X

Espera un segundo...

¡Te asesoramos de forma totalmente GRATUITA!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Llámame GRATIS

14 Abril, 2020

Nuevo Ford Kuga

Si analizamos detenidamente la situación actual del mercado del automóvil, podremos ver que el concepto SUV es el más popular en medio mundo. En España se venden al menos 4 cada 10, cifra que podría ir en ascenso. Si lo pensamos fríamente, un SUV es una compra errónea desde el minuto uno: son más pesados y eso, junto a su superficie frontal y su altura, les hace consumir más, ser menos estables y más lentos. La visibilidad hacia atrás es reducida, cuenta con numerosos ángulos muertos y, sobre todo, son más caros. Y sin embargo ahí están, dominando las listas de ventas mientras llegan más y más opciones al mercado.

No cabe duda que los SUV tiene un fuerte componente emocional y aspiracional. A simple vista es un coche grande, robusto e incluso de cierto nivel económico, mientras que la posición de conducción ofrece una elevada sensación de seguridad y un carácter polivalente. Si lo aderezamos con buenos diseños, el éxito está servido. Así no es de extrañar que los fabricantes hayan centrado esfuerzos en esta parcela de mercado hasta el punto, como ocurre con marcas como Volkswagen o BMW, de tener un elevado número de opciones SUV en catálogo. Un camino que también ha tomado Ford, marca que ya informó que su gama de productos solo tendría SUV y crossover, además del incombustible Ford Mustang. Es más, el único ”pony car” ha sido la fuente de inspiración para un coche que ha levantado ampollas en la comunidad automovilística: el Ford Mustang Mach-E, un Suv de motor eléctrico y rasgos inspirados en el ya mítico Mustang.

El segmento SUV será el principal campo de batalla para Ford, que se verá reforzado por una electrificación masiva. La firma de origen norteamericano tiene previsto ofrecer un total de 14 vehículos electrificados para finales del 2020 y al Mustang Mach-E debemos añadir el nuevo Ford Puma, una variante de la Ford Tourneo Custom, el Ford Mondeo y ahora, el nuevo Ford Kuga.

kuga hibrido

El modelo más electrificado de Ford hasta la fecha

La electrificación del automóvil es algo que se ha vuelto totalmente obligatorio. Iremos viendo cómo llegan cada vez más coches con algún tipo de hibridación o directamente eléctricos, en algunos casos como Volvo de forma drástica (ya no ofrecen propulsores sin electrificar) y en otros casos, como BMW, más pausadamente aunque notable (han anunciado con reducción del 50 % en motores convencionales a partir del 2021). Respecto a la marca que nos ocupa, la norteamericana Ford, su estrategia se parece más a la de BMW, aunque con el nuevo Ford Kuga se desmarcan claramente en el segmento de los SUV compactos.

El nuevo Ford Kuga es el modelo más electrificado de la marca hasta la fecha, al ofrecer desde el inicio de la comercialización dos opciones híbridas, más una tercera que llegará más adelante. Cada uno de estos motores emplea un tipo de hibridación diferente, abarcando de esta forma un gran números de usuarios y de paso, colocarse de la manera más satisfactoria posible para afrontar la nueva restrictiva reglamentación.

Así, cuando llegue a los concesionarios, el Ford Kuga contará con un diésel con hibridación suave y un híbrido enchufable. El primero será una opción muy común en el mercado, la hibridación suave será como una segunda vida para los propulsores alimentado por gasóleo logrando una eficiencia de combustible todavía mayor. Su denominación es Ford Kuga Eco Blue Hybrid y cuenta con un motor diésel 2.0 EcoBlue de 150 CV, asistido por un motor generador eléctrico accionado por correa que reemplaza al alternador. Este pequeño grupo eléctrico hace también las veces de motor de arranque y recupera energía en determinadas circunstancias, que se almacena en unas baterías de iones de litio de 48 voltios.

La segunda mecánica electrificada, el híbrido enchufable, se posicionará como el más potente de la gama al homologar 225 CV. Está formada por un motor gasolina de 2.500 centímetros cúbicos de ciclo Atkinson ( una forma de funcionamiento enfocada a la eficiencia, aunque perjudica levemente la potencia), combinado con un motor  generador eléctrico alimentado por  unas baterías de litio con 14,4 KWh de capacidad. Tendrá cuatro modos de funcionamiento: EV Auto, EV Now; EV Later y EV Charge. El primero poca explicación necesita , su denominación lo dice todo, pero el resto si requiere aclaración. El modo EV  es el  modo eléctrico puro, con el que puede recorrer hasta 56 kilómetros antes de que se agote las carga de las baterías. El modo EV Later desconecta el grupo eléctrico y “guarda” la carga para usarla más tarde ( later en inglés se puede traducir como “luego”). El último modo, el EV Charge, prioriza la carga de las baterías.

