14 Mayo, 2019

¿Qué motor y acabado elegir para mi Seat Arona?

El Seat Arona es un modelo de la marca española del Grupo Volkswagen que está teniendo mucho éxito. Vamos a ver qué modelos son más interesantes, tanto en su variante diésel como en la gasolina.

Pensamos que las versiones del Arona en sus variantes de gasolina y diésel con 115 CV de potencia son las más interesantes para la mayoría de los posibles clientes. Este popular SUV que parte del mítico Seat Ibiza, ha terminado por ser una fuerte rival para el propio Ibiza, un modelo de referencia para la marca de Martorell.

Seat ha tratado casi desde el principio muy bien a este modelo, donde en su gama de equipamiento ha introducido el cuadro de instrumentos personalizable denominado “Digital Cockpit”. Así pues, el Arona fue el primer SUV urbano que introdujo esta gran pantalla de 26 cm (10,25”), que pueden disfrutar también los usuarios del León y Ateca desde el 2018.

Podemos destacar su pantalla de gran resolución acompañada de un diseño muy moderno y personalizable, que ayuda a que sea más funcional la interpretación de toda la información que en un determinado momento puede llegar a necesitar el conductor, lo que ayuda a que aumente la seguridad a bordo, permitiendo la visualización sin que el aparte la vista de la carretera ni las manos del volante multifunción, desde el que se maneja el Digital Cockpit.

lateral arona

Comparando los motores diésel con los de gasolina

A la hora de optar por un Arona merece la pena saber cuál puede ser la que más nos interese. Nosotros hemos elegido las versiones Eco TSI y TDI de 115 CV de potencia. Se puede decir que las dos versiones miran mucho por la economía, pues tienen unas medias de consumo homologadas de 4,9 l/100 km para el modelo de gasolina y 4,1 l/100 km para el diésel.

En los dos casos el motor es de lo más silencioso, lo que hace que el ruido y las vibraciones, así como el confort de marcha, no sean unos factores demasiado decisivos cuando se tiene que elegir entre un modelo u otro.

Donde si que se notan las diferencias es cuando se pide una respuesta rápida a sus motores, aunque la respuesta puede variar dependiendo de las propias circunstancias de la vía. Esto hace que el comportamiento del modelo de gasolina sea muy rápido agradable en el caso de que precisemos de un acelerón en medio urbano, que es donde el Arona es de los más rápidos a la hora de arrancar estando en parado.

En carretera, el modelo diésel es algo mejor, puedes rinde más a la hora de ponernos a realizar un adelantamiento, algo que siempre supone un plus de seguridad.  Lo mismo podemos decir sobre los consumos reales.

Si vamos a lo práctico, el modelo de gasolina tuvo una media de 5,6 l/100 km, frente a los 4,7 del diésel.  Todo esto es relativo, ya que, si usamos este coche de manera usual para recorridos urbanos, el modelo de gasolina se desvía bastante menos que el diésel de lo que es la media “oficial”. El diésel destaca de forma especial en carretera y autopista, en especial cuando circulamos entre 90 y 130 km/h y con un tipo de conducción tranquila.

Las diferencias en cuanto a precio son de sobre los 2.000 euros en sus versiones de accesos, lo que hace que, en base a los precios actuales del gasoil hace que nos decantemos más por las versiones de gasolina.

En el caso de que vayamos a realizar más kilómetros en carretera que en ciudad, la elección más acertada puede ser la del diésel, pero eso sí, deberemos superar los 25.000 km de media al año. El de gasolina sería la mejor opción en el caso de que usemos el coche principalmente en ciudad.

seat arona naranja

¿Cómo se calcula el coste por kilómetro?

Para saber si es mejor optar por el modelo gasolina o diésel, lo mejor es saber el número de kilómetros al año que realizaremos y calcular de esa forma el coste por kilómetro. Todo ello resulta de la multiplicación del precio por litro de carburante por el consumo medio, y dividirlo entre 100.

Los costes de diésel y gasolina los restamos entre sí, lo que dan como resultado una cota. Luego lo que se hace es dividir el coste extra entre las versiones por la respectiva cota. El resultado que tendremos serán los kilómetros que exija el más caro, que acostumbra a ser el diésel, hasta que quede amortizada la diferencia.

Si se divide esto entre los km/año que solemos hacer, podemos obtener los años que vamos a tardar hasta que nos salga más barato utilizar el diésel.

En los dos modelos lo cierto es que vamos a tener un vehículo con unos acabados de buen nivel, un consumo económico y un espacio que es de gran amplitud, si tenemos en cuenta las dimensiones que tiene el coche en sí, lo que hace posible hacer viajes de media y de larga distancia de la forma más cómoda, tanto para el conductor como para los propios ocupantes.

Equipamientos a elegir

En el Arona hay una oferta que está basada en cuatro terminaciones de equipamiento, que son: Reference Plus, Style, Xcellence y FR, la cual es el tope de gama que le da una gran potencia y comportamiento a nivel deportivo que está de forma clara por encima del resto.

Hay que elegir cuál de ellos es el que precisamos para poder movernos, si vamos a querer más el vehículo para ir por carretera o por el contrario buscamos más su utilización para el monte, pues cada uno de ellos va a poder aportarnos una serie de experiencias distintas.

En cuanto a la configuración de cada uno de los acabados que tiene el Seat Arona podemos hablar de las diferencias entre ellos, donde podemos destacar el acabado Reference Plus que cuenta con un equipamiento básico de lo más completo, el cual aumenta según vamos subiendo el nivel.

Pese a que las diferencias existentes entre la gama de entra a la más alta, el Seat Arona Fr es importante, el caso es que la experiencia de conducción es buena en ambos casos.

Si vamos al tema de los colores, se puede elegir una carrocería monocroma con diversas combinaciones, que dependiendo del nivel de acabado puede llegar a tener tonos metalizado. El techo puede también ser de color negro o gris, lo que le da al Seat Arona una imagen más atrevida y deportiva.

El equipamiento lo podemos elegir gracias a la herramienta del configurador, para definir uno de los crossovers urbanos de más éxito en el mercado, pero tal y como nos guste y pensando siempre en lo que más nos gusta. Una forma sencilla y rápida de elegir lo que más nos guste.

Conclusión

El Seart Arona es un buen modelo y la fórmula está saliendo igual de bien que ya ocurriera con el Seat Ateca, lo que ha hecho que sea uno de los favoritos de los clientes que buscan vehículos SUV.

Seat ha sabido moverse bien en un sector donde el grupo Volkswagen le ha dejado bastante hueco por donde crecer y que se está viendo muy animado por la buena marcha a nivel de ventas.

Estamos en resumidas cuentas ante un coche con el que se puede disfrutar de la gran experiencia que es conducir un automóvil que sorprende por su capacidad y que se ha situado como una buena solución por quien busca un coche práctico y que goza de la experiencia de Seat en el sector, contando además con una variedad de equipamientos y acabados donde el comprador es el que va a poder seleccionar entre varias opciones para la carrocería, pudiendo siempre buscar el color que más se ajusta a sus gustos y estética.

Solicita tus ofertas GRATIS
Ahorra una media de 4.553,82€