02 Agosto, 2022

Coches procedentes de renting o leasing

El boom del renting de los últimos años han cambiado el ecosistema de la automoción y ha incorporado al mercado un gran número de vehículos procedentes de esta nueva modalidad.

Pero,... ¿son fiables los coches precedentes de renting?,¿son una buena opción?¿por qué han crecido el interes en este tipo de vehículos? ¿y si provienen de leasing?...

A continuación responderemos todas estas cuestiones y explicaremos los 2 grandes caminos que toman estos vehículos: el renting de segunda mano o su venta.

vender mi coche

Coches provenientes de renting 

Los coches de renting son aquellos que, tras haber sido alquilados a largo plazo (normalmente de entre 24 y 60 meses) a un conductor, se incorporan al mercado de vehículos usados para ser nuevamente alquilados o para ser vendidos.

Los vehículos procedentes de renting presentan una nueva alternativas debido a que, a pesar de haber sido usados por otros conductores, son automóviles que están en buenas condicione y ofrecen una relación calidad-precio muy favorable.

De tal forma que, si se realiza por mediante un proveedor de calidad y que otorgue garantías de calidad, pueden suponer una buena oportunidad, ya sea en forma de un renting de segunda mano o como coche a comprar.

Ejemplo de coches procedentes de renting

¿Por qué los coches que viene de renting interesan?

Porque son vehículos en buen estado que han tenido un uso controlado y que han pasado periodicamente las revisiones correspondientes. 

Este mantenimiento continuado y asegurado impide que el coche en renting haya circulado soportando una gran avería ya que de tenerlo lo habrían detectado en una de las revisiones anuales.

¿Por qué están en buen estado los coches que proceden de renting?

La respuesta corta a esta pregunta es: porque de su buena conservación depende gran medida el beneficio del arrendador (su propietario)

Un automóvil que ha sido usado para renting no es más que un vehículo que ha sido alquilado por un propietario a largo plazo y que, al término del contrato, pone ese vehículo en el mercado de venta de segunda mano o lo ofrece para volver a ser rentado.

De tal forma que gran parte del beneficio del que alquila se basa en que el vehículo esté en un gran estado.

Por ello, el propietario (que no es lo mismo que el conductor) se asegura que el conductor (la persona que contrata el renting) pase periodicamente las revisiones correspondiente y los mantemientos del coche. 

Ofertas de Renting de Segunda Mano
Entrada rápida

Coches procedentes de renting de segunda mano

Estos automóviles son los que se han sido aquilados hasta en 2 ocasiones, es decir, que han tenido 2 conductores previamente

Características de Renting de Segunda mano

Vehículos de ocasión provenientes de renting

Comprar coches de renting usados

 

Comprar coche procedentes de renting

Como hemos comentado anteriormente, el buen estado general de mantenimiento de estos coches y el uso planificado del mismo para conservar el valor del vehículo hacen de este tipo de vehículos una opción muy atractiva para hacerse con un coche usado.

Comprar un vehículo proveniente de un renting es cada vez más común y buscado por aquellos que quieren un coche usado con poco riesgo. Generalmente están en gran estado y el vendedor no deja de ser una empresa, lo que tiene sus pros y sus contras, pero reduce elimina los grandes peligros de comprar un coche a un particular o a algún negocio pequeño. 

Al comprar un coche que ha sido de renting, la financiera de renting te aporta las características básicas del coche (kilometraje, años de matriculación, combustible, etiquetado mediambiental, precio, etc...) y unas fotos superficiales. En función de eso, se debe decidir si se desea el coche o no. 

No es realista esperar que estas empresas nos faciliten fotografías específicas o videos que le pidamos porque no requieren de esos esfuerzos para venderlos (se podría decir que se los quitan de las manos) ni personal suficiente para tantas peticiones como podrían necesitar para ello. De forma que comprar un coche que procede de un renting supone adquirirlo siendo consciente de que puede tener algunos detalles o defectos que no esperábamos. Seguramente, los defectos que pueda tener el  vehículo no suelen ser más que algún arañazo, enganchón en la tapicería, etc..

Estos defectos ocultos, no dejan de ser estéticos, lo que no quiere decir que no sean importantes, pero no graves. De haber tenido grandes averías el seguro a todo riesgo hubiera cubierto el problema y reparado. Pero es común que otros defectos provocados por el uso no fueran lo suficientemente importantes como para llevarlo al taller. 

Sin embargo, aunque los defectos de un coche que procede de renting no sean graves en relación a la vida útil del coche sí lo pueden ser a la hora de comprarlo o de valorar su relación precio-calidad. Porque....¿cómo saber si el coche tendrán desperfectos que no son fáciles de ver a simple vista?, ¿cómo saber si el anterior conductor era de un fumador?, ¿y si tenía mascotas?,...

Por ello, antes de lanzarse a adquir un coche de renting en venta es necesario platerase nuevas alternativas. La más recomendable, como veremos más adelante, es el renting de segunda mano como paso previo a la compra. 

¿Por qué un renting de segunda mano antes de comprar?

Coche en venta de renting: cosas a tener en cuenta

Las proveedores de renting pueden poner estos coches a la venta con los que recuperar parte de su inversión inicial. Una vez se termina el contrato de renting ponen estos coches a la venta y es en ese momento cuando podemos comprarlo. 

Pero ¿en qué debemos fijarnos?

Pues debemos ser analíticos y no dejarnos llevar por la parte estética. En primer lugar tener que saber si ese coche se ha valorado correctamente, es decir, si su precio corresponde al de otras ofertas sobre el mismo modelo tenien en cuenta, combustible, año de matriculación y kilometraje del coche.Hay que tener en cuneta que los coches que están en venta de renting se les presupone un estado de mantenimento y cuidado alto. Además, no debemos dejar de tener en cuenta que otras ofertas sobre coches similares que hay por internet son de particulares, lo que abre la puerta a malas prácticas como la manipulación del kilometraje, estafas, averias ocualtas...

Una vez evaluado si creemos que está a un precio correcto, podemos fijarnos en otros detalles. 

No obstante, como hemos comentado en el apartado anterior, algunos detalles no transcedentes para el uso del coche, pero sí para su comprar son difíciles de ver antes de su compra y por eso es bueno optar por el renting del ese coche si es posible. 

Comprar un coche que ha sido de alquiler

En este apartado abrimos un poco el abanico de posibilidades para no solo analizar los vehículos que provienen de un renting, es decir, de un alquiler a largo plazo, sino también para los que provienen de empresas de alquiler o de alquileres a corto plazo sea cual fuere la razón.

Nos referimos a los coches prevenientes de empresas de alquiler como los renta cars cercanos a los aeropuertos, empresas de alquiler por días e incluso horas, etc...

Los coches de alquiler en venta han sido usados por múltiples conductores, lo que aumenta el peligro de que haya pasado por malas manos y una vez terminan de ser usados para su alquiler son coches con muchos kilómetros a sus espaldas. 

Sin embargo, es común encontrarse este tipo de vehículos en venta en interntet a un precio atractivo, pero todo tiene su explicación y no es porque "quieran quitarselos de encima"

Los vehículos que proceden de alquiler a corto plazo se suelen vender por un precio muy llamativo debido a que, a pesar de no tener muchos años, han soportado mucho deterioro y su vida útil se ha consumido en gran medida. Por ello, aunque la imagen exterior de estos coches sea exquista, debemos ser concientes que cabe la posibilidad de que ya haya superado sus mejores años y sus piezas internas tenga algo de deterioro. 

La explicación rápida del estado de estos vehículos procendentes de alquiler es que son sometidos a revisiones superficiales constantes, pero suelen carecer de un mantenimiento por servicios oficiales. De hacerlo eso conllevaría un coste que las empresas de alquiler prefieren ahorrarse y optan por realizar dichas atenciones por su porpios medios. 

En consecuencia, comprar un coche que ha sido destinado a alquiler a corto plazo  conlleva un alto riesgo. La imagen externa de estos coches puede transmitir una sensación de irreal del estado de salud del autómovil. 

Recomendamos optar por otras alternativas como el renting de segunda mano si se desea realizar un uso exigente de este coche una vez se compre sin exponerse tanto a peligros de la compra.

Acontinuación explicamos porque el renting de coches usado y/o su compra es una mejor opción. 

Coches de Segunda mano de Renting
Sin entrada

Tu renting a tu medida

Adaptalo a tus necesidades