15 Marzo, 2022

¿Qué es el valor venal de un coche y cómo se calcula?

Si tienes pensado vender tu coche y no sabes cómo valorarlo, qué precio ponerle para que no sea excesivamente elevado y que no te suponga una pérdida sustancial, este artículo te interesará. Si por el contrario y en un caso menos ideal, has sufrido un accidente y te gustaría saber qué indemnización tienes derecho a recibir, también deberías seguir leyendo este artículo. En ambos casos, el dato en el que tendrás que fijarte será el valor venal. ¿Y qué es este valor venal y para qué sirve, te preguntarás? ¿Cuál es la definición de valor venal? ¿Cómo se calcula el valor venal de un vehículo? Estas cuestiones (y más) son lo que pretendemos resolver en las siguientes líneas. 

vender mi coche

Vende tu coche

En idoneo tasamos tu coche gratis y en pocos pasos. Recibe el precio de tu coche Online

Tasar mi coche

¿Qué es el valor venal de un coche?

Antes que nada, definiremos este concepto para que no puedan quedar dudas. El valor venal no es otra cosa que la cantidad monetaria que podría obtener alguien a la hora de vender un bien usado. En este caso, obviamente, el bien usado sería un coche. Sin embargo, este dato no es relevante únicamente en el mercado de compraventa de vehículos. También se emplea en el mundo de las aseguradoras, siendo en ese ámbito el valor de venta que tenía el coche justo antes de que se produjera un accidente. Se trata de un valor que refleja la depreciación que ha sufrido el automóvil desde el momento en que se compró, cuando aún era nuevo, hasta la actualidad.  

¿Para qué sirve el valor venal de un vehículo?

Como ya hemos mencionado anteriormente, el término “valor venal” se emplea con asiduidad en el mercado de segunda mano de automóviles. Se trata del precio que pagas si compras un coche en el mercado de ocasión, o bien la suma que recibes si eres tú quien realiza la venta. De este modo, te asegurarás de estar comprando o vendiendo el coche por un valor justo, evitando sobreprecios o estimaciones desfavorables. 

Si pasamos a hablar de compañías de seguros, estas también emplean el valor venal, en su caso para fijar la indemnización que percibirá el asegurado si se produjera un siniestro o un robo. Siendo más específicos, se trata de la valoración que usan las aseguradoras para realizar el cálculo de los plazos de la póliza del seguro, conocer los riesgos de asegurar determinado coche y, como ya hemos dicho, saber cuánto será necesario pagar si se diera un accidente.

¿Cómo calcular el valor venal de tu coche?

El cálculo del valor renal no se puede realizar a ojo, sino que depende de diversos aspectos que pueden influir en mayor o menor medida en la valoración final del vehículo. Entre estos factores podemos destacar:

  • La antigüedad del coche: se trata del elemento más importante. En la mayoría de los casos se suele pedir el año de la primera matriculación del automóvil.
  • Las características del vehículo, como su marca y modelo.
  • El estado de conservación, tanto de la carrocería como de los sistemas eléctricos, la mecánica interna, etc.
  • La situación del mercado de segunda mano, que dependerá de la demanda y oferta que se da en él.

Además, si tu coche cuenta con elementos añadidos que han sido declarados en el seguro, estos también se tendrán en cuenta en el cómputo. Curiosamente, existen otros parámetros relevantes que, sin embargo, no se valoran a la hora de determinar el valor venal, como puede ser el kilometraje que haya ido acumulando a lo largo de los años. 

Calcula el valor venal de tu coche

Aunque existen calculadoras online que te permiten averiguar esta cifra automáticamente introduciendo una serie de datos como el modelo del vehículo y la matrícula (o año de la primera matriculación), nosotros te dejamos aquí la tabla de Hacienda con los porcentajes oficiales. De este modo, podrás realizar el cálculo aproximado por tu propia cuenta, aplicando el porcentaje correspondiente a la antigüedad de tu coche a su valor oficial. Eso sí, el cálculo oficial y definitivo del valor venal será el que elabore un perito.

AntigüedadPorcentaje 
Hasta un año100%
Más de 1 año84%
Más de 2 años67%
Más de 3 años56%
Más de 4 años47%
Más de 5 años39%
Más de 6 años34%
Más de 7 años28%
Más de 8 años 24%
Más de 9 años19%
Más de 10 años17%
Más de 11 años13%
Más de 12 años10%

Evidentemente, a medida que pasen los años, el valor venal se irá reduciendo. En ocasiones, cuando un vehículo que aún puede circular es demasiado viejo, se declara en situación de siniestro total. Esto se debe a que llegado a ese punto, su reparación supondría un coste superior a su valor venal.

Tasa tu coche gratis
En pocos pasos

Otros valores parecidos a valor venal 

Existen diversos términos similares a valor venal que pueden ser confundidos con este. Por tanto, a continuación pasaremos a explicarlos uno por uno para evitar posibles errores. 

Valor de mercado o de reposición 

Se trata simplemente del valor de compra del vehículo, es decir, la suma que se paga cuando adquieres un vehículo. 

Valor de nuevo

En el caso de que una compañía de seguros indemnizara por el valor de nuevo del vehículo, esto significaría que la persona asegurada recibiría la cifra correspondiente al valor del vehículo nuevo. Equivale al precio que tenía tu coche en el momento en que salió del concesionario. 

Valor venal mejorado

Se trata de una opción que no ofrecen todas las aseguradoras. Supone una cuantía más elevada al valor venal convencional, puesto que únicamente tendría en cuenta aspectos como la antigüedad del coche y sus características, dando como resultado una mejora de las condiciones por parte de la compañía de seguros.

Diferencias entre valor venal y valor de mercado

Realmente, la diferencia entre valor venal y valor de mercado o de reposición no es más que la suma de los impuestos de transferencia, las posibles reparaciones que se pudieran haber realizado y la ganancia que le correspondería al vendedor. Dicho de otra manera, se trataría de la diferencia entre el valor que se paga por la compra de un vehículo, y el precio de venta de este mismo.

Tu renting a tu medida

Adaptalo a tus necesidades