los intocables compactos, el segmento que siempre ha contado con la mayor cuota de mercado. En el acumulado de 2020 los compactos han matriculado el 19,5% de todos los coches en nuestro mercado, pero los SUV medianos (equivalentes a un compacto) han llegado al 26,1%.

A la cola en la cifra de ventas y con el mayor potencial de los próximos años, se encuentran los B-SUV, los modelos denominados ‘urbanos’, que se han convertido en el objeto de deseo de los más jóvenes. Hay un ejemplo que ilustra este hecho de forma notoria y es que SEAT ha logrado sus mejores resultados desde que tiene en catálogo varias opciones SUV. Primero fue el SEAT Ateca, que ha sido un auténtico éxito de ventas desde el primer día. A este le acompañó tiempo después el Arona, el B-SUV sobre la base técnica del Ibiza y ofreciendo una mezcla entre el mencionado Ibiza y el Ateca. El último en llegar ha sido el Tarraco, un siete plazas de gran tamaño que se posiciona como buque insignia de la marca.

De estos tres modelos, el que más éxito está teniendo es el pequeño, el SEAT Arona. Es uno de los mal llamados ‘SUV urbanos’ más vendidos de España, de hecho, SEAT ya vende más unidades del Arona que del Ibiza, suceso muy importante e ilustrativo, pues el Ibiza es uno de los coches más vendidos de SEAT en toda su historia, uno de los más vendidos en toda Europa y el referente en el segmento de los utilitarios. 

Interior seat arona

SEAT Arona, muchas cosas en común con el Ibiza

Técnicamente, el SEAT Arona es un Ibiza con una nueva carrocería y retoques en el bastidor. La plataforma es la misma, la denominada MQB A0, empleada también por otros muchos modelos de VW-Audi Group (VAG). El diseño también es muy similar y desde lejos podría llegar a confundirse con un SEAT Ibiza, aunque cuenta con algunos detalles que lo diferencian de su hermano utilitario.

Por ejemplo, la carrocería es más alta, tanto desde el techo al suelo como en lo referente a suspensiones. El diseño de la zona trasera es totalmente diferente, con pilotos algo más alargados y la matrícula colocada en el portón en el SEAT Arona (pilotos tirando a cuadrados y matrícula en el paragolpes para el SEAT Ibiza). Además, el B-SUV puede tener carrocería bicolor, algo que no ofrece el utilitario ni siquiera en opción.

Si comparamos los habitáculos, cuesta encontrar diferencias. Salpicadero, volante, instrumentación, mandos de control, paneles de las puertas, consola central, asientos… todo es exactamente igual en los dos modelos. Las diferencias radican en la posición de los asientos del Arona, donde se viaja más alto y en el maletero. El SEAT Arona es algo más largo, con unas formas más cuadradas, que permiten ofrecer un maletero de 400 litros, 45 más que el SEAT Ibiza. No hay más ganancia interior ya que la anchura es la misma.

Motores del SEAT Arona

Bajo el capó, una vez más, nos encontramos con más elementos procedentes del SEAT Ibiza. Bueno, realmente todo es compartido con varias marcas y modelos en el Grupo Volkswagen, aunque son casi una réplica del catálogo del SEAT Ibiza.

El motor más pequeño disponible en el Arona es el 1.0 TSi 70 kW (95 CV). Así mismo, se ofrece el motor 1.0 TGi 66 kW (90 CV) que funciona quemando GNC. El siguiente escalón serían la versión del 1.0 TSi con 110 CV. Como tope de gama, el SEAT Arona tiene el motor 1.5 EvoTSi, que rinde 150 CV. Se trata de uno de los mejores propulsores de su categoría, con muy buenas prestaciones y además, una puntuación de 9,8 sobre 10 en los test de Green NCAP, la división de Euro NCAP que analiza el impacto medioambiental de los propulsores. Es una puntuación muy por encima del exigido para obtener cinco estrellas.

lateral seat arona

Hasta cuatro acabados diferentes en el SEAT Arona

Esos motores se pueden combinar con un total de seis terminaciones y hasta tres cajas de cambios, dando forma a un buen catálogo. El primer acabado disponible es el Reference, que se puede combinar con el motor 1.0 TSi 70 kW (95 CV) y el 1.0 TGi 66 kW (90CV). El motor TSI con cambio manual de 5 velocidades, mientras que el TGi monta una con seis relaciones. No se puede equipar cambio automático.

La segunda opción en cuanto a acabados es el Style. Puede combinarse con: 1.0 TSi 85KW (110 CV) y el TGi 66 kW (90 CV). Los dos con cambio manual de 6 velocidades y en el motor más potente posibilidad de cambio automático DSG de 7 velocidades. Estos motores están disponibles también en el acabado Xcellence. El más equipado y deportivo es el acabado FR. Esta opción sólo se ofrecen con el motor 1.0 TSi 85 kW tanto con cambio manual como automático, con el 1.0 TGi 66 kW (sólo cambio manual) y, de forma exclusiva, el motor 1.5 ecoTSi de 150 CV, ya sea con cambio manual de seis relaciones o automático DSG de siete. 

La lista de equipamiento en cualquiera de las opciones ya incluye varios airbags, volante multifunción, anclaje ISOFIX, asistente de arranque en pendiente, frenada de emergencia, Bluetooth, control de velocidad, detector de fatiga, pantalla de manejo táctil, aire acondicionado… La conectividad para dispositivos móviles, sensores de lluvia y luces o el climatizador se ofrecen desde el acabado Style, mientras que el acceso y arranque sin llave, la cámara de visión trasera, el navegador, el control por voz o la pantalla de ocho pulgadas están disponibles desde el acabado Xcellence. Cosas como la instrumentación digital o los retrovisores calefactados no se ofrecen hasta el acabado FR.

Conclusión/Opinión

Si tuviera que elegir una versión del SEAT Arona para mi plaza de garaje, descartaría desde el primer momento los acabados más bajos y empezaría desde la terminación Xcellence. También descarta el motor TGi a no ser que tuviera cerca de casa una estación de servicio con surtidor para GNC (Gas Natural Comprimido).

Visualmente, los más atractivos son los Xcellence  y FR Edition, aunque también son los más caros. En cuanto se añadan algunas opciones, los precios aumentarán y se acercarán mucho a los del SEAT Ateca . Aunque lo cierto es que siempre he preferido elegir el coche más pequeño a tope de equipamiento y motor, a igualdad de precio con el coche grande bien equipado y motor ‘mediano’.

Así, por lo tanto, yo elegiría como poco un SEAT Arona Xcellence con el motor TSi de 110 CV o el FR con el mismo motor. Si no hubiera problemas de presupuesto, sin dudarlo el Arona FR con el motor 1.5 ecoTSi de 150 CV cuyo precio supera los 23.000 euros, aunque seguro que aprovechando descuentos y promociones en concesionario esa tarifa es menor.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook