18 Diciembre, 2018

¿Qué diferencias existen entre leasing y renting de coches?

¿Leasing o Renting? Primero la información

En idoneo siempre exponemos todas las opciones para que nuestros clientes tengan a tiro de piedras las distintas informaciones sobre motores, modelos o consumos, pero también sobre las fórmulas que el mercado ofrece para poder adquirir tu coche.

El Leasing y el Renting son vías y términos que cada vez están más asentados en nuestro vocabulario, pero que debes conocer bien para poder escoger la opción que mejor se adapte a tus características profesionales y/o personales.

¿Para quién?

Pues este es el primer punto a analizar. ¿Están pensados para el mismo tipo de cliente? ¿Puedo disfrutar un leasing siendo particular? ¿Y un Renting siendo autónomo?

Poco a poco veremos las diferencias en las prestaciones o en la duración del tiempo, pero debes tener claro para quién está pensado cada una de estas fórmulas. El Renting es una fórmula adaptada a particulares y empresas, mientras que el Leasing es una vía para autónomos o empresas. Es decir, una vía empresarial.

Interior toyota

La primera gran diferencia, en el contrato

Sin duda este es uno de los puntos clave de estos dos formatos. ¿Para quién está pensado? El primero de los términos, el Renting, está pensado como un alquiler a largo plazo, mientas que el Leasing es una vía para acabar disfrutando del vehículo en propiedad.

Si hablamos de Renting, estamos hablando de pagar una cuota mensual que incluye diversos servicios como puede ser el seguro o las reparaciones.

Por un lado, el Renting es un alquiler de largo plazo, también denominado arrendamiento operativo. En este formato, la propiedad del coche es del concesionario o de la marca correspondiente. Una vez llegas a un acuerdo sobre el modelo, la marca del vehículo o los servicios contratados, podrás empezar a disfrutar del coche, como arrendatario.

El Leasing está sujeto a la compra del coche, lo que marca la primera gran diferencia entre ambos modelos. Aunque hay que subrayar que en esta segunda vía, el Leasing, también permite la posibilidad de no comprar el coche finalmente. En el Leasing, la cuota mensual incluye el precio de la amortización del coche, la financiación y los intereses o impuestos particulares de cada modelo.

Cuestión de tiempos

A pesar de que es relativamente sencillo confundir estos dos términos anglosajones, Renting y Leasing tienen otras diferencias y no sólo en el contrato pactado. Aquí podemos encontrar otra de las características que los diferencian, el tiempo.

Si optamos por un contrato de Leasing debemos saber que por ley, la duración mínima del contrato alcanzará los dos años sin posibilidad de ser cancelados. Una vez se acabe este plazo, podrás ejecutar la opción que tengas pactada con el concesionario, marca o empresa de leasing.

Si hablamos de Renting, hablamos de una fórmula mucho más adaptable. En este caso no existe una ley vigente que obligue al usuario a un determinado número de pagos o cuotas.

El Renting, sin embargo, es mucho más flexible. Habitualmente, los contratos tienen una duración de entre 1 y 5 años. No obstante, no hay limitación legal al respecto. Eso sí, debes saber que existen cláusulas por las que deberás pagar una “multa” por anular tu contrato antes de tiempo, siempre que hablemos de Renting fijo. Pregunta antes de firmar y descubre cuanto te costaría anular tu contrato antes de tiempo. En el caso de un Renting flexible, no será necesario pagar nada si decidimos devolver “nuestro” vehículo.

¿Qué incluyen las cuotas de Renting y Leasing?

Conoces los contratos, a quién está dirigido y los tiempos de cada fórmula, pero te falta uno de los puntos más importantes para tomar tu decisión ¿qué incluye?

El Renting como dijimos es un alquiler mensual con el que podrás disfrutar de tu vehículo como arrendatario, y no en propiedad gracias al pago de unas cuotas. Esas cuotas fijas incluyen gastos de compra, gastos de matriculación, los impuestos correspondientes, el pago de las ITV, cambio de neumáticos o el mantenimiento del vehículo, en lo que incluimos las revisiones.

Si hablamos de Leasing, incluíamos en la cuota mensual la amortización del precio del vehículo, la financiación y los impuestos. Mientras que el mantenimiento y en muchos casos el seguro, algo que como ya sabes está incluido en el Renting.

Toyota aygo blanco

¿Qué ventajas tiene si soy…?

De nuevo, existen pequeña diferencias, pero debes saber que en ambos casos podrás disponer de ventajas fiscales adaptándote a cualquiera de estos métodos.

Si has optado por el Renting, podrás desgravar el 100% de la cuota, el IVA podrá ser desgravado de la declaración y si el uso del vehículo está destinado a una actividad profesional al 100%, podrás obtener otras ventajas de tipo fiscal.

Si has decidido que tú método de compra será vía Leasing, debes saber que las cuotas también pueden ser desgravadas del impuesto de sociedades o del IRPF. No olvides por otro lado que la cuota mensual pactada podría sufrir algunos cambios debido al ajuste en los intereses.

¿Quién me ofrece estos servicios?

Si ya has decidido que el Renting o el Leasing es la fórmula que vas a adoptar para adquirir tu coche, debes saber dónde hacerlo. Estas vías podrán llevarse a cabo a través de las marcas, de los concesionarios multimarca o de empresas específicas de Renting y Leasing. Además y como es habitual desde hace tiempo, Internet ofrece soluciones tecnológicas para la contratación de estos servicios. Una vez cierres la operación vía web, podrás acudir al centro acordado a recoger tu vehículo y es que Internet es una nueva forma disponible para cerrar prácticamente cualquier servicio, ya sea pedir comida a domicilio o adquirir tu nuevo coche.

Info, números y una decisión personal

Estamos seguros que tras este análisis detallado ahora tienes mucho más claro los conceptos, tanto del Renting, como del Leasing. Las diferencias son más sustanciales de lo que parece, aunque como hemos comentado en diversas ocasiones, los planes suelen confundirse.

Recuerda que en este análisis de ambas opciones hemos repasado par quién está destinado cada modelo de negocio, los tiempos legales de ambos, las características y servicios que incluye y las ventajas fiscales que suponen ambos modelos.

Ahora y con toda la información sobre la pantalla de tu dispositivo electrónico, es momento de evaluar, consultarlo con tu pareja, amigos o familiares y dar una respuesta a tus necesidades. Toda la información necesaria sobre la compra, venta y disfrute de tu vehículo está disponible en idoneo. ¡Lee, comparte y disfruta de tu nuevo coche!