07 Octubre, 2019

Toyota C-HR: ahora por fin, con el grupo híbrido de 180 CV

Que Toyota se ha colocado como el mayor especialista en vehículos con grupo propulsor híbrido no lo duda nadie y si hay alguien que todavía lo hace, no tardará mucho en percatarse. No en balde, la firma nipona ha hecho una enorme inversión en esta tecnología desde que, en 1997, pusiera en circulación la primera generación del Toyota Prius. Aquel coche, el primer automóvil híbrido (con motor gasolina y eléctrico) de producción en el mundo, supuso una revolución que hoy es la base de su estrategia comercial y de su oferta de modelos.

La tecnología híbrida abarca gran parte de la gama de Toyota. El nuevo Toyota Corolla, por ejemplo, sólo se ofrece con este tipo de motorización (con 122 y 180 CV). El nuevo Toyota RAV4 también se ofrece únicamente en formato híbrido (218 CV 2WD y 222 CV 4WD), al igual que el nuevo Toyota Camry o el Toyota C-HR. Este último, además, se ha convertido en el híbrido más vendido de España y para rematar, acaba de recibir una nueva mecánica, también híbrida, que amplía la gama por arriba y lo hace todavía más interesante.

Si todo esto parece poco, Toyota ha renovado su acuerdo con Subaru, con quien ya colaboraba anteriormente y con quien desarrolló coupé GT86 (Subaru BRZ), para la creación de una plataforma para vehículos eléctricos, el desarrollo de una nueva generación de vehículos híbridos y, por supuesto, la renovación del conocido entre los aficionados como ‘Toyobaru’, el Toyota GT86 y el Subaru BRZ.

frontla toyota c-hr

Más potencia con el nuevo motor ‘Dynamic Force’

Volviendo al Toyota C-HR, debemos destacar los buenos resultados mercantiles del modelo, aun teniendo únicamente una sola mecánica disponible. Y no sólo eso, sino que esa mecánica es híbrida, pudiendo ser un escollo para su evolución comercial. Sin embargo, más bien parece que ha sido al contrario y su única opción mecánica ha sido un acierto total por parte de Toyota, que ha combinado de forma bastante acertada un SUV de diseño muy llamativo, con un motor de buen funcionamiento y bajos consumos y la consabida etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico.

El caso es que muchos usuarios demandaban más potencia para este modelo, cuya estética no cuadra mucho con un grupo propulsor de sólo 122 CV. También se puede notar cuando lo conduces, que su chasis está inframotorizado, que puede con más potencia y que sería un coche más ‘redondo’ con algo más de prestaciones. Y la verdad es que se ha tardado en dar el paso, pero el Toyota C-HR ya cuenta con una versión más potente y dinámica, ganando atractivo y seguramente, ganando clientela.

No es una novedad que llegue sin previo aviso. La adopción de un motor más potente es algo que siempre ha estado ahí, en forma de rumores y de comentarios desde la marca. Pero está claro que se quería esperar a estrenar el nuevo motor 2.0 ‘Dynamic Force Hybrid’ en la gama Corolla y posteriormente, extender su influencia a otros modelos. Así, una vez completa la gama del compacto japonés, el exitoso SUV híbrido puede anunciar 184 CV. Esta cifra es llamativa, pues este grupo motor declara 180 CV en la gama del Toyota Corolla a pesar de ser el mismo grupo híbrido.

Este se forma por un motor de gasolina con cuatro cilindros y 2.0 litros, asistido por un motor eléctrico. La marca no ha comunicado todavía datos de consumos o emisiones, aunque podemos tomar como referencia las cifras de la gama Corolla, dónde se ofrece la misma oferta mecánica. En el Corolla ambos motores (122 y 180 CV) anuncia la misma velocidad punta de 180 km/h (se debe a que la caja de cambios y el desarrollo final es idéntico), aunque aceleraciones y recuperaciones son mucho mejores en el más potente con unos consumos que se diferencian en tres décimas: 4,3 litros cada 100 kilómetros para el 125H y 4,6 litros cada 100 kilómetros para el 180H. Siendo el Toyota C-HR algo más pesado, podríamos ver una pequeña pérdida en velocidad punta y aceleración, con un mínimo aumento del consumo.

interior toyota c-hr

Nueva suspensión y detalles estéticos

Posiblemente, haya gente que no entienda la necesidad de ofrecer un motor más potente, sobre todo cuando en España no se pueden superar los 120 km/h. Pero pensar en velocidad es erróneo, ya que una mayor potencia no sólo ofrece velocidad, sino también agilidad y seguridad en adelantamientos, incorporaciones o viajes con mucha carga (maletero hasta los topes, todas las plazas ocupadas y depóstivo al máximo). Sobre todo cuando se trata de un automóvil cuya aerodinámica y peso es deficiente. Además, por norma general, todo motor potente se acompaña de una revisión en suspensiones y frenos para adaptarlos a las nuevas exigencias.

Es precisamente lo hace Toyota con esta nueva versión del C-HR. Las suspensiones se han revisado, tanto muelle como amortiguador, para ofrecer una mejor dinámica de conducción y un mayor control de las reacciones del coche. La dirección y su sistema de asistencia también se han visto revisados para garantizar un mejor tacto al conducir y una mayor sensación de control.

Al mismo tiempo, Toyota ha perfilado ligeramente su imagen para dotarla de mayor atractivo, algo que parece complicado viendo el enorme éxito comercial del modelo. Ahora, el paragolpes delantero tiene nuevo diseño, con entradas de aire de mayores dimensiones y un aspecto que busca aumentar la deportividad. Los faros incorporan tecnología ‘Full LED’ y cambian las formas de las luces de día y la firma lumínica. En la parte trasera no hay tantos cambios, aunque los pilotos también reciben nueva configuración interior y una lámina que los conecta visualmente.

Destacar, para finalizar, la adopción de Apple CarPlay y Android Auto, dos sistemas de conectividad que los usuarios han reclamado desde el primer día de su comercialización.

Conclusión/Opinión

El Toyota C-HR es un coche muy popular, porque cumple casi a la perfección lo que actualmente piden los usuarios: un automóvil con aspecto SUV, pero para usar básicamente en carretera y con bajos consumos. Podríamos decir que se trata de un compacto diferente y tecnológico, más que de un SUV. Y ahora con el nuevo motor de 180 CV, es evidente que la ganancia en agrado de conducción debería ser notable, aunque hasta que no lo probemos no podremos confirmarlo.

No obstante, sí hemos podido probar la gama Corolla, tanto el 122 como el 180 CV, y éste último es la mejor elección por conjunto. Se mucho más ágil que el motor pequeño, su estética es más atractiva, viene algo más equipado y además, gasta casi lo mismo. El único pero que se puede poner es que su maletero es mucho más pequeño por las baterías. Por tanto, el Toyota C-HR con el nuevo ‘Dynamic Force’ debería reproducir todo esto sin mayores inconvenientes, aunque ojo al precio porque no es un modelo barato.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook