X

Espera un segundo...

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Llámame GRATIS

01 Agosto, 2019

Toyota Prius: amplía la gama con dos nuevas versiones

Cuando se habla de coches híbridos es casi imposible no hacer mención a Toyota. La firma japonesa ha hecho de esta tecnología uno de sus pilares principales hasta el punto de conseguir que la mitad de los vehículos con tecnología híbrida que se venden en Europa lleven su sello. Toyota hizo su apuesta, involucró a su división de lujo, Lexus, y ahora recoge los frutos de su arriesgado movimiento. De hecho, el siguiente paso es la electrificación de casi toda la gama, estrategia que se ha comenzado a implantar con el Toyota RAV4 y el nuevo Toyota Corolla. Ambos están disponibles con dos versiones, pero son versiones con motores híbridos exclusivamente.

Todo comenzó en 1997 con la puesta en escena del que se considera el referente en el segmento: el Toyota Prius. Este coche fue el primero en equipar este tipo de motorización (de hecho, Prius viene del latín y puede traducirse como primero, adelantado o anticipado) producido en serie, el culpable de la casi completa hibridación de Toyota. En Europa sólo conocemos dos variantes del mismo, el Prius ‘normal’ y el Prius+, una versión con carrocería muy similar a un monovolumen con capacidad para siete plazas y una única motorización híbrida disponible, al igual que el sedán. Sin embargo, fuera de nuestras fronteras ha tenido varias versiones como el Toyota Prius C o el Toyota Prius Plug In. En realidad, esta última versión enchufable también estuvo disponibles en nuestro mercado durante un tiempo, pero no obtuvo los resultados esperados y fue retirado del catálogo aunque sigue disponible en otros lugares como Estados Unidos.

Desde que aquel Prius Plug In dejara Europa, las cosas han cambiado mucho y ciertos rivales como el Hyundai IONIQ, campan a sus anchas con nada menos que tres versiones diferentes: híbrido, híbrido enchufable y eléctrico. Así pues, en la firma japonesa han decidido plantar cara como corresponde y han ampliado la gama del Prius con una atípica versión con tracción total y el regreso a Europa de la variante híbrida enchufable.

interior toyota prius

Un segundo motor eléctrico en el eje trasero

Hace no mucho, Toyota anunció que su estandarte, el pionero entre los híbridos, recibiría un ligero restyling. Las malas lenguas decían que sus ventas se estaban viendo lastradas por su peculiar diseño. Lo cierto es que el Toyota Prius nunca ha sido un coche convencional, algo que la marca justificaba diciendo que su objetivo era que, desde el primer golpe de vista, la gente se percatara de lo especial que es el coche que tienen delante. Afirmación muy cierta no sólo por lo que representa este coche, sino también por su complejidad.

Apartado este último que toma otro cariz con la nueva versión equipada con una suerte de tracción total que, por otro lado, resulta un tanto peculiar. La marca ha optado por montar un segundo motor eléctrico de 7 CV sobre el eje trasero, que actúa directamente sobre el mismo en unas situaciones muy determinadas y sin conexión alguna con el grupo propulsor delantero. Como norma general, el Prius AWD-i funciona y se mueve como lo ha hecho siempre el modelo, es decir, enviando la potencia a las ruedas delanteras. No obstante, el segundo motor eléctrico acciona las ruedas traseras hasta los 10 km/h y a partir de ahí, cuando se detectan pérdidas de tracción hasta los 70 km/h.

Básicamente, el segundo motor eléctrico asiste al inicio de la marcha, cuando más energía se necesita y hasta los 70 km/h siempre que sea necesario. De esta forma ofrece asistencia a las ruedas delanteras sobre piso deslizante donde rara vez se superan los 50 ó 60 km/h. Es una versión muy interesante para aquellos que tienen su residencia en zonas muy frías o para quienes circulan por terrenos poco propicios y de agarre precario.

lateral toyota prius con ciudad de fondo

El Toyota Prius ahora también con etiqueta CERO

La segunda novedad del Prius, el regreso a Europa de la versión enchufable, tendrá a buen seguro mayor repercusión. Por un lado, su diseño es diferente al Prius convencional (y al AWD-i), con rasgos propios para el frontal y la trasera tomados prestados del Prius Prime, la variante ‘plug in’ americana. También hay cambios a nivel mecánico, principalmente en la batería, que anuncia 8,8 kWh (kilovatios hora) y una autonomía de 45 kilómetros con el motor eléctrico. Además, podrá alcanzar los 135 km/h en modo eléctrico. Toyota no comunica la normativa bajo la que se ha homologado, sólo afirma que se logra ‘en condiciones reales’.

El motor de combustión, alimentado por gasolina, se mantiene inalterado con su elevada eficiencia energética (un 41%, la más alta del mercado en motores de gasolina). Así, Toyota anuncia un consumo para el Prius Plug In de 1,3 litros cada 100 kilómetros y unas emisiones de 28 gramos por kilómetro de dióxido de carbono. No hay duda de que son unos datos sorprendentes, que se logran gracias a la nueva batería y a un panel fotovoltaico que según la marca, permite recuperar los 5 kilómetros de autonomía eléctrica diarios o 1.000 anuales.

Además y para completar la carta de presentación del nuevo Toyota Prius Plug In, hay que destacar la homologación para cinco ocupantes. La anterior generación del Prius enchufable sólo contaba con cuatro plazas y no podía contar con homologación para taxi. También añade una bomba de calor para la calefacción, un sistema mucho más eficiente que los calentadores convencionales.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook