X

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!


Llámame GRATIS

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

28 Octubre, 2019

Presentación del nuevo Volkswagen Golf 2020

Nació en 1974 con un objetivo muy ambicioso y complicado, pero que logró sin aparente esfuerzo. El Volkswagen Golf salió por primera vez de la planta de Wolfsburgo, la misma que todavía hoy sigue dando vida al modelo, en marzo de 1974 y lo hacía para ocupar el lugar del Volkswagen ‘Escarabajo’. Sí, el Golf fue desarrollado para sustituir a un automóvil del que se vendieron 21,5 millones de unidades en su vida comercial (que fueron muchos, muchos años). Pero el Volkswagen Golf era muy diferente al Escarabajo, de hecho, era un concepto totalmente diferente, una jugada extremadamente arriesgada que, por otro lado, fue un rotundo éxito y en apenas dos años se habían vendido un millón de unidades.

Volkswagen, traducido al castellano como ‘el coche del pueblo’ (literalmente), fue un proyecto creado por Adolf Hitler para motorizar al pueblo alemán, que consistía en un automóvil sencillo, robusto y extremadamente fiable. El responsable de su desarrollo fue Ferdinand Porsche, el padre del que años después crearía la marca de deportivos Porsche sobre, cosas de la vida, el coche resultante de este proyecto. Coche, por cierto, que se llamó directamente ‘Volkswagen’ y que cuyo apelativo de ‘Escarabajo’ fue puesto por el público y no por la marca. Sumamente famoso, el Volkswagen se vendió en todo el mundo, con unas características muy particulares: motor trasero refrigerado por aire y propulsión.

El Volkswagen Golf, cuya denominación se debe al viento del Golfo y no al elitista deporte, desechaba esa configuración y colocaba el motor sobre el eje delantero y la responsabilidad de mover el vehículo a las ruedas del mismo eje. De su diseño se encargço el italiano Giorgetto Giugiaro, que olvidó las formas redondeadas y culpable del mote que recibió el primer Volkswagen, para tomar referencia de los último modelos de la marca como el Scirocco o el Passat. Formas cuadradas, sencillas y atractivas, que permitían una buena habitabilidad, un buen maletero con portón y la adopción de algunas soluciones que contribuyeron de forma notoria a su éxito de ventas.

golf blanco electrico

El coche a batir en todos los aspectos

Desde aquel momento, el Volkswagen Golf fue ganando popularidad, aumentando las ventas y siendo, en resumen, el sueño de muchos usuarios. Además, fue el creador del concepto GTi (Gran Turismo Inyección), ese de convertir un automóvil práctico y resultón, en un coche deportivo. El éxito del concepto es evidente cuando miras el mercado y compruebas que la idea sigue vigente y que muchos otros fabricantes han creado sus respectivos compactos deportivos.

Esto hace del Golf un coche especial, un referente en el mercado que, para muchos usuarios y fanáticos del automóvil, es ‘El coche’. Es compacto alemán se ha posicionado desde siempre como un modelo que no es el mejor en nada, pero sin embargo, lo hace todo bien y la suma de sus características, dan como resultado uno de los mejores conjuntos del mercado. Prensa especializada y aficionados lo han aupado hasta el olimpo de los coches donde lleva décadas. Eso hace de cada renovación algo especialmente delicado y quizá por eso, la octava generación del Volkswagen Golf ha tardado un poco más de lo esperado en llegar.

Su presentación se retrasó a comienzos de 2019 para terminar el desarrollo de las funciones digitales, pues la marca quería equipar al modelo con un puesto de mando totalmente digital, con máxima conectividad e incluso sistema de conducción semi autónoma. También se ha querido esperar para no robar protagonismo al Volkswagen ID.3, el coche eléctrico con el que la marca quiere ‘reinventar’ el segmento. Además, había que equipar al nuevo Golf con argumentos suficientes para luchar con la casi imbatible horda de modelos SUV y con rivales de la talla del Mercedes Clase A o el nuevo BMW Serie 1. No obstante, la octava generación del coche más vendido de Europa ya es una realidad y llega con multitud de novedades.

Hemos podido seguir su evolución casi al detalle, internet hace casi imposible ocultar secretos y más todavía cuando se trata de un coche como el Golf. Así, por tanto, han aparecido fotos de unidades de pruebas con camuflaje, ha habido especulaciones, rumores, filtraciones y todo tipo de cosas al respecto. Sin embargo, no han podido apagar la repercusión que tiene su lanzamiento y ha disminuido la sorpresa que al conocer algunos detalles del modelo.

interior nuevo golf

Digitalización y máxima conectividad

Una de las mayores novedades que esconde este nuevo Volkswagen Golf es el estreno de una nueva evolución de la plataforma MQB. Una base sobre al que se pueden adaptar diferentes configuraciones mecánicas y que, en teoría, mejora el comportamiento y el tacto de conducción, así como la habitabilidad. Pero es algo que pasará inadvertido al usuario común, al contrario que la enorme digitalización que sufre el Golf. Las tendencias giran en torno a unos habitáculos llenos de pantallas enormes, ausencia casi total de botones y máxima conectividad móvil e internet. Apartados donde el Volkswagen Golf comenzaba a cojear aún tras la pequeña renovación de 2017.

Así, por tanto, la nueva generación del compacto alemán llega cargada de tecnología digital. Visualmente, el cambio sufrido en su habitáculo es brutal, no queda nada del anterior Golf y lo deja anticuado de un plumazo. Ahora, las pantallas lo dominan todo, conformando una instrumentación que ocupa la zona media del salpicadero y que contiene todas las funciones, incluidas la calefacción o la radio. No hay botones físicos, sustituidos por mandos táctiles hasta para la regulación de los faros o la apertura del techo de cristal. El Golf entra a lo grande en el mundo digital, siguiendo tendencias y contrastando mucho con otros fabricantes como Mazda, que aseguran que este tipo de mandos ‘no físicos’ provocan distracciones y posibles accidentes. Si es cierto que ergonómicamente no son la mejor solución, pero los usuarios quieren este tipo de cosas y su ausencia puede separar el éxito del fracaso.

