X

Calcula tu
cuota de renting

Frenos de Tambor

Frenos de tambor son una forma de frenado en la que un par de zapatas de freno presionan la superficie interior de un tambor giratorio conectado a un eje o rueda, causando fricción.

También llamados frenos de campana, son los que están formado por un tambor móvil que se ajusta al buje de la rueda mediante unos tornillos y que se completa con un plato de freno fijo sujeto al puente. En este último se localizan los componentes de fricción que son los que generan la resistencia al movimineto que hace efecto al activarse los mecanismos que accionan el desplazamiento de las zapatas.

Funcionamiento de un freno de tambor

El freno de tambor, también conocido por freno de campana, son una tipología de frenos de funcionamiento sencillo inventados en 1902 por Louis Renault. 

Las zapatas de freno aplican presión en el interior del tambor para detener la aceleración. Esta es solo la conversión de energía cinética en calor.

El mecanismo hidráulico transfiere el líquido de frenos a uno o más cilindros y, gracias a nuestros pistones, presionan las zapatas de freno contra el tambor cuando pisamos el pedal del freno.

Cuando se suelta el pedal, el resorte separa la zapata del freno del tambor, lo que hace que el efecto frenado desaparezca. 

 

Piezas del freno de tambor, ¿de qué se compone?

  • Tambor
  • Zapatas
  • Bombín hidráulico
  • Muelles de retorno
  • Mecanismo de ajuste
  • Plato

¿Cuando se usan frenos de tambor?

Los frenos de campana han visto su utilización reducida en beneficio de mecanismos de frenado más complejos. Sin embargo, su uso es aún habitual en algunos vehículos y formas de transporte.

Usados en coches de motorización no tan potente, de poco peso o de una conducción no muy exigente. Normalmente en coches pequeños o de motor pequeño.

Son montados en las ruedas traseras para que apoyen a los frenos delanteros, sin ser ellos los que acarreen la mayor carga de frenado. Son los delanteros sobre los que recae la mayor responsabilidad de la acción 

Otro punto importante que determina el uso de los freno campana es el precio. Los frenos de tambor tienen más piezas, pero todavía son menos costosos de producir y garcias a ello, siguen siendo en gran parte usados por modelos más modestos.

Por otro lado, se utilizan en otro medios de trasnporte como bicicletas, quats, motos y otros vehículos de poca motorización. 

A pesar de la disminución de su utilización, los frenos de disco parece que tiene una segunda vida con la nueva generación de eléctricos. Muchos modelos etiqueta cero están montando este tipo de frenos dado el protagonismo que tienen en ellos el freno motor y el peso inferior del los motores eléctricos (ECV)

 

Piezas del freno de tambor, ¿de qué se compone?

 

El freno de campana o de tmabor se compone por: 

  • Tambor
  • Zapatas
  • Bombín hidráulico
  • Muelles de retorno
  • Mecanismo de ajuste
  • Plato

¿Dónde se utilizan frenos de tambor?

Este tipo de freno se aplica a vehículos y medios transporte que no requieren otro tipos de mecanísmo más complejos. De componentes más humildes, se suele usar en automóviles de motores no tan potentes, de poco peso de conducción no muy exigente. 

Por ello, son utilizados por bicicletas, motos y otross tipos de vehículos más livianos.

En coches, son montados en el eje posterior al ser este el que absorbe un porcentaje menor de la carga de la frenada, dejando la máxima responsabilidad a los delanteros. La combinanción con otros tipos de sistemas de frenados como el freno de mano o de disco es muy común en la automoción.

Además, parece que, a pesar de ser no tan usado hoy en día, el auge de los vehículos eléctricos puede suponer una segunda oportunidad. Muchso de los nuevos modelos eléctricos nuevos montan alguna versión de frenos de tambor de última generación gracias a la reducción del peso de este tipo de coches y al protagonismo del "freno motor" en los etiqueta cero