09 Febrero, 2022

Coche de empresa en nómina

Actualmente son muchas las empresas que obtienen uno o varios vehículos en nómina gracias a la opción del renting. Con el renting, te ahorras un desembolso inicial, haciendo los pagos de forma mensual, y eso facilita a las empresas y a todo el mundo en general la opción de obtener un coche.

Cuando una empresa compra un vehículo en nómina para uso laboral, son los trabajadores los que hacen uso de este. Con el renting, es bastante similar. Vamos a ver los detalles de las empresas y los coches de renting.

Ley 25/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF): «Se considerarán rendimientos íntegros del trabajo todas las contraprestaciones o utilidades, cualquiera que sea su denominación o naturaleza, dinerarias o en especie, que deriven, directa o indirectamente, del trabajo personal o de la relación laboral o estatutaria».

¿Cuándo afecta tener un Coche de empresa en nómina?

Cuando una empresa compra o adquiere un vehículo, hay dos opciones. Que el uso del coche sea único y exclusivo para trabajo, o que los empleados puedan hacer uso del vehículo de forma privativa.

Cuando se hace uso exclusivo del vehículo para trabajo, es la empresa la que se hace cargo de todos los costes del coche.

Cuando además del uso de trabajo, los empleados pueden usar el vehículo para su uso privativo, es cuando pasa a ser un coche de empresa en nómina, y por tanto se tomará el 20% del valor del vehículo en la nómina del trabajador.

Eso sí, el renting como retribución en especie tiene sus límites, marcados por el Estatuto de los Trabajadores: «En ningún caso, el salario en especie podrá superar el treinta por ciento de las percepciones salariales del trabajador, ni dar lugar a la minoración de la cuantía íntegra en dinero del salario mínimo interprofesional».

¿Cómo afecta tener un coche de empresa en nómina?

Existen muchos tipos de retribuciones en especie. La utilización o entrega de vehículos en nómina a sus trabajadores para poder realizar su tarea laboral, es una de las más comunes.

Estos coches de empresa en nómina deben retribuirse a esta en función de dos parámetros:

  • Si se entrega el coche al trabajador, deberá imputarse el valor de adquisición para el pagador incluidos tributos.
  • Si el trabajador dispone del vehículo para uso privativo, se atribuirá el 20% de este sobre el valor total del vehículo. Por consiguiente, se le incluirá la parte proporcional en su salario mensual, en función del uso con fines personales que realice el trabajador del vehículo.

En el caso del coche de renting para empresa en nómina, es equivalente.Se tiene en cuenta el valor total del vehículo, y se atribuye el 20% de ese valor al salario mensual del trabajador, en caso de que haga un uso privativo de este.

Ejemplo de nómina del coche de empresa

Vehículo con un valor de 20.000 €

Imputación: 20.000 € x 20% = 4.000 €

Si realiza un uso privativo 100%. El empleado verá reflejado mensualmente en su recibo de salario, como pago en especie el importe de 333,33 € (4.000 € / 12 meses). Es importante destacar que un coche de renting forma parte de la nómina de un empleado pero su valor nunca podrá superar el 30% del salario. En este caso, el empleado debería cobrar al menos 1.000 € para poder retribuir los 333,33 € mensuales.

Si realiza un uso mixto. Es decir, utiliza el vehículo con fines profesionales y adicionalmente tiene autorización para realizar un uso privativo. Deberá realizarse una valoración objetiva del porcentaje de uso personal que realiza del vehículo.

Sobre el ejemplo anterior.

Si se determina que el uso privativo del vehículo es del 50%, en este caso la imputación como pago en especie sería:

333,33 € / 50% = 166,67 € mensuales.

Si posterior a su uso, se hiciese entrega del vehículo. Se tendría que imputar como pago en especie, el importe íntegro del valor de mercado en el momento de efectuar la entrega al empleado (transfiriendo la titularidad del vehículo al empleado).

CASOATRIBUCIÓNCOSTE PARA LA EMPRESACOSTE PARA EL TRABAJADOR
Si el vehículo se usa solo para trabajarLa empresa se hace cargo de todos los pagos100% de los gastos del vehículoNada
Si el vehículo se usa para trabajo y uso privativo 100%Ambas partes se hacen cargo80% del valor del vehículo20% del valor del vehículo
Si el vehículo se usa para trabajo y uso privativo en valor del 50%Ambas partes se hacen cargo80% del valor del vehículo + 50% de la parte restanteEl 50% del 20% del valor del vehículo

 

El coche de empresa, en alza

“Adquirir un coche de empresa mediante el renting es una práctica cada vez más habitual. En 2021 creció enormemente la cifra de vehículos matriculados para este sector, y en 2022 seguirá esta tendencia. Tener un coche en nómina da la posibilidad de acceder a un vehículo en el caso de los trabajadores, que en muchos casos no son capaces de afrontar económicamente, o lo ven un gasto innecesario. De esta forma la empresa consigue retener talento gracias a la capacidad de ofrecer un medio de transporte a sus empleados, y a estos les motiva el solucionar el aspecto de la movilidad a un precio muy asequible. Todo de forma cómoda y sin riesgo alguno”.  Sergio Marín, experto en renting de empresas en Idoneo.

Tu renting a tu medida

Adaptalo a tus necesidades