Su enorme contenido tecnológico incorpora uno de los sistemas que más controversia están creando en la industria y en los gobiernos: el mal llamado sistema de conducción autónoma o semiautónoma. Se trata de un conjunto de asistentes a la conducción, que funcionando en conjunto, permiten al nuevo Golf circular sin intervención del conductor por carretera hasta velocidades de 210 km/h. Para ello, hace uso del control de crucero adaptativo, del asistente de mantenimiento y cambio de carril y de los diversos asistentes a la frenada de emergencia.

También incorpora el conocido como ‘internet de las cosas’. Monta una unidad de conectividad online con enlaces eSIM, para poder acceder a diversos servicios en línea ofrecidos por la marca. Al mismo tiempo dispone de tecnología Car2X, es decir, un sistema para interactuar con la infraestructura que disponga de esta tecnología o dicho de otra manera, el nuevo Volkswagen Golf puede ‘hablar’ con diferentes elementos viales como semáforos o cámaras, siempre y cuando tenga la tecnología necesaria. También puede comunicarse con otros vehículos equipados con sistema Car2X a 800 metros de distancia, mostrando la información en una pantalla.

Lateral golf amarillo con ciudad de fondo

Hibridación suave e hibridación enchufable, novedad en la gama

El apartado de las mecánicas es un tema delicado para los fabricantes. Muchos han desestimado usar motores diésel y en su lugar ofrecen grupos propulsores híbridos, como Toyota, pero fabricantes como Volkswagen han invertido mucho en los motores alimentados por gasóleo y prescindir de ellos puede ser un inconveniente. Tampoco puede dejar de lado la hibridación, sea del tipo que sea, pues serán importantes para lograr cumplir con la nueva normativa de emisiones que fija, desde el 1 de enero de 2020, una media de 95 gramos de CO2 para cada fabricante. Ojo, una media global para toda la producción, no para cada modelo y motorización. De no cumplirse, las multas son absurdamente grandes, con 95 euros por cada gramo de CO2 adicional, multiplicado por unidad vendida. Las cifras son mareantes…

Por ello, el nuevo Volkswagen Golf ofrecerá una opción para cada conductor, desde motores diésel de nuevo desarrollo hasta hibridación enchufable e incluso gas. Concretamente, serán dos TDi, tres TSi, otros tres eTSi (hibridación suave), un GNC y dos híbridos enchufables.

 

Motor

Potencia

Transmisión

Gasolina

1.0 TSi 81 kW

110 CV

Man. 6 vel.

1.5 TSi 96 kW

130 CV

Man. 6 vel.

1.5 TSi 110 kW

150 CV

Man. 6 vel.

Diésel

2.0 TDi 85 kW

116 CV

Man. 6 vel./ auto. DSG 7 vel

2.0 TDi 110 kW

150 CV

Man. 6 vel./ auto. DSG 7 vel

GNC (Gas Natural Comprimido)

1.5 TGi 96 kW

130 CV

Man. 6 vel./ auto. DSG 7 vel

Mild Hybrid (sistema eléctrico de 48 voltios)

1.0 eTSi 81 kW

110 CV

Auto. DSG 7 vel.

1.5 eTSi 96 kW

130 CV

Auto. DSG 7 vel.

1.5 eTSi 110 kW

150 CV

Auto. DSG 7 vel.

Híbrido enchufable

eHybrid

204 CV

Auto. DSG 6 vel.

GTE

254 CV

Auto. DSG 6 vel.

 

Los motores ‘mild hybrid’ cuentan con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico y los híbridos enchufables, lucen la etiqueta CERO. La motorización TGi, alimentada por gas natural comprimido o GNC, también tiene etiqueta ECO. Más adelante, la marca a comunicado la llegada de un motor 2.0 TSi para los Golf GTi, GTi TCR y Golf R, aunque no ha dado más detalles.

Conclusión/Opinión

El Volkswagen Golf es un automóvil sumamente valorado, y no es para menos. Cuando se dice que es el mejor conjunto del mercado, no se dice a la ligera y, en realidad, lo es. Siempre hay pequeños matices muy marcados por gustos personales, pero si dejamos esas cosas a un lado, el Volkswagen Golf es uno de los mejores coches del mundo. No es el mejor, ni tampoco es perfecto, pero se queda muy cerca y es ahí donde reside su éxito.

Todas sus generaciones, o casi todas, han sido muy criticadas por una línea muy continuista y conservadora. Una forma de trabajar que Volkswagen emplea en todos sus productos y que busca no cambiar lo que realmente funciona. Sin embargo, esta generación del Golf se puede considerar la más atrevida en muchos apartados, como el frontal, que muy seguramente recibirá toda clase de críticas (un Golf que se atreve a cambiar, hay que estar loco… ¿verdad?) o un habitáculo que rompe con lo visto hasta el momento en el modelo e incluso en la propia Volkswagen. También será criticado por el continuismo estético en otras zonas, como la trasera o su vista de perfil, que no quepa duda…

Sin embargo, no podrá ser criticado ni siquiera un poquito en el apartado de tecnología. La octava generación del Volkswagen Golf es la más tecnológica de toda la saga. Muchos supondrán que siendo un coche nuevo es lógico que sea el más tecnológico, pero supone un salto enorme respecto al Golf VII, un mundo aparte. La evolución es mucha respecto al Golf saliente y se puede considerar casi una nueva era para el compacto alemán.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook