09 Abril, 2021

¿Qué significan las siglas de los coches eléctricos?

Los coches eléctricos representan un avance crucial hacia una movilidad más sostenible. Existen varios tipos principales que se desarrollarán a continuación, incluyendo BEV, HEV, PHEV y FCEV.

Este artículo proporciona una visión general de estos modelos, viendo las diferencias entre cada uno de ellos y cómo están pensados y diseñados para distintos tipos de vida.

Coches eléctricos recargándose en la calle

Los coches eléctricos e híbridos están revolucionando la industria automotriz al ofrecer alternativas más sostenibles. Los coches eléctricos utilizan únicamente baterías recargables, mientras que los híbridos combinan motores de combustión interna y eléctricos, utilizando, en cierto modo, combustibles fósiles para recargar sus baterías.

Siglas en coches híbridos

Los coches híbridos han capturado la atención mundial al ser el enlace perfecto entre los motores de combustión tradicionales y la eficiencia eléctrica, permitiendo combinar rendimiento con bajas emisiones.

Las siglas más comunes entre los coches híbridos son:

Kia Niro yendo por una carretera

HEV: el coche híbrido

HEV o Hybrid Electric Vehicle (Vehículo Híbrido Eléctrico) son las siglas que determinan a los vehículos híbridos tradicionales. Estos coches no son enchufables y funcionan con un motor de combustión, generalmente de gasolina, que está apoyado por un motor eléctrico activado puntualmente para arrancar o al acelerar. Aunque pueda usarse solo el motor eléctrico, su autonomía es limitada.

El motor eléctrico se recarga gracias a un sistema de frenada regenerativa que permite recuperar la energía. Cuenta además con la etiqueta ECO.

Ford Kuga

MHEV: el coche híbrido ligero

Un vehículo MHEV o Mild-Hybrid Electric Vehicle (Vehículo microhíbrido eléctrico o híbrido ligero)  es aquel con motor de combustión apoyado por un motor eléctrico de menos de 60 voltios (generalmente 48V). Con un funcionamiento similar a los vehículos HEV, pero genralmente con motor diésel.

Este motor eléctrico dota al vehículo de un plus de potencia. También cuenta con etiqueta ECO.

Hyundai Tucson

PHEV: el coche híbrido enchufable

Los PHEV o Plug-in Hybrid Electric Vehicle ( Vehículo Híbrido enchufable) poseen múltiples ventajas. Un coche híbrido enchufable es aquel que funciona principalmente con un motor de combustión, pero está dotado de uno o varios motores eléctricos de mayor capacidad que se recargan enchufandolo a la red eléctrica.

La autonomía eléctrica suele rondar los 50 o 60 kilómetros. Al ser enchufable cuenta con etiqueta 0.

Vehículos eléctricos

Siglas en coches eléctricos

Los coches eléctricos están impulsando una nueva era en la industria automotriz al no depender de combustibles fósiles para su funcionamiento. Utilizan únicamente baterías recargables y durante su uso son más sostenibles que el resto de automóviles.

Las siglas más comunes entre los coches eléctricos son:

Tesla blanco yendo por la carretera

EV o BEV: el coche eléctrico puro

Los coches EV o BEV (Vehículos Eléctricos de Batería) representan la categoría de coches eléctricos puros, funcionando exclusivamente con baterías recargables. Estos vehículos ofrecen una movilidad libre de emisiones y son ideales para trayectos urbanos y viajes de corta distancia, aunque su autonomía puede variar dependiendo del modelo y la capacidad de la batería.

Opel Ampera rojo por detrás y por delante

E-REV: el coche eléctrico de rango extendido

Los E-REV (Vehículos Eléctricos de Rango Extendido) combinan la tecnología eléctrica con un motor de combustión interna que actúa como un generador para recargar la batería cuando esta se agota. Esto proporciona una mayor autonomía y flexibilidad, ya que pueden operar tanto en modo eléctrico como en modo de extensión de rango, lo que los hace adecuados para viajes más largos.

Honda FCEV gris

FCEV: el coche de hidrógeno (pila de hidrógeno)

Los FCEV (Vehículos de Celda de Combustible) utilizan hidrógeno para generar electricidad a través de una reacción química en una pila de combustible. Estos coches ofrecen una conducción sin emisiones, ya que el único subproducto es el vapor de agua. Aunque su infraestructura de carga aún está en desarrollo, los FCEV tienen el potencial de ofrecer una movilidad sostenible a largo plazo, especialmente para vehículos pesados y de larga distancia.