X

Calcula tu cuota de renting Idonea

15 Diciembre, 2020

Requisitos para renting particulares

Como ya imaginarás, para poder acceder a un vehículo de renting siendo un particular, son necesarios ciertos requisitos específicos. No son muchos, pero sí son necesarios para poder dar el visto bueno a la operación de renting. Estos requisitos de particulares se suman y complementan a los requisitos generales que detallamos en esta otra guía. 

Ventajas del renting para particulares: ¿merece la pena?

La principal ventaja que tiene contratar un coche de renting siendo particular es que esta solución es mucho más sencilla y rápida ya que no supone largos trámites, al contrario de los que se dan en la adquisición y compra de vehículos. No obstante, ninguna persona ni ningún particular tiene las mismas condiciones ni necesidades, así que es necesario pararse a pensar si realmente el renting es la solución que más se ajusta a tu situación.

Renting: requisitos para particulares

A continuación te detallamos los requisitos que como particular se te exigirán antes de dar comienzo al proceso de validación del renting.

  • Listas de deudores. No figurar en listas de morosos como ASNEF, RAI… Son listados en los que es muy fácil entrar a formar parte si se demora el pago en una factura de telefonía, luz, internet, gas… E incluso a menudo por facturas erróneas. Siempre que la cantidad por la que aparezcas sea inferior a 200-300€, el proceso de renting podrá seguir adelante. Si no cumples este requisito, que es esencial, la operación va a quedar directamente cancelada. ¿Figuras por un error y el proceso de retirada de tus datos se demora más de la cuenta? ¿O es imposible que dejes de figurar? ¿Existe otra alternativa? Por supuesto. Siempre podrás efectuar la operación con otro titular. Tú podrás seguir conduciendo el coche sin ningún tipo de impedimento y con todas las garantías, pero será el nombre de otra persona el que figure en el contrato del vehículo.

     

  • Antigüedad. Tener mínimo un año de antigüedad, y preferiblemente dos, en tu actual puesto de trabajo. Si no cumples este requisito, hay distintas formas de abordar una solución. En el caso de que tengas menos de un año, el renting puede llevarse a cabo mediante el apoyo de un aval, normalmente un aval personal, ya que los avales financieros o mobiliarios rara vez se dan en un contrato de este tipo. Si llevas más de un año pero menos de dos, dependiendo de a qué te acerques más, es muy probable que la financiera autorice la operación con algún tipo de fianza o aportación inicial para rebajar el riesgo de la operación y así dar el visto bueno. Por último, si tu antigüedad es menor a dos años, pero esto es debido a un cambio de trabajo reciente, lo que se hace es presentar el informe de vida laboral, que es un documento generado por la SS en el que pueden verse, entre otras cosas, los periodos de actividad laboral. Si el tiempo de actividad ha sido constante, es muy probable que este requisito quede aprobado. 

     

  • Nómina neta mensual. Independientemente de cuáles sean tus números a final de mes, la cuota de renting no puede suponer más de la cuarta parte de tus ingresos netos mensuales. Obviamente, cuanto mayor sea tu nómina neta, y menos alta sea tu cuota de renting, más sencillo será dar este requisito como aprobado. 

Por ejemplo: supongamos que tu cuota mensual de renting es de 300€. Esta cantidad te exigirá disponer de una nómina de 1200€ o superior. Para cuotas de 200-250€, es necesario tener una nómina de 1050-1100€. No es muy habitual que se aprueben operaciones de renting con nóminas netas inferiores. Estando por debajo de estas condiciones, la financiera, conforme a cuanto más cerca estemos de cumplir este último requisito, puede exigirnos algún tipo de fianza, entrada inicial o avalista para autorizar la operación.

A continuación te resumimos estos requisitos de renting para particulares en formato vídeo:

 

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook