X

Espera un segundo...

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Llámame GRATIS

13 Junio, 2019

Nuevo Opel Corsa-e 2019

No podía ser de otra forma ni en otro momento. Opel aprovecha la celebración de su 120 aniversario para dar comienzo a lo que promete ser un cambio drástico para la compañía. Recordemos que en 2017, el grupo automovilístico francés PSA, formado por entonces por Peugeot, Citroën y DS Automobiles, compró la marca alemana a General Motors, la multinacional estadounidense que controlaba Opel desde hacía 88 años. Hasta ahora, todos los coches que ha vendido Opel se han creado bajo batuta americana, algunos de ellos en colaboración, precisamente, con PSA, tales como el Opel Granland X o el Crossland X. Pero ahora se presenta el primer coche desarrollado completamente dentro de PSA: el Opel Corsa.

Cuando los franceses comenzaron con el control del Opel, se tenía intención de generar flujo de caja operativo positivo en 2020, con un margen operativo del 2% ese mismo año. Es decir, esperaban empezar a ganar dinero tres años después de comprar el fabricante alemán aunque no hizo falta esperar tanto y en 2018 ya se estaba obteniendo beneficios. Un trabajo encomiable que se refuerza con una renovación absoluta del mayor ‘best seller’ de Opel, el Corsa, que desde su presentación mundial en 1982, ha alcanzado más de 13,6 millones de unidades vendidas. Este nuevo Corsa es el inicio de una nueva era para la marca, marcada por la sinergia industrial, por la innovación y por una fuerte apuesta por la electrificación. Es cierto que se pierde algunas cosas por el camino, pero los beneficios son mucho mayores.

interior corsa e

‘Primo-hermano’ del Peugeot 208

La llegada de este nuevo Opel Corsa se vio retrasada en varias ocasiones. Primero fue General Motors y posteriormente PSA, aunque el último retraso contaba con toda la lógica pues el grupo francés quería implementar sinergias y emplear la plataforma que usan otros coches de la misma categoría dentro del grupo automovilístico. Así, el nuevo Opel Corsa tiene mucho en común con el nuevo Peugeot 208 y deja de usar tecnología de General Motors, algo indispensable para poder vender el modelo sin ningún tipo de restricción. El acuerdo de compra incluía una cláusula que impedía vender los coches en nuevos mercados los coches de Opel que tuvieran tecnología americana y el Opel Corsa ya no la usa. Este fue uno de los motivos para paralizar el desarrollo, que se encontraba muy avanzado, cuando PSA tomó el control de la marca.

Sin embargo, todos los retrasos y las modificaciones efectuadas durante la creación del utilitario, han dado sus frutos y el nuevo Corsa llega radicalmente cambiado; casi irreconocible a pesar de llevar el emblema de Opel. Luce un diseño moderno, juvenil y muy en consonancia con los últimos productos de PSA y con la tecnología incorporada. no obstante, lo más llamativo de su puesta de largo es la versión elegida para ello: el Opel Corsa-e. Esto quiere decir que estamos ante un automóvil animado por un motor eléctrico, el mismo propulsor que monta el recién presentado Peugeot e-208 y el DS3 Crossback E-Tense.

De esta forma y al igual que los dos modelos mencionados, el Opel Corsa-e tiene un paquete de baterías de iones de litio con 50 kWh de capacidad, colocadas bajo el piso del habitáculo. Cuenta con un conector CCS para carga rápida, que permitirá alcanzar el 80% de capacidad en 30 minutos, mientras que su motor rinde 100 KW (equivalente a 136 CV) y 270 Nm de par. La marca además de anunciar un 0 a 100 km/h en 8,1 segundos, comunica el 0 a 50 km/h que se logra en sólo 2,8 segundos. Un dato interesante para todos aquellos que realizan la mayor parte de sus recorridos en entornos urbanos, pues les permitirá rápidas aceleraciones en situaciones comprometidas como incorporaciones a glorietas.

Al igual que la mayoría de automóviles modernos, el Opel Corsa-e incorpora un selector con diferentes programas para su funcionamiento. En concreto dispone de tres opciones: ECO, Normal y Sport. El modo Sport, según cuenta Opel , aumenta la capacidad de respuesta y el comportamiento dinámico con una pérdida moderada de la autonomía y el modo ECO, se puede aumentar esa autonomía en un 40% a costa de perder algo de prestaciones. Independientemente a esto, el Opel Corsa-e anuncia 330 kilómetros de alcance con cada carga de la batería.

lateral corsa e

Más ligero y mucho más tecnológico

La ruptura con la anterior generación es total y apenas comparte con el Corsa saliente la denominación y pequeños detalles como el volante. De entrada, el uso de la nueva plataforma compartida ha permitido rebajar el peso del conjunto en más de 100 kilos. Esto ayuda a mejorar el comportamiento en carretera al haber menos inercias, mejora la seguridad al haber menos peso que detener en frenadas y permite un menor gasto de combustible o, en este caso, de electricidad. Además, el coche cuenta con unas dimensiones parejas a sus principales rivales con 4,.06 metros de largo. Con el diseño de la carrocería se ha buscado potenciar su carácter juvenil y la línea del techo es 48 milímetros más baja respecto a su predecesor, al mismo tiempo que coloca el asiento del conductor 28 milímetros más abajo. De esta forma, se acerca el centro de gravedad al suelo y se mejora la estabilidad.

Mejoras en todos los apartados que también se notan en el diseño del habitáculo, pero sobre todo, en su equipamiento. Podríamos enumerar un enorme listado de sistemas, pero vamos a destacar algunos como la instrumentación digital, la pantalla táctil (10 pulgadas en el tope de gama), asistente lateral con aviso de objeto en el ángulo muerto por medio de radar y sensores, control de velocidad adaptativo, información de tráfico en tiempo real con el navegador más potente, conexión directa con emergencias y asistencia en carretera, lector de señales (reconocer incluso las luminosas) y hasta el sistema IntelliLux LED para la iluminación, que se compone de ocho elementos LED controlados por una cámara frontal para adaptar la iluminación a las necesidades del tráfico y el entorno.

Opel se ha guardado gran parte de la información sobre su nuevo utilitario, cuya presentación se ha visto precipitada por unas imágenes filtradas. Pero aun así, se sabe que contará con motores diésel y gasolina de última generación procedentes del banco de órganos de PSA, mientras que su fabricación se llevará a cabo en la planta española de Figueruelas, en Zaragoza.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook