X

Calcula tu
cuota de renting

Calcula tu renting de forma online sin compromiso
X

Vende tu coche

Tasa tu coche gratis en pocos pasos

Vende tu coche de forma online sin compromiso

25 Octubre, 2021

¿Qué es necesario para vender más fácilmente mi coche?

¿Que sería necesario para vender mi coche más fácilmente? Pues muy sencillo, un precio bajo que llame la atención de los compradores. ¿Esperabas algo más? Lógico, porque estamos bromeando, no debes vender tu coche a un precio muy bajo, debes vender tu coche a un precio justo, ni más ni menos. El problema es que un precio justo no siempre funciona y hacen falta otras cosas adicionales para poder vender un coche de segunda mano de forma más rápida, cosas que no son complicadas, son bastante más sencillas de lo que podría parecer, pero tenemos que hacerlas nosotros.

Si navegas un poco por Internet, podrás ver infinidad de anuncios sobre compra-venta de coches de ocasión, muchos de ellos publicados sin el más mínimo cuidado, con fotos donde solo aparece una parte del coche, datos incompletos… pero también podrás ver anuncios muy pulcros, con buenas imágenes, muchos datos, varias formas de contacto y un precio interesante, aunque suelen ser anuncios de profesionales. De hecho, incluso los profesionales publican malos anuncios, copando los primeros puestos en las búsquedas (mediante pago), repitiendo anuncios para salir siempre antes que el resto de anunciantes…

Hay de todo en la red de redes y eso complica las cosas para llamar la atención, pero vamos a ver algunas ideas que nos servirán para mejorar la atención de los posibles compradores y aumentar las posibilidades de vender nuestro coche mucho más rápido. Son cosas sencillas, todas ellas realizables con el ordenador, con el teléfono y en la puerta de casa y todas ellas gratis.

Mucho cuidado en las fotos

Una de las cosas que hará pensarse las cosas al comprador, es poder ver el coche antes siquiera de llamar a su propietario. Hay usuarios que no dan importancia a este apartado, pero ver el coche sin moverte de casa y poder comparar con otras opciones que tengamos en mente es vital y por eso, cuidar las fotos que vamos a publicar en el anuncio es muy importante. No necesitamos ser fotógrafos para poder sacar cosas decentes, solo debemos seguir unos pequeños pasos.

Por ejemplo, si el coche es blanco, ponerlo delante de una pared blanca es lo peor que podemos hacer, al igual que si el coche es rojo no debemos hacer las fotos con un fondo rojo, etc. El coche debe ser el centro de la fotografía y por tanto, hacerlo destacar contra el fondo hará que los usuarios miren directamente al coche. Así, con un coche blanco, un fondo de un color más vivo como el azul o el rojo sería casi perfecto. Y esto es un ejemplo, mientras el coche destaque y no se confunda con el fondo, habremos conseguido el primer paso.

Después de saber esto, lo siguiente que debemos conocer es que el coche debe estar en el centro de la fotografía, sin nada alrededor que distraiga. En cualquier teléfono moderno existe la opción de activar la cuadrícula en la cámara de fotos, una función super práctica porque permite colocar los objetos en el centro casi exacto de la imagen. Esto, junto a los colores en contraste, hace que quien ve la foto se centre en el coche, en lo que nosotros queremos que mire.

Las fotos del interior son las que más trabajo dan, pues según la luz puede hacer que todo se vea peor de lo que es. Para estas fotos, un sitio donde haya sombra nos será de gran ayuda y podemos sacar las fotos abriendo las puertas y enfocando desde arriba ligeramente diagonal. Es muy sencillo y lograremos llamar mucho la atención.

No olvidemos sacar fotos de pequeños detalles, como ese roce que tenemos en el paragolpes, la moldura pelada del tirador de la puerta o esos pedales metálicos que tanto gustaron cuando se compró el coche. No hay que esconder nada, no tiene sentido porque el interesado querrá ver el coche en vivo y se dará cuenta de las cosas que nosotros hemos ocultado.

vender coche segunda mano rapido

No hay que racanear información

Cuando publicamos las fotos de nuestro coche, siempre hay que añadir información, cosas como el modelo, la versión y el estado del mismo son básicas. Mira los anuncios que hay en la red y verás como todos cuentan con este apartado junto a las fotos. Y dinos, ¿de qué anuncios te fías más? Seguramente de los anuncios con mejores fotos y con mucha información, ¿verdad?

