X

Calcula tu cuota de renting Idonea

04 Diciembre, 2020

Diferencias entre renting y leasing

La movilidad está cambiando y nuestra manera de obtener un coche con ella. Tanto el renting y el leasing son, hoy en día, alternativas emergentes a la tradicional compra de un coche. Mientras, el renting ha tardado en consolidarse en España, el leasing lleva siendo una forma común de obtener un coche entre las empresas. Es importante saber qué son y qué diferencias existen entre renting y leasing para encontrar tu opción Idónea.

Renting vs Leasing: el contrato

Una de las principales diferencias que encontramos es el tipo de contrato. 

Un renting es un alquiler a largo plazo de un vehículo, la empresa arrendataria se encarga de suministrar el coche a cambio de una cuota mensual. En todo momento la propiedad del coche es de la empresa de renting, tú como usuario solo tienes que preocuparte de encontrar tu modelo de vehículo y pagar mensualmente.

El leasing está enfocado a la compra final del coche. Al fin y al cabo, el leasing es un alquiler de un automóvil a largo plazo con opción de compra final. Se diferencia del renting en que la cuota mensual resulta más ajustada ya que no se añaden los gastos de mantenimiento, neumáticos, seguro o reparación de averías.

Diferencias principales entre renting y leasing

Como hemos visto, la principal diferencia entre renting y leasing reside en el propio contrato de cada modalidad. Pero, hay que tener en cuenta otras diferencias a la hora de elegir tu mejor opción.

¿Cuánto dura un contrato de renting y de leasing?

El tiempo de duración de un contrato de renting o leasing suele ser un punto importante para los usuarios. En renting no existe una duración máxima por ley, pero los contratos no suelen ser superiores a cinco años. Recuerda que los contratos de renting son a largo plazo, por lo que lo más común es encontrarse contratos de más de 3 años.

En leasing la duración máxima legal es de dos años.

¿Qué previsión de gasto hay con el renting y el leasing?

Dependiendo de la situación de tu finanzas personales te puede interesar no tener imprevistos en tus gastos. En el renting solo te tienes que preocupar por pagar la cuota mensual. Tanto mantenimiento, seguro e impuestos están cubiertos y el precio no varía en los años que dure el contrato. Por lo tanto si existe una previsión de gasto.

Sin embargo, en un contrato de leasing el usuario no puede prever el gasto debido a que no sabe qué averías o imprevistos le pueden surgir con el uso habitual del coche.

¿Qué servicios incorpora un renting y un leasing?

Al firmar tu contrato de renting o leasing tienes que tener en cuenta cuales son los servicios que estas pagando. El renting incorpora todos los servicios que impliquen el uso y disfrute del coche: seguro a todo riesgo sin franquicia, servicio de asistencia en carretera, matriculación, impuestos, mantenimiento preventivo y reparaciones mecánicas. Además todos estos recursos están gestionados por la empresa de renting ahorrandote tiempo.

En el caso del leasing lo único que incluye es la financiación del bien. El seguro, impuestos y matriculación corren a cargo del arrendatario.

Diferencias fiscales y contables entre renting y leasing

Ya sabemos las principales diferencias entre renting y leasing, pero si eres una empresa o un autónomo este apartado te interesa.

Es importante saber que las cuotas de renting se consideran un gasto desde el punto de vista contable, por lo tanto no pasa a formar parte del balance de situación de tu negocio. Es decir, no se contabilizan las cuotas a pagar y el endeudamiento no se incrementa. Las ventajas fiscales del renting son:

  • Puedes desgravar el 100% de la cuota en el impuesto de sociedades o en el IRPF.
  • Se permite una deducción mínima del 50% del IVA soportado. Si quieres deducir el 100% del IVA tendrás que probar que el coche es de uso empresarial total.

En el caso del leasing, se presupone que la compra del vehículo se hará efectiva, por lo tanto, es contabilizado como una compraventa en el balance de situación de tu empresa. Por lo tanto las ventajas contables y fiscales son:

  • El empresario puede desgravarse el IVA y los intereses financieros representarán un gasto deducible en su contabilidad.

Leasing operativo o Leasing financiero ¿En qué se diferencian?

Seguro que has oído hablar del leasing operativo y del leasing financiero. Es importante saber a que hace referencia cada término para que el cliente pueda valorar qué opción se ajusta más a sus necesidades.

Definición leasing operativo y financiero

El leasing operativo o arrendamiento operativo es el alquiler a largo plazo de un coche a cambio de una cuota mensual fija. En nuestro caso la incluye mantenimiento, impuestos, asistencia en carretera, cambio de neumáticos y seguro a todo riesgo. ¿Te suena? El leasing operativo y renting se refieren a la misma modalidad de obtener un coche, por lo tanto, gracias al leasing operativo podrás disfrutar de todas las ventajas fiscales y comodidades del renting.

Y, por lo tanto, el leasing financiero o arrendamiento financiero es lo que comúnmente se conoce como leasing. Como has podido leer anteriormente es una operación financiera enfocada a la compra final del coche. 

Ya tienes toda la información que necesitas, ahora la decisión es tuya. Recuerda que ante cualquier duda nuestros expertos te podrán echar una mano.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook