11 Febrero, 2022

¿Cómo funciona un radar de velocidad?

La forma que tienen los radares de velocidad de detectar la velocidad de un vehículo, es bastante peculiar. A simple vista, diríamos que nos hace una fotografía y que a través de la fotografía, es capaz de averiguar la velocidad a la que nos movemos. Pero es un poco más complejo.

Los radares, para saber la velocidad de los vehículos, lo hacen a través de ondas de radio. Al enviar una onda electromagnética, choca con los objetos en movimiento, es decir los vehículos, y rebotan hasta que vuelven al propio radar de velocidad. En función del sonido de esta onda de vuelta, los radares son capaces de averiguar la velocidad a la que circula un vehículo. Este fenómeno es lo que se conoce como el efecto Doppler.

El efecto Doppler lo notamos cuando pasa un vehículo cerca nuestro, y notamos un sonido agudo, un sonido que se va haciendo más grave a medida que se aleja el vehículo. En cuanto a la velocidad, pasa lo mismo. Cuanto más rápido va el vehículo, más se agudiza el sonido del rebote de las ondas electromagnéticas. Así es como los radares son capaces de averiguar la velocidad a la que circulan los vehículos.

¿Qué alcance tiene un radar de velocidad?

Si hay un solo vehículo, el radar de velocidad tiene un alcance de aproximadamente 400 metros, lo que sería el rango visual de la mayoría de ojos humanos. Si bien un radar puede visualizar un vehículo que está a 300 metros, el oficial tan solo puede visualizar un vehículo a 150 metros de distancia aproximadamente.

Tipos de radares de velocidad

En España, podemos clasificar los tipos de radares de velocidad en dos grupos: los radares fijos y los radares móviles.

Radares fijos

  • Radar de cabina
  • Radar de tramo
  • Radar pórtico

Radares móviles

  • Coches camuflados
  • Coche de la Guardia Civil
  • Helicóptero Pegasus
  • Pistola láser y trípode

¿A qué velocidad multan los radares de velocidad?

Antes que nada hay que saber que la Dirección General de Tráfico (DGT), establece los límites de velocidad de cada tipo de carretera, y que es necesario cumplir con estas normas no solo para evitar posibles multas, sino también y principalmente para aumentar la seguridad en la carretera.

En la ley, pone que superar por 1 km/h ya es sancionable si así lo dice el radar. Sin embargo, los radares tienen un pequeño margen de error, que equivale a unos 7 km/h. Esto quiere decir que si vas a 122 km/h en una autopista de 120 km/h, es muy probable que no te multen por ese margen de error. 

De todas formas, como ya hemos comentado anteriormente, lo ideal es no superar los límites de velocidad permitidos no solo para ahorrarnos posibles multas, sino para prevenir posibles accidentes y circular con total seguridad.