Bomba de combustible

La bomba de combustible es un elemento esencial para el buen funcionamiento del motor, ya que se encarga de que el sistema de inyección reciba constantemente combustible a través de los raíles de los inyectores, que extraen el líquido del depósito por succión.

Suelen ser bombas eléctricas que se instalan en el depósito de combustible o cerca de él. Normalmente, la tensión a la que funciona la bomba de combustible del vehículo es de 12 voltios (V) y está controlada por el relé de la bomba.

¿Qué es la bomba de combustible? 

La bomba de combustible, también conocida como bomba de gasolina, es una pieza presente en todos los coches y se sitúa en el interior del depósito de combustible, o próximo a él. Su función fundamental es la de asegurar que los inyectores dispongan de manera constante del flujo de gasolina necesario por medio de los rieles. 

Características de la bomba de combustible

Algunos de los rasgos de las bombas de gasolina de todo automóvil son: 

  • En la actualidad, la mayoría de las bombas son eléctricas, y funcionan a una tensión de 12V.
  • Pueden ubicarse tanto dentro del depósito de combustible como cerca de él
  • En los coches con carburador, esta bomba también se encuentra en el motor. 
  • La presión mínima proporcionada por la rampa de inyectores ha de ser de 2 bares, que aumentará de acuerdo con la velocidad, llegando hasta 4 bares. 

Señales de avería en una bomba de combustible 

El uso continuado, unido a unos malos hábitos de conducción y a un mantenimiento incorrecto pueden causar averías graves en la bomba de combustible de nuestro coche.. Algunas de las señales que nos indican que la bomba no está funcionando como debería son las siguientes:

  • Problemas al arrancar: el fallo de una bomba puede dificultar la llegada de combustible a los inyectores, de modo que los cilindros no obtendrán el carburante necesario para arrancar el motor. Sin embargo, este fallo podría deberse también al desgaste de otros elementos. 
  • Tirones durante la aceleración: la obstrucción del pre-filtro afecta al funcionamiento de la bomba, que no podrá extraer gasolina del tanque con presión constante, lo que se traducirá en tirones a la hora de acelerar. 
  • Fallos en el motor: si se aprecian ruidos intermitentes o fallos en el motor, esto puede indicar que la bomba ha de ser reparada. 
  • Disminuye el rendimiento de la gasolina: tu consumo habitual de combustible se ve alterado, suponiendo un gasto mayor el que solías realizar. 
vender mi coche
vender mi coche