13 Mayo, 2019

¿Qué motor y acabado elegir para mi Seat León?

El SEAT León apareció en el mercado en 1998. Por aquel entonces, la firma con sede en Martorell se encontraba en pleno crecimiento bajo el amparo del Grupo Volkswagen-Audi (VAG), con una gama de modelos muy interesante, un claro enfoque deportivo, así como una aceptación y una percepción de los usuarios bastante buena. Logros obtenidos por la favorable crítica general para los Ibiza, Cordoba y sobre todo, el SEAT Toledo.

La segunda generación de este modelo, el Toledo, está considerada como uno de los mejores coches que ha hecho SEAT en su historia, no en balde, compartía muchas cosas con, nada menos, que el Volkswagen Golf. Y al contrario de lo que muchos creen, el SEAT Toledo fue la base de partida para crear el SEAT León (y no al revés), un éxito casi sin precedentes. Los concesionarios de la marca decían que el León ‘se vendía solo’, que era una maravilla. No estaban nada desencaminados, pues este compacto fue el producto que posicionó a la firma española firmemente en el panorama internacional. Y ahí se ha mantenido desde entonces.

El SEAT León, a lo largo de sus 20 años en el mercado, ha evolucionado de tal manera que hace complicado justificar por qué comprarse un Volkswagen Golf antes que este compacto de ‘sangre latina’. Ahora, el modelo de SEAT apenas tiene lagunas, ofrece una terminación casi calcada a la del Golf, un diseño menos polémico que la segunda entrega y equipa la última tecnología de VAG. Además, al contrario que las primeras ediciones del modelo, el SEAT León cuenta con tres carrocerías: SC (tres puertas), cinco puertas y ST (familiar). Al menos así ha sido hasta 2018, cuando se lanzó al mercado una edición especial para despedir la carrocería de tres puertas. Un modelo que también cuenta en su palmarés con una versión de competición muy apreciada y dos récord en el circuito de Nürbugring para las variantes Cupra (uno de ellos logrado con el familiar).

lateral seat leon

Acabados para el SEAT León

Ofrecer argumentos a favor del SEAT León es sumamente fácil, ya que ofrece prácticamente lo mismo que un Volkswagen Golf, pero por menos dinero. Sin embargo, elegir cómo sería nuestro León es más complicado. La gama del modelo español es completa y por lo general, con un tacto dinámico, aplomado y divertido, pero sus opciones requieren atención para dar totalmente en el clavo. La oferta de acabados, por ejemplo, comienza con el Reference, que resulta el más básico pero no por ello una opción a olvidar. De serie, el León Reference ya cuenta con nada menos que siete airbags (uno de ellos para las rodillas del conductor), sistema de frenado postcolisión, volante multifunción, retrovisores eléctricos, aire acondicionado, pantalla táctil, Bluetooth y conectividad USB/Aux-in entre otras cosas.

El Reference es la opción para aquellos que, simplemente, buscan un coche práctico, fácil de conducir y con espacio suficiente para cuatro personas (cinco siempre van algo justos en la mayoría de los coches). Si buscamos algo más, sin tener que recurrir a los más alto de gama, habría que pasar al siguiente, el León Style. El segundo escalón de la gama añade cosas muy interesantes y partiendo del Reference, suma el asistente de arranque en pendiente, el sistema XDS, volante y selector del cambio forrado en cuero, consola y detalles del habitáculo en tonos metálicos, llantas de aleación, climatizador bizona, freno de mano eléctrico o el equipo de sonido ‘Media System Color’ con lector de MP3, conector USB y tarjeta SD, sensor de parking trasero y un largo etcétera.

No obstante, la elección se complica en esta punta ya que tanto el Reference como el Style ofrecen otra línea de equipamiento adicional: Reference Edition, Style Vision Edition y Style Edition (para la carrocería ST). La lista de equipamiento para estas variantes aumenta hasta contar con elementos como el reconocimiento de voz, sensores de lluvia y luces, asistente de luces cortas y largas, cámara de visión trasera, control de velocidad de crucero con detector de peatones, asistente de cambio involuntario de carril, retrovisores de plegado eléctrico o detalles específicos según la versión.

Cualquier usuario ya dejaría de buscar, pues cualquiera de estas últimas opciones ofrece todo lo deseable en un coche moderno. Pero no podemos pararnos aquí, todavía quedan dos acabados más, cuatro si contamos con el Cupra y el X-perience. Pasamos pues a los SEAT León Xcellence y SEAT León FR, la variante elegante y lujosa o bien, la deportiva y agresiva. Son los acabados más completos y, como cabe esperar, también los más caros.

Ambas terminaciones toman el Style como punto de partida y añaden varios accesorios específicos como el volante Xcellence en cuero, estriberas iluminadas, llantas de 17 pulgadas, luces antiniebla LED con función ‘cornering’ (se encienden cuando se gira el volante), marcos de la ventanillas cromados, pantalla de ocho pulgadas, apertura y arranque sin llave. Al Xcellence hay que sumar el equipamiento ‘Edition’ para tener los faros ‘full LED’, control de velocidad de crucero adaptativo con protección de peatones o la instrumentación ‘Digital Cockpit’.