He ahí uno de los puntos a tratar si queremos vender mi coche más fácilmente. Cuando rellenemos el anuncio de venta del coche, lo mejor es ofrecer toda la información posible, ¿Para qué vas a esconder información si luego lo verá el interesado? Muchos anuncios están faltos de información y cuando contactas para preguntar ponen pegas o no responden, un claro síntoma de ocultar algo. Obviamente, ese coche tardará mucho en venderse o acabará en manos de alguien con poca información o mucho desconocimiento.

Nunca debemos racanear información, sea lo que sea lo que pregunte el interesado, es importante responder. Queremos vender el coche y queremos venderlo rápido y lo mejor es poner las cosas fáciles a quien esté interesado. No debemos olvidar que un automóvil es una compra muy cara, requiere de una elevada inversión y cualquier posible problema será evitado a toda costa. Si tenemos el coche a la venta y ocultamos detalles, el interesado seguramente siga buscando y no quiera comprar el nuestro.

De todas formas, la información se pone en el anuncio y luego, si el interesado quiere más, se cuenta todo lo necesario con el coche delante. Si nuestro coche está en buen estado, el interesado estará más pendiente de todo lo que decimos y será el momento perfecto para comentar ese pequeño roce que tiene en el paragolpes, el arañazo que tiene en la aleta o ese pequeño rasgón que hicimos en el asiento.

Lo mismo ocurre con otros elementos, como el motor. Cuando el interesado esté viendo el coche será el momento de comunicar si falta por superar la ITV, si tiene pérdida de líquidos en algún lado (aceite, limpiaparabrisas, refrigerante…) o si se han realizado las asistencias al taller correspondientes al mantenimiento. Hacerlo por teléfono o mediante mensaje es perder el tiempo porque para eso está la información del anuncio. Además, así obligamos al interesado a ver el coche en persona, cuando la percepción del mismo es muy diferente que a través de fotos.

Todo debe estar en regla

Todo debe estar en regla

Puede que parezca mucho trabajo y en parte lo es, por eso mucha gente acude a una tienda de coches de segunda mano, donde todo es muchísimo más rápido aunque también es cierto que se gana menos dinero. En un profesional de la compraventa, nos ofrecerán precio por el coche siempre por debajo de su valor del mercado, ya que ese valor de mercado será el precio que ellos mismos pidan y, obviamente, deben tener un margen para ganancias. Sin embargo, vendiendo el coche como particular puedes pedir el precio de mercado íntegro, aunque tendrás que hacer todo el trabajo.

Y ese trabajo incluye todo el papeleo y tener el coche en perfecto estado. Por ejemplo, si quieres vender el coche más rápidamente, tener la ITV al día es importante, muy importante. Llevar el coche a pasar la ITV es una molestia y además, supone un gasto, ofrecer un coche sin ITV puede suponer que se interesen pocas personas por el coche (quizá no la tenga porque oculta alguna avería, quien sabe…) o quizá, tengamos que hacer una rebaja en el precio que pidamos por el vehículo. Siempre según cada persona, claro está.

Más importante todavía es el pago del mal llamado impuesto de circulación (se llama Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica). Se trata de un impuesto que según la localidad en la que se tenga la residencia, puede ser muy reducido o realmente alto. Si el interesado vive en una zona con impuesto reducido, pero el coche ha estado por una con impuesto alto, no le gustará tener que hacerse cargo del pago. Además, es posible que no nos dejen hacer el cambio de titular sin este impuesto pagado.

Respecto a las multas, es un caso aparte. Las multas no se ponen al coche, se ponen al propietario así que no habrá problema por vender un coche con multas pendientes de pago. Son cosas del propietario, no del vehículo.