X

Calcula tu
cuota de renting

Carril de aceleración

El carril de aceleración es un tipo de carril que en este caso cumple la función para poder acceder al tráfico de manera ordenada, es decir para poder incorporarse a una vía en la cual se encuentran vehículos en movimiento, de este modo el carril de aceleración nos permite adecuar nuestra velocidad antes de incorporarnos a dicha vía para que no estorbemos al tráfico que se encuentra circulando por ella.

Carril de aceleración: normas de circulación y pautas

En primer lugar tendremos que detenernos al principio del carril de aceleración, para de este modo ceder el paso a los vehículos que se encuentran circulando por la vía principal y así en el momento que podamos incorporarnos hacerlos del modo en el que no estorbemos a nadie, así será fácil la incorporación a la vía y podremos adecuar nuestra velocidad.

Por otro lado debemos observar el tráfico, tenemos que comprobar la circulación de los vehículos y anticiparnos a cualquier imprevisto, esto nos permitirá poder intuit a la velocidad que el resto de conductores de la vía principal llevan en sus vehículos para sí de ese modo adaptar la nuestra, tendremos que esperar hasta el momento adecuado para poder incorporarnos a la vía principal.

Tenemos la obligación de facilitar el paso a todos los vehículos que se encuentran por la vía principal, como hemos comentado anteriormente, la salida repentina de un vehículo por el carril de aceleración sin circular  la velocidad adecuada puede originar un desastre fatal, pudiendo ocasionar graves accidentes al resto de conductores que ya se encuentran circulando por dicha vía por la cual ellos tienen la completa prioridad de circulación, tendremos que utilizar de forma debida los intermitentes del vehículo e indicar en todo momento que maniobra vamos a realizar, de tal modo que el primer carril al que accederemos por el carril de aceleración será al carril derecho, y si queremos posteriormente adelantar al vehículo que tenemos delante ya aumentaremos la velocidad a la que nos encontramos circulando, de tal modo que para realizar el adelantamiento volveremos a usar el intermitente para realizar la maniobra.