En cuanto al SEAT León FR, va un paso más allá con suspensión deportiva, asientos deportivos con logo FR o el sistema ‘SEAT Drive Profile’ con modos de conducción, que afectan a la dirección, la respuesta del acelerador o el cambio en caso de equipar el automático DSG. Al igual que antes, podemos sumar el paquete ‘Edition’ que incluye lo mismo que en el caso del Xcellence.

interior seat leon

El último paso en acabados: los SEAT León X-perience y Cupra

Hasta ahora, y sin tratar el tema de los motores, elegir un SEAT León se hace complicado. Básicamente, será el presupuesto disponible lo que marque de forma clara nuestros límites. Pero si no tenemos esa barrera económica y nada de lo visto hasta el momento nos convence, SEAT nos ofrece más opciones donde elegir. En concreto quedan dos versiones del compacto español muy especiales: el SEAT León X-perience y el SEAT León Cupra. Son dos ediciones casi separadas del resto de la gama por su marcada personalidad.

El SEAT León X-perience sólo se ofrece con la carrocería ST, es decir, la familiar y se adecenta con protecciones de plástico para los bajos y los pasos de rueda, unas suspensiones más elevadas y llantas de diseño específico. Los paragolpes también son únicos de esta versión, así como la tapicería o la terminación general del interior. Es la variante ‘crossover’ del SEAT León, una versión con aire ‘camperos’ que cuenta de serie con todo lo visto en el acabado Style, más una serie de cosas  como el sistema de modos de conducción, un paquete de iluminación interior, sensores de aparcamiento delante y detrás o todo lo que incluye el acabado X-perience Edition, que suma sensor de lluvia, navegador, el cuadro digital configurable o el reconocimiento de voz.

Respecto al Cupra, representa el tope de gama, la máxima representación del SEAT León. Además, es el último SEAT Cupra tras la separación de Cupra como marca independiente. Como ocurre con el X-perience, el SEAT León Cupra es algo más que un acabado y todo, desde las llantas hasta los colores, pasando por la carrocería o el equipamiento interior, todo, es específico. Las suspensiones son mucho más duras, las ruedas más grandes con neumáticos deportivos y junto a paragolpes, taloneras y spoiler sobre el portón completan lo más notable a simple vista. Incluye bloqueo del diferencial ‘VAQ’, control de estabilidad desconectable, paneles de aluminio para el habitáculo, tapicería casi por completo negra o pedales de aluminio. Además, monta ‘Sport HMI’, SEAT Drive Profile, apertura y arranque sin llave, el cuadro de mandos digital, navegador…

trasera seat elon

Gasolina y diésel, con versión ‘ECO’ de gas natural

Después de conocer todas las terminaciones y equipamiento disponibles en la gama León, toca dar el paso a los motores. Aquí lo más complicado es saber que motores se pueden combinar con los diferentes acabados. El catálogo de motores abarca opciones de gasolina, diésel y GLP. El más pequeño disponible es el 1.0 EcoTSi con 115 CV, seguido del 1.6 TDi con la misma potencia. El siguiente escalón es el 1.5 EcoTSi de 130 CV. Tres opciones que se pueden combinar con los acabados Reference y Style, incluidas las variantes de equipamiento adicional.

Como paso superior a estos propulsores, la gama se completa con el 1.5 EcoTSi en versión de 150 CV, el 2.0 EcoTSi de 190 CV, así como el 2.0 TDi CR con 150 y 184 CV. Motores que pueden combinarse con el acabado FR. El SEAT León Xcellence puede montar los motores de 150 CV, mientras que el León X-perience sólo puede optar al diésel de 150 CV.

El SEAT León Cupra, la versión más ‘cañera’ del compacto español, es el único que puede asociarse con el motor 2.0 TSi en versión de 290 CV. Hace no mucho este rendía 300 CV, pero las nuevas normativas de emisiones obligaron a bajar 10 CV la potencia máxima. Se trata del único motor disponible para el Cupra.

SEAT León 1.5 TGi. La versión ‘ECO’

Dejamos para el final el motor ‘ECO’ de la gama León. Se trata de una mecánica diseñada para funcionar con gas natural comprimido, recibiendo la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico. Se puede combinar con todos los acabados a excepción del Cupra y del X-perience, rinde 130 CV y promete autonomía de hasta 500 kilómetros sólo usando gas natural y por un coste súper reducido de 2,97 euros cada 100 kilómetros.

Conclusión/Opinión

¿Estás buscando un SEAT León y no terminas de decidirte? Lógico, las opciones son muchas y si no es una cosa es otra la que queremos tener. Estamos ante uno de esos casos donde el capital disponible marcará gran parte de la decisión. Pero si me preguntáis a mi, no elegiría menos de un acabado Style con el motor de 130 CV. Si el presupuesto no es problema, pues sin pensarlo un Xcellence o un FR (este último por mi parte, aunque prefiero un Cupra) con al menos un motor de 150 CV. Con esto tendríamos un coche súper equipado y con un propulsor con potencia suficiente para sacarnos de cualquier embrollo y para ofrecer una solvencia muy destacada en carretera incluso con el coche cargado a tope.

El caso de los X-perience y Cupra son muy específicos. El primero es una clara propuesta frente a un SUV, con mejor comportamiento y más maletero. Mientras tanto, el segundo está muy enfocado a los amantes de las prestaciones a quienes no les importa pagar el alto costo de adquisición y sí, de mantenimiento.

Solicita tus ofertas GRATIS
Ahorra una media de 5.987,08€