Biela

La biela es el eje conectado por un extremo al pistón y por el otro al cigüeñal, que permite convertir el movimiento alternativo en movimiento rotativo. Es una parte importantísima de los motores y el sistemas de engranajes.

Como puede imaginar, las cargas que deben soportar las bielas y otros componentes del motor, como el bloque motor o la culata, son muy elevadas. Así, pueden mover un coche de una, dos o incluso más toneladas. Además, las bielas son un elemento difícil de lubricar, por lo que son una parte crítica del motor y su diseño y fabricación son muy importantes.

¿Qué es la biela?

La biela es un elemento imprescindible del motor, y cumple la tarea de transmitir la presión de los gases que actúan sobre el pistón al cigüeñal. Se trata de la pieza que une el pistón y el cigüeñal, transmitiendo energía del cilindro a las ruedas y adicionalmente, contribuye a la administración de aceite lubricante a las paredes del cilindro, al pasador del pie y al mismo pistón.

Como puede imaginar, las cargas que deben soportar las bielas y otros componentes del motor, como el bloque motor o la culata, son muy elevadas. Así, pueden mover un coche de una, dos o incluso más toneladas. Además, las bielas son un elemento difícil de lubricar, por lo que son una parte crítica del motor y su diseño y fabricación son muy importantes.

Partes de la biela

Las bielas son elementos de estructura más bien sencilla. Todo vehículo cuenta con una biela constituida por tres partes: 

  • Cabeza o anillo grande: es la parte que va unida al cigüeñal. Se divide en dos partes, siendo una la prolongación del cuerpo y la otra, la que va unida con tornillos. 
  • Cuerpo: es la parte central de la biela. Es alargada, y soporta la mayor parte de los esfuerzos. Puede presentar forma de cruz, de H o de I. 
  • Pie o anillo pequeño: es la parte que conecta con el pistón gracias al cilindro metálico localizado en el interior de un casquillo. 

Tipos de biela

En función de su diseño, podemos encontrar varios modalidades de bielas:

  • Biela enteriza: se diferencia del resto de bielas porque la cabeza consta de una única parte, puesto que no incorpora un sombrerete desmontable.
  • Biela aligerada: en este caso, el ángulo que divide las mitades de la cabeza de este tipo de bielas no es perpendicular con el eje longitudinal del cuerpo. 
  • Biela de goteo de aceite: cuentan con una punta por la que gotea el aceite, permitiendo un mayor control de la caída de líquido.
  • Biela fork-and-blade (de tenedor y cuchillo): compuesta en pareja, una consta de dos cabezas y la otra de una. 
  • Biela articulada: puede poseer más de un agujero en las cabezas, pudiendo recibir movimiento de más bielas.
vender mi coche