Impuesto de circulación

El Impuesto de Circulación, más correctamente denominado Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica o IVTM, es una tasa de obligado pago para todo vehículo que vaya a circular por la vía pública en España. 

¿Qué es el impuesto de circulación?

Para que un vehículo a motor pueda circular por las vías públicas de nuestro país, es necesario que esté sujeto al pago del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), más coloquialmente conocido como Impuesto de Circulación. 

Aunque sí que existen algunas excepciones, por norma general todos los coches matriculados han de asumir el pago de este impuesto. Es el único tributo que se abona todos los años tanto si se trata de un coche de nueva adquisición como si es de segunda mano. 

¿Cuáles son las excepciones?

Únicamente quedan exentos del Impuesto de Circulación una reducida lista de vehículos, siendo estos:

  • Vehículos oficiales.
  • Vehículos de representantes diplomáticos.
  • Vehículos de servicio sanitario
  • Vehículos para personas de movilidad reducida, con un grado igual o superior al 33%.
  • Vehículos de transporte público urbano, con un mínimo de 9 plazas. 
  • Maquinaria con Cartilla de Inspección Agrícola.

Cómo, cuándo y dónde se paga el impuesto de circulación

De acuerdo con la DGT, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica ha de ser abonado por el titular del vehículo, independientemente de que sea persona física o jurídica. Su pago debe realizarse en el ayuntamiento del domicilio fiscal del vehículo, que al mismo tiempo ha de coincidir con el municipio en el que se encuentre empadronado el titular.

Se trata de un impuesto anual, y suele abonarse en el período voluntario entre el 1 de abril y el 30 de junio o en el momento de compra del coche. El mismo ayuntamiento envía cartas a los propietarios informando de las fechas, y el consiguiente pago podrá realizarse tanto por domiciliación del recibo como por ingreso en una entidad bancaria, por teléfono o a través de internet.

¿Cuánto se paga por el impuesto de circulación?

El cálculo del impuesto correspondiente a cada vehículo se realiza en función del modelo, existiendo diversos tramos en función de sus caballos fiscales.

PotenciaImporte mínimo
Menos de 8 caballos fiscales12,62€
De 8 a 11,99 caballos fiscales34,08€
De 12 a 15,99 caballos fiscales71,94€
De 16 a 19,99 caballos fiscales89,61€
A partir de 20 caballos fiscales112€

¿Qué ocurre si no pagas el impuesto de circulación?

El impago continuado del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica podría traer consigo el embargo de la cuenta bancaria o incluso del coche. Además, el vehículo no podrá ser vendido si no se lleva al día este impuesto.

 

vender mi coche