X

Calcula tu
cuota de renting

Calcula tu renting de forma online sin compromiso
X

Vende tu coche

Tasa tu coche gratis en pocos pasos

Vende tu coche de forma online sin compromiso

MG ZS

SUV 100% Inteligente

  • Varias versiones de motores
  • Precio en versiones eléctricas
  • Marca poco conocía en España

Descubre el MG ZS

Allá por noviembre de 2020, después de un verano marcado por el miedo al contagio, MG, la firma británica que ahora está en manos chinas, puso en circulación un nuevo modelo eléctrico. Concretamente, se trataba de un SUV de pequeño tamaño que presumía de ser el SUV eléctrico más barato del mercado, hasta que llegó el Dacia Spring. Se trataba del MG ZS EV, un modelo netamente urbano que llegó al mercado para reforzar la gama del fabricante en Europa.

Casi un año después llegó la variante con motor de gasolina, que presume de una buena relación calidad-precio. Es un coche que tiene como objetivo enfrentarse a modelos como el FIAT 500X, el Peugeot 2008, el Volkswagen T-Roc o el Škoda Kamiq. Son huesos duros de roer, destinados a usuarios que buscan el aspecto “robusto” de un todocamino pero para circular por el centro de las ciudades para sus diferentes quehaceres diarios. Es decir, son gente que busca coche práctico y bonito, pero también es muy ducha a dejarse llevar por la imagen de marca. Y en eso, MG tiene todavía camino por recorrer.

MG (Morris Garage), que formaba parte del grupo británico Rover (y este fue propiedad de BMW), acabó en manos de la empresa china SAIC, quien poco a poco ha ido evolucionando sus modelos para poder alcanzar los estándares mínimos exigidos en Europa. Desembarcó en el Viejo Continente en 2019, pero no llegó a España oficialmente hasta inicios de 2021. El MG ZS es el segundo coche que ponen a la venta en nuestro país, estando acompañado en el catálogo por el MG EHS, el MG5 Electric y el MG Marvel R Electric.

¿Quieres más información del MG ZS?

Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

nuevo mg zs

Motores de gasolina sin hibridación

La gama del MG ZS comienza con un motor de gasolina que, por características y configuración, parece sacado de otra época. Se trata de un cuatro cilindros atmosférico (sin turbo), que con 1.5 litros rinde 106 CV y 141 Nm, de par, unido a un cambio manual de cinco relaciones. Actualmente, incluso los motores más pequeños del mercado, montan turbo y se acoplan a transmisiones con al menos seis velocidades, dejando al MG ZS un poco a contracorriente. Al menos, las prestaciones anunciadas se encuentran en la media, con un consumo de 6,6 litros cada 100 kilómetros, una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,9 segundos y una velocidad punta de 175 km/h.

El catálogo del Mg ZS también cuenta con otro motor de gasolina, aunque en esta ocasión si está dentro de las tendencias actuales. Se trata de un bloque 1.0 turbo (1.0T-GDI) que rinde 111 CV y 160 Nm de par, que puede estar unido a un cambio manual de seis relaciones o bien, a un cambio automático también de seis marchas. El consumo es el mismo que en el caso del anterior motor, es decir, 6,6 litros, a no ser que monte en cambio automático que sube a los 7,2 litros.

Dichos motores se pueden combinar con dos acabados: Comfort y Luxury. El primero ofrece de serie cosas como los faros bi-LED, llantas de 17 pulgadas, aire acondicionado, alarma, llave inteligente, freno de estacionamiento eléctrico, retrovisores eléctricos y calefactados, volante tapizado en cuero o sensor de aparcamiento trasero. También cuenta con pantalla táctil de 10,1 pulgadas, puertos USB, conexión Android Auto y Apple CarPlay. un sistema de purificación para el aire acondicionado… En el caso del Luxury, se añade a todo lo dicho el techo panorámico, asientos delanteros calefactados, cámara de 360 grados, navegador, equipo de audio con sonido 3D, tapicería de piel sintética detector de ángulo muerto y alerta de tráfico trasero entre otras cosas.

Interior MG ZS EV

MG ZS EV, la versión eléctrica con etiqueta CERO de la DGT

Dejando un poco de lado los motores gasolina, tenemos que conocer el MG ZS EV, la versión con motor eléctrico del modelo, una de las más importantes dado el peso que está adquiriendo la electricidad en el mercado. La tecnología eléctrica será la única opción más pronto que tarde y lo será a la fuerza, a través de normativas que obliguen a los fabricantes a desechar los motores de combustión interna. Queda por ver si las diferentes opciones que se están desarrollado, como los combustibles sintéticos, la pila de combustible o el propio hidrógeno como combustible para los motores de combustión interna salen adelante, en cuyo caso, los motores eléctricos serán otra opción más.

Por el momento, son las opción más capaz e interesante y MG ofrece un SUV con motor eléctrico que resultará muy versátil a muchos usuarios. Fue la primera versión que llegó a Europa y la única que cuenta con etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico (como cualquier otro coche con motor eléctrico). El motor rinde 105 kW (143 CV) y 350 Nm de par, que anuncia una aceleración de 0 a 50 km/h en 3,1 segundos. ¿Por qué de 0 a 50 y no de 0 a 100 km/h como es habitual? Pues porque el 0 a 50 km/h es la cifra que realmente importa en ciudad, donde el Mg ZS EV tiene su principal foco de actuación.

Este motor recibe la energía necesaria para funcionar de una batería de 44,5 kWh, que permite una autonomía de 250 kilómetros, escasa para según qué recorridos, pero si hacemos caso a los diferentes estudios, casi nadie realiza desplazamientos de más de 50 kilómetros diarios y por tanto, la autonomía es más que suficiente. Soporta cargas de 50 kW, que permite cargar la batería del 0 al 80% en 43 minutos, o bien un Wallbox de 7 kW, que emplea seis horas para realizar la misma operación.

Se puede escoger con los mismos acabados antes descritos y sus precios no bajan de 30.000 euros para el más barato. Esto sería sin ayudas y sin descuentos, así que usando todas las ventajas habidas y por haber (ayudas del gobierno, promociones y descuentos) podría bajar de los 25.000 euros.

Conclusión/Opinión

El MG ZS no tiene nada que ver con antiguos modelos de la marca, es un modelo económico que no busca ofrecer más de lo que aparenta realmente. Es un coche bastante honesto, aunque tiene sus inevitables inconvenientes. No es llamativo ni tampoco revolucionario, pero seguramente sea un coche más que válido para muchos usuarios que solo quieren un coche que tenga las “tres B”: bueno, bonito y barato.

Tiene poca autonomía, así que será imprescindible tener un cargador cerca de casa o una plaza de garaje para dejar el coche enchufado cada vez que lo aparquemos. Si se tiene intención de hacer largos viajes, o bien mejor optar por otro coche o tendremos que planear muy bien los trayectos para no quedarnos tirados en el camino. Además, hay que tener en cuenta que los viajes serán algo más largos de lo que son ahora con un motor de combustión.