En septiembre del 2020 estará disponible la tercera opción electrificada, un híbrido convencional del que pocos datos hay por el momento. Se trata del mismo grupo propulsor antes descrito, pero con baterías de menor capacidad y sin posibilidad de conectarse a la red eléctrica para recargarse.

Ford kuga renting

Renovación completa en todos los apartados

La primera generación del Ford Kuga fue uno de los mejores SUV de aquel entonces(año 2008), pues era básicamente un Ford Focus un poco más grande, suspensiones con mayor recorrido y ruedas más grandes. Cambios que no impidieron que los ingenieros fueran capaces de mantener las buenas maneras del compacto norteamericano. La segunda generación no llegó al buen nivel dinámico de aquel primer Kuga e incluso en el apartado de diseño perdió cierto gancho. Ahora, con esta nueva edición del Kuga, Ford parece que quiere volver al mismo camino que en su primera aparición.

El problema que tiene actualmente el nuevo Ford Kuga, es que llega a un segmento superpoblado, nada que ver con la oferta que había por entonces y, obviamente eso hace que destacar sea muy complicado. Casi todos los fabricantes tienen un SUV similar, con características muy interesantes y gamas muy completas, el nuevo Kuga debía ser mejor que su antecesor en todo. Así, con objetivos muy claros pero nada fáciles, el nuevo Ford Kuga llega sobre una nueva plataforma, la “arquitectura global C2”, que garantiza ofrecer un coche más grande que la generación anterior, con un habitáculo más amplio tanto en las plazas delanteras como en las traseras que, además, se sustentan sobre unos raíles que permiten desplazarse y así priorizar el espacio libre para el maletero o el espacio para los ocupantes de los asientos. Con los asientos atrás del todo, el maletero alcanza 475 litros, mientras que en su posición más adelantada ofrece un cubicaje de 526 litros para equipaje. En las variantes híbridas el maletero es algo menor en todos los casos por la presencia de la batería.

Como ocurre en otros muchos modelos, ya sea de la propia Ford o rivales en el mercado, las superficies susceptibles de ser tocadas muy a menudo cuentan con buenos materiales y ajustes muy cuidados, algo por otra parte habitual en la marca. Algunas zonas inferiores tiene materiales menos elaborados, aunque totalmente necesarios, si se pretende ofrecer un precio competitivo. Sin embargo, donde no se han ido por las ramas es en la lista de equipamiento, en la tecnología presente en toda la gama o, como salta a la vista, en un diseño personal y atrevido.

Interior ford kuga hibrido

Mucho equipamiento de seguridad

Donde tampoco se la han jugado ha sido en el apartado de las “ADAS”. Y no, no hablamos de los seres mágicos de los cuentos, si no de los más recientes y evolucionados sistemas de seguridad. Desde que la segunda generación del Renault Laguna logró cinco estrellas en los test de EuroNCAP allá por 2001, las cosas han cambiado mucho y ese mismo coche podría quedarse actualmente con tres estrellas, o incluso dos. Los automóviles actuales son los más seguros que se han fabricado jamás y Euro NCAP, la organización que marca las pautas en este sentido en Europa, tiene muchas más cosas en cuenta que hace casi 20 años.

Además de un chasis con zonas de deformación programada, el nuevo Ford Kuga incorpora un compendio tecnológico destacable. Dentro del llamado Ford Co-Pilot 360, se hayan cosas como el asistente de mantenimiento de carril con control de ángulos muertos, sistema de información de puntos ciegos, asistente precolisión con detección de peatones y ciclistas, control de crucero adaptativo con función de parada y arranque, reconocimiento de señales (que trabaja con el asistente de movimiento de carril y control de crucero), asistente de maniobras de esquiva en ciudad y carretera, alerta de dirección incorrecta, sistema de iluminación frontal adaptativa.

X

Espera un segundo...

¡Consigue tu ebook de renting GRATUITO!


Información protección de datos de idoneo Leer antes de aceptar

Quiero mi ebook