23 Febrero, 2022

Cambiar de coche cada 3, 4 o 5 años

A medida que avanzamos, el ritmo de vida que llevamos es cada vez más rápido. Cuando queremos algo lo queremos al momento, no nos gusta esperar por nada. Y cada vez nos cansamos antes de todo en general, nos gusta actualizarnos, ir a la última moda, no estar anticuados. Es algo que afecta a todos los negocios, incluido el del automovilismo. Hace unos años podíamos estar mucho tiempo utilizando el mismo vehículo. Hoy en día nos cansamos antes de todo, incluso de conducir un vehículo por más de 4 años.

Gracias al renting, tenemos la oportunidad de cambiar de vehículo una vez terminado el contrato, que suele ser de 3 o 4 años, y utilizar un vehículo nuevo completamente distinto. Y no solo eso, sino que además con el renting te ahorrarás todo el tema del cambio del seguro y el papeleo. Simplemente eliges tu nuevo vehículo con su cuota correspondiente, y a disfrutar de un coche distinto.

Son muchas las personas aficionadas a los vehículos, y a sus nuevas tecnologías. Gracias al renting de coches tienes la oportunidad de estar siempre con un vehículo de último diseño y tecnología punta, ya que cuando se te finalice el contrato, tendrás la posibilidad de cambiarlo a uno todavía más moderno. Si te ha gustado mucho el vehículo que has usado, también tendrás la oportunidad de continuar con el mismo coche.

Cambiar de coche cada dos años

Cambiar de coche cada 2 años, tiene ventajas y desventajas. Por un lado, tiene la ventaja en sí de que estás siempre con un coche de última generación. Por lo general, nadie se cansa de un coche después de dos años, y si cambias de vehículo tras 24 meses, seguramente no te hayas cansado. Si el coche no te ha terminado, o no se termina de adaptar a tus necesidades, tan solo hay que estar dos años hasta cambiarte de coche, que no es mucho tiempo. Las principales desventajas de cambiar de coche cada dos años son dos. Por un lado, la oferta es menor que un renting cada 3 o 4 años. Por otro lado, probablemente la cuota será más alta, ya que en vías generales a más años de renting, menor es el precio a pagar en la cuota.

Renting de 2 años

Cambiar de coche cada tres años

Cambiar de coche cada 3 años ya va siendo algo más habitual, gracias al renting. Esta duración es la idónea si te acabas de mudar a una ciudad y necesitas un medio de transporte. Muchas veces no sabes donde vamos a estar de aquí a tres años, y adquirir un coche para 3 años es un tiempo estándar bastante adecuado. Ya vas teniendo más ofertas de vehículos. Si cambias de coche a los 3 años, podrás probar experiencias diferentes de vehículos, sin llegar a cansarte nunca del coche que tengas en ese momento.

Renting de 3 años

Cambiar de coche cada 3, 4, o 5 años

Cambiar de coche cada cuatro años

Cambiar de coche cada 4 años probablemente sea la fecha ideal. Es una fecha en la que mayor oferta de vehículos hay en líneas generales. Si tienes una estabilidad, y no quieres riesgos, cambiar de vehículo cada 4 años es una opción muy adecuada. La cuota es más económica que si cambias cada menos años, y al cambiar de coche a los 4 años, te da el tiempo perfecto para tener ganas de renovar el vehículo.

Renting de 4 años

Cambiar de coche cada cinco años

Cambiar de coche cada 5 años, al igual que los anteriores, tiene sus pros y sus contras. Por un lado, tiene la ventajas de que la cuota a pagar, es la más económica en la mayoría de casos. Si te cambias de vehículo tras 60 meses, todavía no tendrás el coche muy perjudicado, pero ya te darán ganas de cambiar a un vehículo nuevo. Este tipo de renting es ideal para personas que tienen una gran estabilidad, saben que quieren un vehículo en concreto, pero lo quieren hacer a través del renting. Recuerda, que si optas por cambiar de coche a los 5 años, te tocará pasar la ITV, ya que la primera se hace tras los 4 años desde su matriculación.

Renting de 5 años

Facilidades del renting para cambiar de coche

  • No hay que hacer un desembolso inicial
  • Evitas gestiones y trámites referentes al coche
  • En la cuota va todo incluido
  • Una vez finalizado el contrato, eliges el nuevo coche

El renting de coche, es como el alquiler de este pero a largo plazo (de uno a cinco años). Tú firmas el contrato con las condiciones más idóneas, y a disfrutar del vehículo. Al tenerlo un máximo de cinco años, cuando termina el contrato, puedes cambiar de coche, que es el momento perfecto, ya que empezarás a estar cansado de ese vehículo.

Lo bueno de cambiar de vehículo cada cuatro años aproximadamente, es que los coches empiezan a dar problemas después de esos años. Por lo tanto, si cambias de vehículo después de tres o cuatro años, siempre tendrás un coche nuevo que te funciona perfectamente, ya que no será un coche antiguo. Si de todas formas te da algún problema, recuerda que en Idoneo nos encargamos del mantenimiento, los cambios de neumáticos y todo tipo de gastos.