Impuesto de matriculación

El impuesto de matriculación es una tasa que se ha de pagar en el momento de la matriculación de un vehículo. Esto se realiza para ver que el vehículo es apto para la circulación en vía pública, así como diferenciarlos por categorías.

Este tipo de impuesto en España se debe abonar una única vez, siendo esta el momento de matricularlo por primera vez, como ya se ha comentado. Aunque posteriormente el automóvil pueda cambiar de propietario, este nuevo propietario no tendrá que volver a abonar ninguna cantidad bajo este concepto, quedando exento. 

Este tipo de tasa también se aplica en función de las emisiones de CO2 que produzca el vehículo y hasta el día 10 de julio de 2021 se mantenían unos parámetros diferentes a los del 11 de julio de 2021. Te preguntarás cómo es posible este repentino cambio, y es que el BOE ha publicado unas nuevas medidas sobre las contaminaciones de los vehículos y el impuesto de matriculación. En Idoneo tenemos la solución perfecta para ti, y te mostramos cuales son las nuevas medidas que se han tomado respecto a estas restricciones sobre la contaminación de los vehículos y su producción de CO2. Para acceder a más información, consulta aquí los nuevos cambios en el impuesto de matriculación de 2021.

¿Qué es el impuesto de matriculación?

Tras la adquisición de un coche nuevo, este tiene que ser registrado e identificado antes de poder empezar a circular. Lo mismo sucedería con automóviles que aun habiendo sido usados anteriormente, tienen que ser matriculados por primera vez en territorio español. Esta primera matrícula queda ligada, por tanto, a un gravamen que deberá ser pagado en una única ocasión por el propietario antes de empezar a desplazarse con este vehículo. 

El importe de este impuesto se establecerá en función del nivel de emisiones contaminantes que sean emitidas por el coche. Se han creado distintos tramos de emisión de CO2. Cuanto mayor sea el tramo en el que se encuentre la emisión de un vehículo, mayor será el impuesto que deba pagar su propietario. Para calcular dicha cantidad, se aplicará el porcentaje correspondiente al tramo en el que se encuentre cada coche a la base imponible en caso de ser un vehículo nuevo, o al valor de mercado si hablamos de un coche usado. 

Si las emisiones de CO2 se encuentran por debajo del mínimo exigido, el porcentaje de impuesto a abonar será un 0%.

 

vender mi coche
vender mi coche